¿Cómo jugarán Los Angeles Clippers la próxima temporada?

La eliminación del 'Lob City' de Paul y Griffin abre un nuevo abanico en el juego de la franquicia angelina

El desembarco de Doc Rivers en California ha supuesto un cambio de rumbo en Los Angeles Clippers. El ex entrenador céltico llega a la ciudad del cine con la intención de forjar una nueva identidad en la fisonomía del 'hermano pobre' de la ciudad. Se acabó 'Lob City'. Comienza una nueva etapa en la franquicia que pretende ser el camino al primer anillo de campeón de la NBA de toda su historia.

Foto: Getty Images

Los Angeles Clippers han cambiado su forma de ser. La franquicia angelina pretende dejar atrás su irregular forma de jugar, en la que era capaz de lo mejor y de lo peor en un corto periodo de tiempo. Consistencia, competitividad y trabajo en equipo son los nuevos axiomas que presume el método Rivers, que comenzará a verse a partir de esta temporada en el Staples Center.

La llegada de Doc Rivers a los Clippers permite al equipo californiano basar su juego en el esquema de un entrenador que ha ganado un anillo de campeón de la NBA como head coach, liderando a los imponentes Boston Celtics del 'Big Three' formado por Kevin Garnett, Paul Pierce y Ray Allen. Su forma de entrenar le ha llevado a lo más alto, por lo que su fichaje es una de las grandes esperanzas de la parroquia de la franquicia californiana.

El mítico ex jugador de Atlanta Hawks y Boston Celtics entre algunos otros, sustituye a Vinny del Negro en el cargo de entrenador jefe de los Clippers, después de que éste no estuviese a la altura de las expectativas marcadas a principio de temporada por la dirección de la entidad. Ahora con Doc, dichas metas son aún más altas, por lo que la presión también irá in crescendo.

La marcha de Del Negro supone un cambio medioambiental en el ecosistema de los Clippers, que a partir de ahora tendrán que desaprender todo lo aprendido y ponerse manos a la obra para actuar con otro método diferente. Se acabaron las posesiones cortas, contraataques forzados y las jugadas con escaso rigor baloncestístico. Con Rivers, los Clipps jugarán de forma más pausada, gastando y masticando la posesión con el fin de encontrar la mejor opción de tiro posible.

La renovación de Chris Paul es la mejor noticia con la que ha contado Rivers hasta el momento, ya que 'CP3' pasará a ser el eje gravitatorio de la franquicia angelina. Todo pasará por el MVP del pasado All Star Game, sus manos y su cabeza dirigirán al equipo y también será la extensión del entrenador dentro de la cancha. Paul, que este verano se ha dedicado a mejorar su tiro de larga distancia, también tendrá la potestad de seleccionar las jugadas para él mismo, sabiendo que es el hombre elegido para jugarse las 'bolas calientes'.

Por otra parte, su compañero y amigo Blake Griffin se presupone como el jugador más cambiado de la pretemporada. 'The Cyborg' está cansado de ser un jugador de highlights, por lo que durante todo este verano se ha dedicado a mejorar su posición en el poste, mejorando su juego interior incluyendo la defensa y por supuesto, el lanzamiento de media distancia.

Foto: Clippers.com

En sus últimas declaraciones a la prensa, Griffin aseguró que 'Lob City' se ha terminado. Con esta expresión, el ala-pívot de los Clippers se refiere a la repetitiva y espectacular asociación que formaba con Paul, con la que era capaz de anotar más de cinco alley-hoops por partido, pero que en la mayoría de ellos, tan sólo servían para colocarse entre las mejores jugadas del día o semana.

Además, la llegada de jugadores lentos con una gran calidad como J.J. Redick, Antawn Jamison, Byron Mullens o Jared Dudley facilitarán la tarea de construcción del equipo, aunque también pueden jugar al contragolpe tal y cómo marche el encuentro con jugadores de la velocidad de Darren Collison, Willie Green, Reggie Bullock o Jamal Crawford.

Rivers aseguró en declaraciones a la prensa que en Clippers también va a gozar de un 'Big Three' a la altura del que entrenaba en Boston. Para Doc, el trío principal del equipo angelino lo forman Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan. Según están marchando los entrenamientos, parece que el entrenador nacido en Chicago va a confiar gran parte del juego interior en el mastodóntico pívot, que también ha tratado de mejorar cara a canasta durante este periodo estival.

De esta forma, Los Angeles Clippers se enfrentan al comienzo de una nueva etapa, en la que esperan conseguir de una vez el ansiado objetivo de ganar el anillo de campeón de la NBA. Sin lugar a dudas, tiene una de las plantillas más completas y experimentadas del circuito baloncestístico y además este año cuenta con la presencia de uno de los mejores entrenadores de las últimas décadas.

DEBATE: ¿A QUÉ JUGARÁN LOS CLIPPERS? ¿TRIUNFARÁ RIVERS EN LOS ÁNGELES? ¿MEJORARÁ SU JUEGO BLAKE GRIFFIN? ¿PUEDEN GANAR LA NBA?

Comentarios recientes