El sindicato de jugadores bloquea la aplicación de las pruebas de detección de HGH

El NBPA es quien debe autorizar la aplicación de esta prueba según se estableció en el último convenio

Tras el estallido a nivel nacional del caso Biogenesis, la NBA guardó un silencio que acabó sembrando las dudas sobre el uso del doping entre sus jugadores, la trama de dopaje en un principio se centró sobretodo en la MLB y donde el gran damnificado fue el jugador de los Yankees, Alex Rodriguez al cual le acabaron imponiendo una sanción de 211 partidos. Pero la trama se fue extendiendo y tras hablar el confidente de la operación, el extrabajador de la clínica, Porter Fischer, y apuntar que jugadores de NBA y NCAA también habían utilizado los servicios de la clínica, la liga se vio obligada a dar un paso adelante. Adam Silver, quien será el nuevo comisionado del a liga a partir de Febrero, aseguraba que la liga iba a tratar de establecer los controles de detección del uso de HGH entre los jugadores de la NBA, pero com ya comentábamos en su día, eso es algo que deben autorizar los jugadores a través de su sindicato, y esa autorización a fecha actual, parece muy lejos de poder cerrarse.


FOTO: nba.com

Según informa Ken Berger de la cadena CBS, fuentes de la liga, le han comunicado que la posibilidad de que la NBA implante los controles de detección de HGH, es ahora mismo bastante improbable. El "quid" de la cuestión es bien sencillo. La instauración de este tipo de controles por parte de la liga, no es una competencia que puedan decidir de manera autónoma, sino que para poderlo hacer, deben consensuarlo con el sindicato de jugadores.

Ese acuerdo, se estableció dentro del nuevo convenio que rige en la NBA, el cual, no olvidemos, se firmó en 2011, tras el parón de la liga, por el "lockout" que provocó que la competición no se disputará hasta bien entrado el mes de diciembre. En este marco, el sindicato, pactó con la liga que cualquier novedad en materia de controles antidopaje, debería ser aprobada antes por el NBPA, y es justo en ese punto donde se encuentran las negociaciones.

La NBA, que según un informe de Agencia Mundial Antidopaje, cuenta con un sistema de control del uso de sustancias dopantes, que se encuentra entre los más débiles de todas las ligas profesionales, quiere dar un paso adelante, e implantar las pruebas que permiten la detección del HGH, pero según informaron fuentes de la liga a la cadena CBS, ese acuerdo está ahora mismo, "muy lejos de poder cerrarse".



El caso toma mayor gravedad si tenemos en cuenta que el pacto al cual lleguen debe englobar, no sólo lsa pruebas de detección, sino la política de sanciones que se apliquen, y en ese punto parece que el acuerdo apunta a que será harto complicado. No en vano, la NFL, competición que tiene una política contra el dóping mucho más estricta que la existente en la NBA, ya cerró un acuerdo para la aplicación de esta normativa, pero el asunto de las sanciones disciplinarias, es lo que no les ha permitido plasmarlo en papel todavía.

Con la elección de Chris Paul, como nuevo representante de los jugadores, parece que tienen un interlocutor con el que tratar el asunto. Con una política de control de doping que apenas ha variado desde 1983, en el que los jugadores están sometidos a seis controles durante el año, dos de ellos fuera de la temporada. La instauración de los análisis sanguíneos, que como en el caso de la MLB se practicarían durante los campos de entrenamiento que están a la vuelta de la esquina, parece ahora mismo un avance demasiado arriesgado para una liga, la NBA sobre la que siempre se han levantado dudas sobre el uso de sustancias dopantes.



Feo asunto, y fea solución la que parece que va a tener. La NBA debería dar ese definitivo paso por el cual, su imagen quedara limpia y tratar de reforzar una política antidopaje que esté acorde con lo que es, y que no es otra cosa, que una de las mejores ligas de todo el planeta. Parece que tienen mucho trabajo y muchas reuniones por delante, la liga y NBPA , para llegar al acuerdo, pero el tema parece que empieza a ser prioritario. Y el beneficio del mismo será común para ambas instituciones.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes