El CB Valladolid será equipo ACB

En la ciudad Pucelana ha encontrado, sobre el límite, la forma de no perder la categoría

La afición del CB Valladolid ha sufrido mucho por su equipo este verano, ya que en el club vallisoletano no han tenido claro si el proyecto que tenían en mente podría salir adelante o no, debido a la poca viabilidad del club. La dimisión del presidente, después de estar solo 2 meses en el cargo, la falta de 'sponsors' y la deuda acumulada durante estos años atrás ha hecho que peligrara la calidad de la liga y que volviésemos a tener una ACB de 17 clubes. Finalmente, el proyecto hecha a andar y en Valladolid están formando una plantilla de manera 'exprés', con alguna irregularidad, y con Marzo en mente, que es cuando tienen pensado que ya no haya ningún impago en la entidad.

Ricard CasasFOTO: facebook.com

No corren tiempos amables para el CB Valladolid. El equipo Pucelano llegó al final de la pasada temporada sabiendo que debía dinero a jugadores y trabajadores de la entidad baloncestística, lo que no sabían todos era la cantidad que adeudaba el club. En ese contexto se nombró presidente a Mike Hansen, pero no duró mucho en el cargo. Los 2 meses que tardó en darse cuenta que las deudas ascendían a 7 millones de euros, una cantidad que para un club como el vallisoletano es muy difícil de solventar, al no tener los recursos ni la imagen que tienen los dos futboleros, por ejemplo.

Al conocer el grado de los problemas que atesoraban al Valladolid, Hansen no se lo pensó dos veces. "Para crear deuda, que no cuenten conmigo", decía el ex presidente tras su dimisión. Que acompañó con una frase que define lo que ha sido el club estos últimos años, a lo que la ACB no ha puesto ningún tipo de límite a sus acciones, pues dijo que "se ha vivido por encima de las posibilidades del club".

El problema va más allá, porque las ayudas que debe obtener no las encontrará en su ciudad, ya que en estos tiempos no es aceptable gastar demasiado y el Ayuntamiento de Valladolid, máximo accionista del club, pondrá el mismo dinero que el que se acordó en su momento, una cantidad cercana a los 400.000 euros. Por ello, la principal vía de ingresos del club Pucelano son los 'sponsors', necesitan patrocinadores para llegar a una cifra que les permita afrontar, por lo menos, toda una temporada en la máxima categoría del baloncesto español sin problemas.

Desde el momento de la dimisión de Hansen, el club quedaba bajo la tutela de la Fundación Baloncesto Valladolid, que tenía que poner soluciones inmediatas a la situación por la que pasaba (y sigue pasando) el CB Valladolid. Pero el problema ya no solo quedaba a nivel de club, pues la Asociación de Clubes podía ver como volvíamos a tener una temporada de 17 equipos, con uno que descanse por jornada, si no salía adelante el proyecto vallisoletano. Y es la misma Asociación la que se metió en ese problema, ya que aceptó (inexplicablemente) la auditoría y documentación que les presentó el equipo de Valladolid para inscribirse esta temporada en la Liga Endesa, cuando parecía quebrado el club.

No obstante, desde la fundación han sabido "solucionar" todo este panorama y con la ayuda de algunos patrocinadores, parece ser que pueden seguir adelante con el proyecto. Juan Vela, presidente del patronato, es quién está al mando de las operaciones y decidió contratar de entrenador a Ricard Casas, en vez de a Gustavo Aranzana, que es quién indicaba a ocupar ese lugar. Este hecho se debe a que Vela espera que Casas se involucre en la cantera, ya que como dijo en su dia, "yo tenía el proyecto de entrenador y es lo que he elegido. [...] Espero no equivocarme".

En el lado negativo de esta rápida reconstrucción, el club de Pucela no ha cumplido con la normativa de la ACB, pero la Asociación ha sido permisiva con ellos. Concretamente, cada equipo ACB tenía que tener un mínimo de 8 jugadores en plantilla antes del 15 de Septiembre, cosa que el CB Valladolid no cumplía.

En el lado positivo, la esperanza de que todo, como parece, pueda acabar bien para todas las partes perjudicadas. Pues se les ha pagado 1 mes a los directivos del club, de los 9 que se les debe. Además, los jugadores han recibido una parte de la nómina que no han cobrado todavía. Vela asegura que "contamos ya con un millón de euros" y que se espera llegar a los dos millones.

En lo deportivo, aparte del fichaje de Ricard Casas, con el que se intentará contar más con la cantera, se ha fichado a jugadores de Leb Oro como Iván Martínez, procedente del Palencia Baloncesto, y a Suka-Umu, del Leyma Coruña. Otros como Luther Head o Vilhjálmsson llegan de fuera de nuestras fronteras, así como el fichaje estrella por el momento, que es Vasilopoulos, todo un medalla de plata mundialista. Además, mantienen en la plantilla a Antonio Porta, Antonio Izquierdo y a Sinanovic. También participarán con el primer equipo otros tres jugadores como son Arranz, Sarmiento y López. Entre la cantidad de jugadores que han perdido los Pucelanos, algunos fueron tan importantes como el último mejor valorado de la liga, Nacho Martín.

Esa es la planificación del equipo para esta temporada, aunque aún les queda camino por recorrer, como acordar partidos amistosos o seguir fichando jugadores para completar la plantilla. Si todo sale bien, se habrá "parcheado" la imagen de nuestra liga de baloncesto, que parece no preocuparse ni poner solución o límites a los equipos que la componen, para que no se den este tipo de cosas. Sin ningún equipo que descanse y con el CB Valladolid en primera linea de nuestro baloncesto, la ACB no quedará muy mermada de todo este embrollo, que no debe tener cabida en una organización como la Asociación de Clubes de Baloncesto.

Comentarios recientes