España se lleva el bronce de Eslovenia

La selección consigue su sexto metal, en los europeos, en lo que llevamos de siglo XXI

España es medalla de bronce en Eslovenia, con otro claro triunfo sobre Croacia. Las ganas de demostrar lo que valen algunos de nuestros jugadores, junto con las de hacerse con el bronce, han llevado a nuestra selección a un nuevo metal. El marcador final mostraba la superioridad de los nuestros, que encontraron a Bogdanovic como la esperanza croata, pero le supimos secar en la segunda parte y España venció por 92-66.

España-CroaciaFOTO: Fiba Europe

Salieron muy motivados los nuestros, pero Croacia se sentía cómoda en ataque sobre todo gracias a Bogdanovic. En el primer cuarto, España ponía ya tierra de por medio con un parcial de 14-4, pero se acercaban los croatas con un triple de Rudez totalmente solo, debido a un mal ajuste en nuestra defensa, pero dos triples de Llull mantenían cierta distancia en el marcador, que al final del primer cuarto era de 23-18.

El segundo cuarto empezaba con Marc en el banquillo y el base del Madrid en pista. Tras un pase del 'Chacho', canasta y tiro adicional (que erró) Xavi Rey. El siguiente ataque de los nuestros y otra asistencia (que no aprovechó) del base a San Emeterio, quendando claro el gran estado de forma que ha tenido Sergio Rodríguez en este Europeo. Errática Croacia en este segundo cuarto, con muchas pérdidas. Pero más fallona estaba nuestra selección que hacía ataques fluidos, pero sin encontrar el aro rival. Bogdanovic, otra vez, ponía el 27-25 con un triple a falta de 5:30 para acabar el segundo cuarto y... Lo volvía a hacer en un ataque con triple fallado por los croatas, pero el rebote ofensivo de Luka Zoric prolongó la ofensiva que balcánica que terminó como el anterior ataque, triple de Bogdanovic y 1 arriba para Croacia.

Los nervios hacían mella, tiempo muerto y a la salida ataque trabado para la selección que encontró en un triple de Llull la respuesta. Croacia tampoco se sintió cómoda en su ataque y de nuevo Llull anotaba al contraataque una bandeja. A partir de ahí, tiempo muerto e intercambio de canastas por parte de ambos equipos. Con Ricky demostrando su mejoría en el tiro (está mucho más seguro de su lanzamiento que nunca) y Claver anotando con pasmosa facilidad, 11 puntos para él al término de la primera mitad. A falta de 5" para el descanso, Draper anotaba una canasta de dos, pero un sensacional Llull metía un triple sobre la bocina, que valía más de tres puntos, la celebración lo dice todo. Después de una buena preparación para él, en el torneo ha estado desaparecido inexplicablemente.

Ricky, pero sobre todo Llull y Claver han sido los nombres propios de este segundo cuarto para España, dos jugadores que no han sido demasiado importantes para el equipo durante el torneo, pero que en este partido es donde se está viendo que con confianza, todos nuestros jugadores pueden aportar, empujar y sostener a España en el partido, no solo Marc o Rudy. Cuestión de dar importancia a la labor de cada uno, con minutos y apoyo, algo que no han visto los jugadores durante el torneo. ¿Alguien se ha preguntado cómo se sentiría Xavi Rey al ver que, con dos faltas en el primer cuarto, Marc no salía del campo?, Rey sabrá las infinitas diferencias entre él y Marc, pero de esta forma se le está diciendo que poco puede aportar al grupo en la cancha. Algo que, en ese momento del partido, cuando queda tanto para el final, es innecesario hacer.

Al descanso 47-36 para los nuestros, con un Bogdanovic que ha acabado la primera parte con 19 puntos, a pesar de haber cometido 2 faltas personales en los primeros minutos del partido, algo que se tenía que haber leído correctamente e intentar haberle provocado la tercera, ya que este tipo de detalles inclinan partidos de un lado o de otro. Y más cuando de los 36 puntos de los croatas, más de la mitad son de Bogdanovic.

Empezaba el tercer cuarto y las mismas sensaciones que al principio, algún que otro desajuste defensivo español, que benefició una 'bomba' de Ukic, y una buena fluidez en el aspecto ofensivo que propiciaba un gancho de Marc y un triple de un Llull, al que se le ha visto especialmente motivado, con muchas ganas de demostrar quién es. A la siguiente defensa, robo de España y el primero que sale a la carrera no es otro que Sergio Llull, que consigue un genial mate.

Una mejor defensa sobre Bogdanovic hizo que en todo este cuarto no consiguiera ninguna canasta más. Por otro lado, Rudy cogió el testigo de Llull en el partido y, con un triple y el Alley-oop nuestro de cada partido (ya con Sergio en el banquillo), llevan el 61-47 al marcador.

En el último cuarto hemos visto la imagen curiosa del partido, cuando Pablo Aguilar salía al contraataque y al querer dar el balón a Llull se lo daba con el pie, sin ser su intención, obviamente. A falta de 8 minutos para el final, Luka Zoric cometió la quinta falta y se iba al banquillo eliminado. Marc Gasol, a la chita callando, anotaba una canasta más y dejaba el marcador en 69-53. Aportación de los "secundarios" del equipo, triple de San Emeterio, bandeja de Llull y tiros libres de Claver, de los que solo anotaba uno.

Al final, 92-66 y un juego de equipo, en cuanto a la participación de los jugadores, que nos hubiera gustado ver en ciertos momentos del torneo. Somos medalla de bronce y hay que disfrutarla como se merece. Este es el sexto metal que se cuelgan los nuestros de siete posibles, en lo que llevamos de siglo XXI. Lo que ha conseguido esta selección es increíble y este Eurobasket no empaña toda esa trayectoria.

De estos partidos hemos tenido muchos durante el campeonato. Encuentros en los que siempre andábamos por delante en el marcador y al final se convertía en una paliza de los nuestros. ¿Porqué Orenga no ha planteado este partido, respecto a las rotaciones, en otros choques pasados?, hubiera dado más confianza a los jugadores menos importantes, aún así, Marc 35:27 minutos en pista, no se entiende. Y más teniendo a un jugador que no resta en el banquillo, como es Germán Gabriel, y al que solo le da Orenga los dos últimos minutos del partido contra Croacia. En el primer balón que toca, gran movimiento y canasta más tiro libre adicional. En el siguiente ataque un triple. Parece una locura que no se haya utilizado a este jugador más en el torneo, pudiendo dar descanso a otros con buenos minutos de juego.

De cara al Mundial del próximo año, que se celebrará en nuestro país, no podemos dar esta imagen de estar unos dias arriba y otros abajo. Necesitamos más regularidad y plantar cara a los equipos rivales en los finales apretados, y para ello es necesario un cambio en el banquillo, que aporte ideas útiles y sepa administrar esos finales.

En este Eurobasket se han visto las grandes carencias de Orenga como entrenador, suficientes para que no siga al frente del combinado español el año que viene. La falta de rotación y saber aprovechar al máximo todos tus recursos es una tarea en la que Orenga suspende, de principio a fin de campeonato. Además de que tácticamente, otros entrenadores pasan muy por encima de él. No encuentra respuesta en muchas situaciones a los problemas que un partido te va poniendo, durante su transcurso. Y no transmite confianza ni a los jugadores ni a la afición.

Una de las pruebas que nos hacen ver la mala gestión de los partidos de Orenga, es el gráfico que os mostramos a continuación. En él se ve como la selección española no ha conseguido ganar ningún último cuarto ni ninguna prórroga de los partidos que hemos perdido. Cosa que hace indicar las malas rotaciones y la forma de plantear los partidos por parte del seleccionador español, en los que el desgaste por parte de los nuestros era importante.

Gráfico último cuarto/prórrogas EspañaFOTO: Twitter

La FEB debe ponerse ya ha trabajar, porque solo queda un año para nuestra cita, en la que del combinado español se esperará únicamente que llegue muy lejos y no se aceptaría que tuviésemos 4 derrotas, como ha pasado en este, al término del campeonato. De momento lo dicho, hay que celebrar este tercer puesto ante todo, pero sin olvidar que el tiempo de maniobra es realmente corto para el objetivo que tratáremos de conseguir en 2014. Enhorabuena a la selección española, que no acaba mal en Eslovenia, y esperemos que trabajen duro para conseguir que el logro del año que viene sea mayor que el de este, que a nadie se le olvide, seguimos haciendo historia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes