Michael Beasley vuelve a empezar, llega a los Heat por un año

Tras un verano lleno de polémica su futuro ha dado un giro inesperado, los Heat le dan una oportunida única

Cualquiera que haya seguido la trayectoria de Michael Beasley en el que ha sido un verano negro para el ala-pívot, nunca hubiera apostado a que a estas alturas de la temporada le surgiera la oportunidad que le ha surgido. Miami Heat ha llegado a un acuerdo con el polémico jugador, el acuerdo es por un año y obviamente no garantizado, y sólo se hará efectivo si supera el training camp de los Heat, tras ser cortado por los Suns con los que tenía un contrato garantizado y un salario de cerca de $ 8 millones por temporada, el futuro de Michael Beasley en la NBA, parecía que emepezaba, pese a su corta edad, a tocar a su fin. Pero la fortuna ha llamado a su puerta, y el proyecto del threepeat floridano tendrá a una pieza que podría ser fundamental para revalidar el anillo. Ahora bien ¿a quién fichan los Heat? la figura de Dr. Jekyll y Mr. Hyde se ajusta perfectamente a este jugador al que una mala cabeza le ha apartado del camino que cuando fue elegido en el pick #2 del draft de 2008, parecía destinado al éxito. Drogas, alcohol, armas, escogió el mal camino, un mal camino que ahora, al igual que le ocurre a su nuevo compañero Greg Oden, con el que podría formar una pareja interior de las más dominantes de la liga, puede abandonar para volver a ser el jugador que deslumbró en High School y que destrozó récords en su único año en la NCAA. Michael Beasley, Dr. Jekyll y Mr. Hyde, Miami y Pat Riley se la juegan, si sale bien, podría ser una operación redonda.

Michael Beasley aterrizaba en la NBA en el verano de 2008, tras un paso fugaz por la NCAA donde jugó en la Universidad de Kansas State, donde promedió la friolera de 26.2 ppp y 12.4 rpp, rompiendo además un récord como fue el de mayor número de doble dobles conseguidos por un jugador en su año rookie, que hasta el momento estaba en posesión, nada menos, quede Carmelo Anthony. Tras muchos rumores antes del draft donde junto a Derrick Rose, era un claro candidato al pick #1, Beasley fue escogido en la segunda posición, por los Miami Heat, y desde ese mismo momento, empezaron sus problemas, el jugador con muy malos hábitos fuera de la cancha empezó a escribir su leyenda negra ya en el mismo Programa de Trasnsición que la NBA ofrece a los novatos de la liga.

Junto al que iba a ser su compañero de equipo Mario Chalmers, Michael Beasley organizaron una fiesta en el hotel en el que estaban alojados todos los rookies, fiesta, en la que al parecer habían mujeres y lo más preocupante y que empezaba a ser una lastre para este talentoso ala-pívot, marihuana. Todo ello salió meses más tarde cuando se supo que además los Heat obligaron al jugador a ingresar en un centro de desintoxicación para tratar su adicción a las drogas. Todo quedó ahí pero Beasley empezaba su cuesta abajo. Al finalizar la segunda temporada donde no cumplió con sus expectativas Beasley acababa siendo traspaasado a Minnesota Timberwolves.

Su etapa en los Wolves no empieza con buen pie, y tras un primer año donde no cumple con las expectativas pero en el que deja destellos del gran jugador que lleva dentro, pero fuera de la cancha sus problemas empezaban a tomar un giro peligroso. Finalmente los Wolves deciden prescindir de él, y firma un gran contrato con Phoenix Suns, tres años garantizados y $ 18 millones hacen que Beasley esté ante una gran oportunidad para retornar al buen camino, pero nada de eso. Las palabras pronunciadas durante su acto de presentación quedaron en nada "me he dado cuenta que 10 minutos de sentirme bien, no justifica que ponga en riesgo mi vida, mi carrera y mi legado como jugador" decía Michael Beasley en su presentación. Pero sólo fueron palabras, su ficha policial iba incrementando al mismo nivel que descendían sus prestaciones en la cancha, siempre coincidían sus incidentes policiales con épocas fuera de la temporada, lo que hacía que pasaran algo más desapercibidas.

Así durante el último lock out, protagonizó un lamentable incidente al enfrentarse con una persona del público en uno de los partidos de exhibición que se disputaban donde estaba presente también Kevin Durant. Actualmente se encuentra sometido a investigación por una supuesta agresión sexual, la gota que colma el vaso fue la última recaída con las drogas que se producía hace escasas semanas y a la que había que añadir un delito de conducción temeraria, incidentes con arma, conducir un vehículo sin matrícula, son sólo una pequeña muestra del lado oscuro que la llegada de Michael Beasley a Miami puede suponer.

Pero Michael Beasley tiene otra cara, y es la cara que quiere sacar a relucir Miami Heat, con una oportunidad que no puede dejar escapar. Tras su primera etapa en los Heat, el equipo de Florida, sabe perfectamente el tipo de jugador que llega a los vigentes campeones. Un vestuario veterano con hombres como Lebron James, Ray Allen o el propio Dwyane Wade, a buen seguro que se ocuparán de atar en corto a un jugador que todos saben que puede darle mucho a un equipo que, recordemos, lleva ganados dos anillos consecutivos y busca el three peat esta temporada.

Eso es lo que los Heat buscan con Beasley, al rookie que promedió 13.9 ppp y que salió escogido dentro del quinteto de los mejores rookies de la temporada, los Heat contratan al pick #2 del draft de 2008, quien además formará pareja interior con el pick #1 del draft 2007 Greg Oden. Refuerza de esa manera la posición que peor tenía cubierta en su "roster" y lo hace con dos jóvenes jugadores que estaban destinados desde sus inicios a marcar toda una época en la NBA.

Un hombre se antoja clave en la integración de Beasley en Miami, y ese no es otro que su antiguo compañeros de juergas Mario Chalmers, los Heat tienen en Chalmers el ejemplo de jugador que ha sabido dejar de lado sus malos hábitos, lo que le ha valido para convertirse en una pieza fundamental en el equipo, y que debe ser el espejo en el que Michael Beasley se debe inspirar si lo que realmente quiere es relanzar su carrera.

Así es Michael Beasley, Dr. Jekyll y Mr. Hyde, según la versión que decida ofrecer en Miami puede reconducir su carrera o acabar de enterrarla definitivamente. Pat Riley sabe lo que se juega en este fichaje y es consciente que si la doble apuesta Beasley-Oden le sale bien, puede acabar fraguando, entonces sí, una auténtica dinastía en la liga. Eso sí, el colegio de psicólogos de los Heat se está frotando las manos, con el trabajo que de golpe les puede entrar.



Mi apuesta personal, considero una apuesta arriesgada el fichaje, pero se trata de un riesgo más que controlado. Contrato mínimo, no garantizado y condicionado a superar el training camp. Si sale bien lo que puede ofrecerle la dupla Beasley-Oden a Miami, los puede meter en una nueva dimensión.

Y TÚ ¿QUÉ OPINAS? ¿CÓMO VALORAS ESTA APUESTA DE LOS HEAT, LES AYUDARÁ A LOGRAR EL THREEPEAT? DEJA TU OPINIÓN COMENTANDO LA NOTICIA, O BIEN HAZLO VÍA TWITTER.

Comentarios recientes