Metta World Peace, puro espectáculo en Broadway

El polémico y extravagante jugador de los Knicks dice haber escrito un libro sobre su pelea en el Palace

Felton se ríe de una de las ocurrencias de World Peace (Bleacherreport.com)
Felton se ríe de una de las ocurrencias de World Peace (Bleacherreport.com)

Metta World Peace es la definición del espectáculo y la extravagancia. El alero, ahora en los Knicks, se prepara para la próxima campaña como siempre, soltando perlas en los medios semana tras semana. Ahora, preguntado sobre la famosa pelea en el Palace de Detroit, World Peace explicó que había escrito un libro sobre ello. No quiso entrar en detalles, así que podría ser que este año salga otro libro suyo. En su historial ya figura otro libro, una serie de relatos para niños titulado "Metta's bedtime stories". Después de estar en Hollywood, el excéntrico jugador dejará su huella en la ciudad del teatro, a escasos bloques de Broadway, en el Madison Square Garden.

Foto: Paul J. Bereswill

Metta World Peace, Ron Artest para los más nostálgicos, es un jugador único. Su talento se ha visto en mayor o menor medida dentro de las canchas de baloncesto, según la temporada y la época del año. Lo que nunca ha faltado ha sido la polémica y su particular modo de comportarse fuera de los pabellones. En una entrevista con el New York Post, World Peace nos deja su última perla. Existe un libro sobre los acontecimientos en el Palace, el día en que se produjo la famosa pelea que le marcó para siempre. A él, a los Pistons y a los Pacers.

"La pelea en el Palace" dejó caer el entrevistador, así en seco. La respuesta de Metta no la esperaba nadie: "He escrito sobre ello, hijo. Creo que esperaré para hablar de ello, pero he escrito un libro sobre toda esa experiencia." Inquirido por los detalles World Peace explicó que el libro podría salir el próximo verano.

Nueva York parece un lugar dónde el alero puede seguir aportando. Su calidad es innegable, sobretodo en defensa. A los Knicks les va bien un jugador como él, y es que la franquicia tiene tradición en esto de las peleas y el trash-talking. Los jugadores duros siempre han rondado por el Madison. Pongamos como ejemplo a Patrick Ewing o John Starks, aunque hay muchos más. Se une a un club selecto y jugará en la meca del baloncesto, en su carrera las ha visto de todos los colores. Un afortunado peleón.

Y es que Metta no deja a nadie indiferente. "A lo mejor todavía hay 500.000 personas o un millón que hablan de lo que pasó en el Palace. Los otros 6,9 billones de habitantes del planeta tienen otras preocupaciones, ¿sabes?... hay muchos problemas en el mundo." proseguía el knickerbocker.

Entre muchas anécdotas, hay algunas que destacan. Un día le rompió una costilla a Jordan. "El estaba posteándome y yo intenté robar el balón accidentalmente. Al día siguiente escuche que se había roto una costilla. Me quedé pasmado 'wow'. Entonces me llamó y me dijo que no me preocupara, yo le dije 'lo siento'."

Si fuera presidente de los Estados Unidos, abriría su propia hamburguesería. Este son el tipo de salidas de Ron, capaz de lo mejor y lo peor. Su último encontronazo en las pistas fue con James Harden, cuando él 13 aún vestía la camiseta de los Thunder. World Peace le propinó un codazo tremendo y noqueó al mejor sexto hombre del año, así de sencillo e inexplicable.

En Nueva York esperan que aporte, que sea un hombre relevante desde el banco. Los entrenadores que le han tutelado han reflejado que, a pesar de sus salidas de tono, el tipo cabeza y muchas cualidades para jugar en la NBA. Bulls, Pacers, Kings, Rockets y Lakers le han dado trabajo y nunca ha sido un secundario. Es un jugador valioso y un guerrero nato, como su mote "True Warrior" denota.

Ron William Artest, su nombre al nacer, disputará su primera temporada NBA en casa, todo un honor para él, que creció en las canchas de Queens. "No se driblar mucho, subo y bajo con el balón, pero no tengo ningún truco." Es un misterio como este polifacético hombre acabó jugando al baloncesto. Por lo que sabemos, podría haber acabado cantando rap en un tugurio o probando suerte en los escenarios como cómico. World Peace es un enigma difícil de descifrar, pero eso siempre da para contar buenas historias.

Comentarios recientes