España tira de coraje para plantarse en semifinales

Esta selección no ha ilusionado con su juego durante el campeonato, pero pasamos a semifinales apalizando a los serbios

La selección española certificó su pase a cuartos de final del Eurobasket con tres derrotas en su haber. Mala imagen de los nuestros, que no paran de acumular dudas. Cierto es que nuestros mejores hombres de los últimos tiempos no están, pero seguimos teniendo una plantilla apta para las medallas, y más en este Eurobasket en el que ningún equipo trae sus mejores armas (o por lo menos, no a todas). Las excusas no pueden existir con este grupo, más bien, no deberían estar ahí ni siquiera esas dudas. Perdimos contra Grecia y a la conclusión de la segunda fase acabó última del grupo y fuimos la única victoria de los italianos en esa segunda fase. En la plantilla hay recursos de sobra para paliar diferentes problemas, pero hay que usarlos. Por el momento seguimos en la pomada, con las mejores sensaciones de todo el torneo y frenando a una Serbia de una forma contundente.

España-SerbiaFOTO: Fiba Europe

La selección vuelve a ganarse el respeto de todos con el gran partido de cuartos que ha realizado. Serbia no ha tenido ninguna oportunidad, ni la más mínima, contra un combinado español que ha salido enchufado. Ese cambio necesario para avanzar en el torneo ha quedado patente hoy. Se ha visto un bloque en el que todos los jugadores estaban involucrados y se creían importantes dentro de la pista, Aguilar, Rey, Llull o Claver, con más o con menos acierto, han aportado en sus participaciones durante el partido. Otros jugadores como Ricky o Rudy han estado brillantes, como Sergio Rodríguez, pero tienen que mantener ese nivel.

España ha estado desde el 1997 en las semifinales de cada Eurobasket que ha disputado, desde entonces que no hemos perdido en cuartos. Nuestro verdugo fue la selección rusa que nos ganó por una diferencia de 3 puntos. Seguimos con esa inercia positiva, pues no nos podíamos permitir el mismo fracaso que ya supuso perder contra los serbios en cuartos del Mundial de 2010. A esta selección aún le quedan fuerzas y ganas para continuar haciendo historia, solo hace falta encajar bien las piezas del rompecabezas y Orenga no lo estaba haciendo.

De hecho, en los 3 últimos Eurobaskets (España 2007, Polonia 2009 y Lituania 2011) la selección española ha conseguido medalla, y no solo eso, sino que llegó hasta el partido más prestigioso del torneo en las 3 ocasiones, la final.

Observando los gestos del partido, solo se necesita ver la cara de Ivkovic justo antes del descanso (con el triple de Aguilar), para entender como ha ido el partido. Por otro lado, se ha visto una España con mucha más ambición que en otras ocasiones, muestra de ello es el gesto de rabia de Marc Gasol cuando, después de una canasta nuestra e ir dominando el partido, el de Sant Boi pedía seguir defendiendo y aumentar la ventaja, el objetivo de hoy no era ganar, era disipar dudas y machacar, demostrar quienes somos y porqué estamos aquí.

Claramente, las bajas de este año eran más que importantes, pues en el camino se han quedado los dos mejores jugadores de la historia española, Juan Carlos Navarro y Pau Gasol. Pero a esta selección aún le quedaba para dar guerra y en este Eurobasket no ha sido así ni mucho menos (a excepción de este partido). El principal problema de la selección no ha sido otro que algo tan simple como las rotaciones. No puedes tener a tu mejor jugador jugando más de 30 minutos en cada partido desde el principio, los serbios sí que han sabido dosificar a Krstic, aunque al final no haya dado el resultado esperado. Más descanso a los jugadores decisivos y dar confianza a los que salten al parqué. De eso no ha habido en la selección, ya que no lo ha sabido gestionar Orenga, pero aquí estamos, en semifinales.

Contrariamente a lo que hemos visto durante el Eurobasket, hoy si que hemos visto sentado más de una vez a Marc Gasol, sacando a un Xavi Rey que no se ha amedrentado contra Krstic. Cierto es que las faltas del mediano de los Gasol ha precipitado esa situación, pero ya vimos como aguantaba Orenga al pívot en pista con problemas de faltas. No por el partido de hoy se van a disipar todas las dudas ni todas las críticas, o no deberíamos si queremos que todo salga bien. Ese problema está presente y para conquistar el Eurobasket hay que ganar 2 duros partidos más.

Ahora, la duda es saber cuál ha sido el motivo por el que la selección no haya hecho esto antes. Todos sabemos de la calidad de estos jugadores, pero no nos la estaban mostrando. También cabe preguntarse de quién es la clave de la reacción española. ¿Cuánta culpa de la reacción tiene Orenga y cuánta los jugadores?. El caso es que todos se han conjurado para tratar de ir a por el campeonato y Orenga (lo ha tenido muy fácil) ha hecho esas rotaciones necesarias, ya que no hubiera sido tan extraño ver a Gasol en pista con 30 de ventaja en el marcador, visto lo visto en el torneo.

Seguiremos confiando en los nuestros, además de que hoy se lo han ganado. Ellos nos hacen soñar con cada torneo veraniego y con sus actuaciones en sus equipos durante la temporada. Este partido invita al optimismo, de una manera bastante fuerte, pues yo creo que poca gente creía posible ganar holgadamente, incluso alguno habría dado el partido por perdido antes de haberlo empezado. Pero el deporte es maravillos -sobre todo si te sonríe a tí- y de estos chicos te puedes esperar de todo. Por ello, esperemos que no haya sido flor de un dia y que nos dejen ver todo el baloncesto que llevan dentro nuestros jugadores. Confiemos, la gloria está más cerca.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes