Luces y sombras en el debut oficial del FC Barcelona

El conjunto de Xavi Pascual mostró sus dos versiones en una Supercopa que le llegó demasiado pronto

Para cualquier equipo afrontar un torneo sin la participación de Juan Carlos Navarro y Erazem Lorbek, sería sin duda un hándicap difícil de superar, pero para analizar la actuación del conjunto de Xavi Pascual en la Supercopa Endesa, disputada el pasado fin de semana en Vitoria, hemos de abstraernos de ello, y más si tenemos en cuenta la apuesta por una plantilla larga que decidió hacer Xavi Pascual de cara a esta temporada. En los dos partidos del torneo se pudo ver lo mejor y lo peor del Barça, luces y sombras de un equipo en plena construcción que volvía a estar presenta en una final nacional, como lo había hecho en las últimas nueve que se han disputado en todas las competiciones. Xavi Pascual tiene mimbres para construir uno de los equipos más potentes del continente, pero a estas alturas de la temporada fue evidente que todavía tiene mucho trabajo por delante.

Llegaba el conjunto de Xavi Pascual como invicto al primer test serio de la pretemporada, el partido frente al renovado Laboral Kutxa de Sergio Scariolo, que aún sin el lesionado Adam Hanga, pero con el "temporero" de lujo Thomas Kelati, prometía ser una buena piedra de toque para calibrar exactamente donde estaba, y cuales eran las expectativas reales en esta temporada del nuevo proyecto del FC Barcelona.

El Barça venía de ver como el Real Madrid, su gran rival, aplastaba en la otra semifinal a un Bilbao Basket, con la mente más puesta en el partido frente a los Sixers que en esta Supercopa (poco contaban con pasar a la final de la Supercopa, de lo contrario los Men In Black, se hubieran visto abocados a tener que jugar la barbaridad de tres partidos en tres días).

El Barça en la semifinal empezó con unos primeros minutos de tanteo para ya en el segundo cuarto romper el partido. Un inicio sin duda esperanzador, y donde algunos de los flamantes fichajes mostraban sus credenciales. Así el partidazo de Bostjan Nachbar (22 puntos y 25 de valoración) o los destellos de Jacob Pullen (10 puntos con 3 triples incluidos), invitaban al optimismo con este equipo.

En el lado negativo quedaban el lamentable debut de un jugador al que parece que le va a costar adaptarse a su nuevo equipo, Maciej Lampe, abucheado por el Buesa Arena y que con 2 puntos y un -1 de valoración fue un lastre para el equipo tanto ofensiva como defensivamente. En definitiva un Barça que presentaba una buena carta de presentación, pero que en ningún caso despejaba muchas de las dudas que desde que empezó a confeccionar el "roster", se empezaban a cernir sobre el equipo.

El partido frente al Real Madrid, ya exigía un punto más de intensidad y ahí se empezaron a ver las carencias (lógicas muchas de ellas a estas alturas de la temporada) que todavía tiene el equipo. De los nuevos, tan sólo el griego Kostas Papanikolau estuvo a la altura del partido. El griego, fue el jugador con más minutos en pista por parte de Xavi Pascual. El resto, decepcionantes, Nachbar, Dorsey, Lampe y Pullen se combinaron para unos paupérrimos 15 puntos, y una valoración conjunta entre los cuatro de 1 punto. Sin duda, muy lejos de lo que podría ser su aportación al equipo.

En el lado positivo del conjunto de Xavi Pascual, también hubo cosas, como la pareja formada por Marcelinho Huertas y Ante Tomic que se entendieron a la perfección y a punto estuvieron de culminar la remontada azulgrana con 17 y 21 puntos respectivamente y una media de valoración de 23 puntos, fueron sin duda claves en el arreón final azulgrana. Veremos si en el caso del base brasileño esto tiene cierta continuidad durante la temporada. También sería justo destacar ciertos destellos del joven Alex Abrines, el cual es consciente de que se está jugando mucho esta temporada y que no puede volver a verla desde el banquillo.

Por otro lado, quizás es normal todo lo sucedido, encajar cinco jugadores en un equipo no es fácil, casi la mitad del "roster" si incluimos también a la promesa Mario Hezonja son nuevos y no es fácil acoplar en tan corto periodo de tiempo. Enfrente tenían un Madrid mucho más hecho y con tres incorporaciones, si bien es cierto que sólo podríamos hablar de una, ya que la participación de Salah Mejri y de Dani Diez, no fue más allá de la celebración en el vestuario. Algo que a la larga también puede acabar notando Pablo Laso.

A buen seguro, Xavi Pascual habrá tomado buena nota de lo acontecido en Vitoria y sabrá por donde empezar a trabajar en las próximas fechas, ya con la Liga Endesa en marcha. Su primera preocupación, será, sin duda, recuperar lesionados Juan Carlos Navarro y Erazem Lorbek y tratar de integrar todas las novedades en el menor tiempo posible. Jugadores como Jacob Pullen, Nachbar, Dorsey o Lampe tienen calidad a raudales, pero deben ser capaces de ponerla en beneficio del equipo. Muchos de ellos ya han dado muestras durante la pretemporada de lo que pueden ser capaces de aportar y tan sólo se trata de integrarlos lo antes posible.



Próxima cita, Valencia Basket Club en el debut en Liga Endesa, sin duda una piedra de toque durísima para el FC Barcelona, veremos si para entonces ya el equipo está más conjuntado y son capaces de imponerse a un conjunto "taronja" que afronta esta temporada como la tercera vía a FC Barcelona y Real Madrid.

Comentarios recientes