Houston Rockets: La consagración de la franquicia espacial

El equipo tejano se ha reforzado para pelear por el dominio de la Conferencia Oeste

Los Houston Rockets están de moda. La franquicia tejana es una de las principales atracciones en el inicio de la temporada 2013-2014 de la NBA, en la que intentará codearse con las principales potencias de la competición estadounidense. Reforzados con estrellas de primer nivel, los Rockets tienen la poderosa intención de pelear por el anillo de campeón, que a priori se antoja delicadamente alejado.

Foto: Rockets.com

La temporada 2013-2014 trae consigo varios nombres propios que monopolizarán las primeras semanas de competición. Los Houston Rockets son una de esas principales paradas del nuevo ejercicio baloncestístico estadounidense. La franquicia de la ciudad espacial está preparada para consagrarse como uno de los mejores equipos de la NBA.

Para ello, Kevin McHale, técnico de los Rockets, posee un roster digno de un serio candidato a hacerse con el Larry O'Brien. En él, el mítico ex jugador de los Celtics cuenta con jugadores de primer orden mundial, que sin lugar a duda, podrían estar formando el quinteto titular de cualquier equipo de la liga. Auténticas estrellas curtidas en mil batallas y convertidas en soldados rojos que bajo la dirección del General McHale lucharán por ganar la batalla de la NBA.

El principal soldado, elevado a la categoría de Teniente Coronel, no podría ser otro que James Harden. La barba más famosa del deporte ha dejado atrás su posición en la plebe baloncestística para pasar a formar parte de la nobleza más excelsa del planeta. El ex jugador de Oklahoma City Thunder vive su segunda temporada al mano de los Houston Rockets, con los que consiguió jugar los Playoffs, estando muy próximo de materializar su particular 'Vendetta' con la franquicia de la ciudad del roble. Harden quiere estar al nivel de los LeBron, Durant, Kobe o Carmelo y para ello tiene la gran oportunidad de su vida baloncestística de la mano del equipo tejano.

El segundo axioma en el que los Rockets basan sus aspiraciones de éxito en esta nueva edición de la NBA es evidente. Dwight Howard. 'Superman', por fin vestido de rojo, es el gran plus de esperanza para la parroquia del Toyota Center, que esperan vivir una infinidad de mates, rebotes y tapones, y si puede ser, tiros libres anotados del ex jugador de Los Angeles Lakers. El pívot no salió con buen pie de la cuna del cine, pero su llegada a Houston bien podría el inicio de una película de superación y éxito, o por el contrario, un film de terror, aunque para otros sea de risa.

En sus últimas declaraciones a la prensa, Howard afirmaba que su intención era la de convertirse en el 'nuevo LeBron'. El 12 de los Rockets quiere mostrar su mejor versión en una franquicia nueva, renovada y con claras aspiraciones de ganar el anillo, como bien hiciese el 'King' con su fichaje por los Miami Heat, con los que ya ha conseguido ganar dos veces el campeonato de la NBA. Howard quiere ser un Howard nuevo, volver a tener el honor de ser el mejor pívot de la liga y por supuesto, hacerse con el que sería su primer anillo.

Todo indica que Howard y Harden se convertirán en una de las parejas de moda dentro del circuito y que sus jugadas conjuntas ocuparán los primeros puestos de los highlights diarios, semanales y mensuales. Pero Houston quiere más. No sólo quiere salir en los vídeos de las mejores jugadas, sino que quiere ocupar las primeras posiciones de la competición y por ello, estos dos jugadores no caminarán solos, como dirían en Anfield Road.

Foto: Rockets.com

La dirección de los Rockets han confeccionado una plantilla en la que se premia a la competitividad y en la que, por supuesto, lo más importante es el bienestar y porvenir del equipo. Chandler Parsons, gran revelación de la temporada pasada dentro de la franquicia tejana volverá a tener un papel fundamental en la pizarra de McHale, quien cuenta con el joven alero como uno de sus principales activos. Además, Jeremy Lin y presumiblemente Omer Asik, completarán el quinteto titular de los próximos Rockets.

La idea del entrenador, por lo menos en esta pretemporada, es la de jugar con dos pívots puros como Howard y Asik, dejando la intersección entre la zona interior y la exterior completamente para Parsons. Este planteamiento que puede llevarse a debate, tendrá su primera oportunidad de convencer a los aficionados esta misma tarde, en la que los Rockets disputarán ante los New Orleans Pelicans el primer encuentro de pretemporada.

Pero no sólo ha reforzado su quinteto inicial, sino que su fondo de armario también se ha visto claramente mejorado. Marcus Camby -de nuevo en Houston-, Patrick Beverley, Ronnie Brewer, Greg Smith o Reggie Williams son algunos de los nombres que aparecen en el imponente roster del equipo tejano, que aparenta tener la suficiente capacidad para comandar la Conferencia Oeste por delante de grandes potencias como Oklahoma City Thunder, San Antonio Spurs o Golden State Warriors.

Foto: Rockets.com

La baja de Russell Westbrook para los primeros meses de competición, la avanzada edad de los San Antonio Spurs -que algún día tendrán que ir para abajo-, el deterioro de Los Angeles Lakers y la incógnita de Los Angeles Clippers sitúan a los Rockets como el principal candidato a liderar la carrera por el liderato de la Western Conference este temporada 2013-2014.

La madurez obtenida durante la pasada campaña por este bloque de jugadores será una razón fundamental para creer en sus aspiraciones. Harden consolidado como una gran estrella de la liga, la llegada de un motivado y renovado Howard y la presencia de jugadores multiusos y decisorios como Parsons, Lin, Asik o Beverley muestran una clara oportunidad de victoria ante sí.

El juego rápido y exterior practicado durante la última temporada pasará a tener un evidente sustento en la zona interior, en la que capacidad reboteadora de Howard permitirá a los jugadores de los Rockets gozar de segundas e incluso terceras oportunidades de tiro. La velocidad será un gran arma en el esquema ofensivo de los Rockets.

En definitiva, los Houston Rockets ya están preparados para el despegue del cohete que les lleve hacia lo más alto de la NBA. La franquicia de la ciudad espacial quiere volar lo más alto posible y para ello ha contratado a los mejores pilotos del circuito. Los aficionados de los Rockets pueden estar ilusionados con su equipo, que luchará por ganar el anillo de campeón.

DEBATE: ¿CUÁLES SON LAS OPCIONES REALES DE LOS HOUSTON ROCKETS? ¿CREES QUE TIENE SUFICIENTE EQUIPO PARA GANAR LA NBA? ¿CÓMO SE ADAPTARÁ AL EQUIPO DWIGHT HOWARD?

Comentarios recientes