¿Es Orenga el seleccionador correcto?

La selección afronta su segunda derrota del torneo y comienzan las dudas sobre este equipo

En el primer partido de la segunda fase, España ha caído frente a la selección griega por 79-75. Una de las claves ha sido el tema de las rotaciones, con 2 faltas en el primer cuarto de Marc Gasol, el interior ha continuado en pista y ha acabado haciendo la tercera, que nos ha condenado. En vez de reconocer tal error, Orenga dijo luego en rueda de prensa que "habría que mirar cuidadosamente como fue esa tercera falta". Ni con problemas por las faltas tiene minutos un Xavi Rey que, en el dia de hoy porque aún tiene solución, pero metidos en eliminatorias a un partido, cualquier problema con Marc lo podemos pagar muy caro.

Marc Gasol FOTO: Fiba Europe

Orenga es un entrenador que únicamente ha entrenado a un equipo 'senior' en su trayectoria como técnico, pero fue cortado al poco tiempo de anunciar que era entrenador del Estudiantes. Esa falta de experiencia es el primer factor en contra del seleccionador español. No es lo mismo la base que los 'mayores', claramente. Y tampoco lo es ser el segundo entrenador de un equipo y, de repente, pasar a ser el principal, con todos los cambios que ha tenido este año la selección.

Otro aspecto que sorprende en Orenga es su manera de distribuir el tiempo de los partidos entre sus jugadores. Abusando en exceso de su mejor hombre y no aprovechando todos los recursos que tiene en el banquillo. Lo llevamos viendo durante el campeonato, pero en el partido contra Grecia ha sido escandaloso. Aguantando con dos faltas a Marc Gasol en pista, teniendo recambio en el banquillo para él. Luego pasa que la confianza "dada" a Xavi Rey, tenga los frutos que tiene, cuando la situación requiere utilizarlo.

Otro interior que podría abrir espacios o jugar con el 'center' que esté en la cancha es Germán Gabriel. El jugador con mejor juego de pies de los interiores y que prácticamente no goza de oportunidades para demostrar ni para ayudar a la selección. También hay que mencionar el caso de Víctor Claver, que ayer se salvó de la quema, pero es un jugador al que se le pedía un paso adelante y de eso nada. Pues Orenga si que parece que estuviera viendo que pudiera explotar en este torneo, si no, no se explica los más de veinte minutos que ha llegado a jugar Claver en algún partido, que nada más ha anotado 3 puntos. Más tarde, Orenga rectificó, pero lo dicho, ayer fue un especialista reboteador el valenciano, aunque la anotación tendría que haber sido más alta.

En ataque, habría que buscar más alternativas que no involucraran siempre a Marc Gasol. Él es nuestro hombre más importante, pero la calidad de los demás también es muy alta. Las defensas rivales ya conocen formas para parar al mejor defensor del año en la NBA, por ello, se debería tomar otra actitud, la de vamos a tirar de equipo para sacar esto. Que hay jugadores que atesoran una calidad impresionante, sin que tengan el nombre que tienen otros en el mundo del baloncesto.

El ayudante de Scariolo estos años atrás fue Orenga, lo que le dio experiencia con este grupo de jugadores, pero tal vez no era el mejor momento para llevar a Orenga a un Eurobasket como 'head coach'. Al itlaiano también le llovieron las críticas por sus rotaciones durante los partidos, por haber llevado a jugadores que apenas aprovechaban sus oportunidades y, además, por el estilo de juego que tenía aquella selección cuando se juntaban en pista dos interiores.

Habiendo pérdido este verano a Navarro, Pau, Felipe o Ibaka, la gran baza de Orenga para hacerse con el oro es Marc Gasol. Las demás selecciones saben eso e intentan anularle a cada partido. Ya ha habido dos que lo han conseguido medianamente y se han llevado la victoria. Veremos de lo que somos capaces de aquí en adelante, pero lo cierto es que no tenemos que depender tanto de Marc, pues otros jugadores también se merecen estar ahí y nos aportarían más variantes al juego español. El próximo rival será Finlandia, momento para reencontrar sensaciones que nos hagan mejores de cara a las próximas duras citas.



Comentarios recientes