España: el comienzo de un reto que ya consiguieron los serbios

Serbia, llamándose Yugoslavia, fue la última en conseguir tres Eurobasket consecutivos

El destino es caprichoso y ha querido que la España más dudosa de los últimos años llegue a este momento del campeonato, en el que se decide todo, en el que perder supone despedirte del sueño de hacerse con el cetro europeo, y que el rival a batir sea Serbia. Una de las dos selecciones que ha conseguido tres Eurobaskets consecutivos y la última en hacerlo, justo el reto de España al comienzo del torneo. Para más inri, el primero de esa serie de tres lo obtuvo al vencer a la selección española en la final del campeonato de 1973, celebrado en nuestro país. Nosotros podríamos conseguir el que cierra la cuenta de tres contra ellos como primeros rivales del todo o nada. Además, hablar de Serbia en estos instantes es, para cualquiera de nosotros, tener en el pensamiento el triple que nos enchufó Teodosic desde muy lejos y que acabó con nuestras esperanzas de revalidar el mundial. Hoy la historia cogerá el parqué de Ljubljana como papel y las selecciones como boli, y seguirá escribiendo el sitio al que pertenece cada uno.

España plata en el EurobasketFOTO: facebook.com

La historia de la selección serbia se puede dividir en tres partes, según el nombre y la extensión del territorio. Hasta 2003 fue la temible Yugoslavia, más tarde se constituyó Serbia y Montenegro, hasta el año 2006 que pasó a ser Serbia únicamente. En lo que a baloncesto se refiere, Yugoslavia era realmente temida por los nuestros, ya que un enfrentamiento contra ellos suponía, en la mayoría de las ocasiones, salir derrotado de ese partido. Si juntamos JJOO, Mundobaskets y Eurobaskets, tenemos que de 27 choques, 23 fueron para los yugoslavos y tan solo 4 vinieron de nuestra parte (contando con la gran victoria en los Juegos de Los Angeles en 1984, que nos colocó en la final contra USA).

Siguiendo con la misma tónica, nos hemos enfrentado a Serbia y Montenegro en 3 ocasiones en dichas competiciones y ya fuimos partícipes de que la disolución de Yugoslavia hizo mucho daño a su baloncesto. De esos 3 enfrentamientos, 3 victorias españolas, no conocimos la derrota contra ese combinado. Distinta es la historia frente a la "nueva" Serbia, ya sin Montenegro, que nos ha ganado 2 veces y 2 veces ha perdido contra nosotros, hoy se dará el desempate a esa estadística.

Una de las atracciones de este partido es ver como el aspirante intenta hacerse un hueco en la historia, a costa del último que consiguió tal hito. Este objetivo no es otro que el de ganar tres Eurobaskets consecutivos, cosa que ya hizo la antigua Yugoslavia en 1977. Casualmente, el primero de sus Europeos lo consiguieron en 1973 contra España y en nuestro país, además de enfrentarnos en cada uno de esos tres torneos contra ellos, siempre con el mismo resultado, victoria yugoslava.

Nos remontamos a ese 1973. Era nuestro Eurobasket y eso nos dio un plus, como se demostró en victorias frente a selecciones de la talla de Italia, Francia, Grecia o la todopoderosa URSS. Nos metimos en la final contra los yugoslavos y ahí ya fue otra historia. Ya nos derrotaron en primera ronda, Barcelona fue testigo de ello, como también lo sería de la superioridad yugoslava frente a los nuestros en la final. 67-78 fue el marcador final que mataba los 22 puntos del nacionalizado Wayne Brabender y los 10 de Francisco Buscato y de Clifford Luyk. Por aquel entonces, Yugoslavia empezaba un camino hacia la gloria, el mismo que hoy intentará empezar a culminar España.

España vence a YugoslaviaFOTO: facebook.com

11 años después, en 1984, se celebraron los JJOO en Los Angeles. La fenomenal selección española de 'Epi', Corbalán, Fernando Martín y compañía llegaba con tan solo una derrota, frente a Estados Unidos, a las semifinales del torneo. Yugoslavia, con un jovencísimo Drazen Petrovic, iba invicta a la cita, 6 de 6 para ellos. Sin embargo, ese combinado español estaba tocado por los dioses y acabamos con los peligrosos yugoslavos por 74-61. Fue inmensamente grande la gesta, que sigue siendo uno de los mayores triunfos de la selección. USA, con Jordan a la cabeza, nos esperaba en la final, mandándonos directos a la plata Olímpica. No obstante en esos Juegos fuimos nosotros los grandes triunfadores del torneo. Jose María Margall, Andrés Jiménez y como no 'Epi', fueron los máximos anotadores de nuestra selección con 16, 13 y 12 puntos respectivamente.

El siguiente duelo que ha marcado al baloncesto de nuestro país tiene un protagonista en especial, Milos Teodosic. Fue hace tres veranos cuando estábamos confiados en hacer algo grande, revalidando el título mundial. En cuartos (como hoy) se cruzó en nuestro camino Serbia, que nos propuso un partido duro en el que casi todo el tiempo íbamos a remolque. En los minutos finales parecía que se nos escapaban, pero ahí estaba la casta de los nuestros para llegar a empatar el partido con un mate de Marc Gasol a falta de 25 segundos para la conclusión del encuentro. Entonces hubo tiempo muerto en la pista. Sacaba Serbia de banda desde la mitad de la pista, recibe Teodosic, amasa la pelota todo lo que puede y más, con Llull defendiéndole. Garbajosa decide cambiar su emparejamiento con Sergio y Teodosic empieza a encarar. Faltaban 3.1 segundos cuando el serbio elige lanzar un triple desde 9 metros (en un partido que llevaba 2 de 8 en triples) y lo encesta. Con una jugada por delante, España hace algo inexplicable. El balón empieza en las manos de Garbajosa y acaba rebotándole en el pie a Savanovic. Fin del encuentro, 92-89 para los balcánicos y una gran decepción de la selección española en ese Mundial de 2010 que acabaría sexta.

Hoy se jugará en Ljubljana el partido en el que ya no se admiten los errores. Los cuartos de final ya están aquí y España debe corregir sus errores si quiere conseguir la gesta de la que pueden presumir los serbios. La triple corona consecutiva se empieza desde este punto de partida. Ganar o "adiós" al título Europeo. Sin Teodosic de por medio, hay que cuidar a Marc Gasol en especial y que todos los jugadores españoles estén involucrados en la causa, concentración y confianza, somos los dos últimos campeones de Europa, la selección que puso contra las cuerdas a la versión "mala" del Dream Team en unos de los mejores partidos de la historia del baloncesto. Contra los serbios la historia no está de nuestra parte (sobre todo en su etapa como Yugoslavia), pero es hora de cambiar esa tendencia y vengarse de lo ocurrido en el Mundial de 2010. A las 17:30 no hagan planes, la gesta de la tercera corona Europea consecutiva da su verdadero comienzo. Coger aire y paciencia hasta la hora marcada, algo grande puede suceder en Eslovenia.

Comentarios recientes