Pat Riley busca construir una nueva dinastía con los Heat

La renovación de los Heat es un hecho y si la apuesta sale bien, será un golpe de maestro

Pat Riley ha vuelto a dar una lección de como fichar "bueno, bonito y barato" en las últimas semanas al resto de equipos de la NBA. Con las incoroporaciones en la pintura de Greg Oden (número 1 del draft 2007) y Michael Beasley (número 2 del draft 2008) los Heat rejuvenecen su "roster" además de reforzar las posiciones que más necesitaba hacerlo. Si la apuesta con estos dos problemáticos jugadores sale bien, Pat Riley y los Heat pueden convertirse en toda una dinastía de la NBA.

FOTO: SportsIllustrated.com

Miami Heat, vigente campeón por dos años consecutivos y con una estructura ósea del equipo más que consolidada ha apostado por dos de los jugadores que en su día llegaron a la NBA a hacer cosas grandes, pero que por una serie de cirscunstancias no han llegado a explotar como todo el mundo esperaba de ellos.

El primero de todos fue Chris Andersen, el pájaro de la NBA, más famoso por sus tatuajes (tiene el 75% de su cuerpo tatuado) que por su juego, practicamente aéreo. Llegó en diciembre para reforzar la escasa potencia interior del roster de Miami, ya que jugaban sin un `center´ consolidado. Una apuesta arriegada decía, pero Riley sabía que no tenían nada que perder, ya que si no cumplía seguían teniendo un flojo juego interior. Pero vaya si cumplió, dando un recital en playoffs cumpliendo a la perfección el papel que le ofreció Spoelstra. Claramente Miami salió ganando con la contratación de "Birdman" y su juego aéreo.

Este verano, estaba en la agencia libre el que en su día llegó como numero uno del draft de 2007 seleccionado por Portland Trail Blazers, Greg Oden. Esta si que era una apuesta arriesgada, un jugador que prácticamente no ha jugado nada en estos últimos seis años debido a su grave lesión de rodilla, que le ha tenido fuera de los terrenos de juego y haciendo de su carrera un auténtico calvario.

Un jugador que llegó con la condición del ´center´más dominante de la NCAA, con una prometedora carrera por delante, pero que a las primeras de cambio fue lastrada por una terrible lesión. Al parecer ya está físicamente mejor, sus rodillas están rejuveneciendo y están dejando de darles problemas. Pero todo se verá en la hora de la verdad, es decir, cuando comience la temporada 2013/2014 y pueda demostrar al mundo el porqué de su elección en el nº 1 de ese draft de 2007. Como el experimento le funcione a Riley y a los suyos, que el resto de equipos empiecen a temer más todavía a los campeones, porque Greg Oden puede ser la guinda al pastel de un roster de jugadores temible.

La gota que colma el vaso de las incorporaciones de los Heat la protagoniza el señor Michael Beasley, hace poco cortado por Phoenix Suns debido a su terrible adicción a las drogas. Un claro ejemplo de talento malgastado, un jugador elegido en la posición nº 2 del draft por Miami Heat en 2008, que ha hecho más ruido fuera de las canchas que dentro de las misma. Llenando más portadas por sus escándalos que por partidos para el recuerdo. Así es Beasley, un jugador con una calidad espectacular pero con una cabeza nula, y tener la cabeza amueblada amigos, es imprescindible para el deporte.

¿Cómo le saldrá la jugada a Miami? La respuesta está en el aire, eso lo comprobaremos a lo largo de la temporada. Y la situación es bastante parecida a las anteriores, es un jugador que viene para aportar, y ya se encargará el capitán Wade y el Rey LeBron para darle un toque de atención a esta "cabeza loca".

Pues yo creo que Miami sigue teniendo todas las papeletas para volver a llevarse el campeonato, como viene haciendo desde dos años atrás, ya que LeBron únicamente tiene en mente el tercer anillo, una nueva meta para él y los suyos. Veremos como transcurre el curso baloncestístico 2013/14 y si mi pronóstico se hace realidad.

Escrito por: Francisco Florit, sígueme en @iResultadosNBA

Comentarios recientes