Carta a los Lasistas

Tras el título de Supercopa Endesa conseguido por el Real Madrid, algunas reflexiones sobre su entrenador

Estimados Lasistas:

Cuanto más debato o charlo con vosotros más me queda claro que es estáis condenados a ser eternamente resultadistas porque intentar usar otros argumentos es que se os caigan los palos del sombrajo del chiringuito. Anotar cien puntos tiene significado dependiendo de contra que equipo sea, como y dependiendo de los que te anoten porque el Madrid tiene la obligación de hacer partidos perfectos.


Para que quede claro yo primero soy amante del baloncesto y después aficionado del Madrid de toda la vida. Yo quiero ver baloncesto y no la victoria de mi equipo de cualquier manera. ¿Con que currículum llegó Pablo Laso al Madrid? 2003-04 Cerámicas Leoni Castellón en LEB2, 2004-05 Pamesa Valencia en ACB, 2006-07 Alerta Cantabria en LEB y 2007-11 Lagun Aro GBC en LEB-ACB. Viendo esto creo que vuestro lider llego al Madrid por su pasado blanco y porque los dirigentes de la sección blanca confiaban en que una plantilla como la que tenían pensada ganaría aunque el entrenador solo hiciera los cambios. Pero Pablo Laso se puso a ser entrenador y el experimento se complicó.

En tres temporadas cuatro títulos pueden estar bien pero no para plantillas como las del Real Madrid en la que todos sus jugadores serían titulares en cualquier gran equipo de Europa y vuelvo a insistir no hablo de ganar o perder sino de cómo se gana o se pierde. Para no convertir este documento en un rollo hablaremos de la última temporada en la que se quedó eliminado a las primeras de cambio por el Barcelona en la Copa del Rey, se perdió la final de la Euroliga con Olympiacos, de aquella manera tan difícil de definir, y se ganó la Liga Endesa con una decisión en el primer partido que se podía haber tomado a favor de cualquiera de los dos equipos. No creo que esto sea para que la afición del equipo con la plantilla más completa de Europa esté contenta y presuma de entrenador.

La falta de experiencia de Laso y una plantilla en la que hasta 11 de sus doce jugadores podían ser titulares hizo que empezasen a funcionar las rotaciones automáticas con daños colaterales importantes. Los jugadores o tenían excesivo peso sobre sus hombros o no sabían cual era su rol o no podían demostrar su valía por falta de minutos. Las pruebas más claras de lo que digo son: el descentramiento de Rudy Fernández que con la selección era otro, el agotamiento de Mirotic que le hizo no ir a la selección y Draper para mi el único base de la plantilla con cabeza para dirigir al equipo.

La pretemporada del equipo, que para mi se limita a los partidos de la Supercopa porque creo que los amistosos no sirven para nada, dejó más miedo que otra cosa. La plantilla al ser más completa que la de la temporada pasada le va a dar más problemas, a los jugadores se le ven descentrados por eso les falta intimidación y pierden los papeles, el juego interior tiene aportaciones testimoniales a pesar de haberse reforzado, se sigue optando por correr sin darse cuenta de que el tiempo que se ahorra también le sirve al rival para recortar distancia en el marcador y el Madrid perderá partidos porque su entrenador no sabe hacerlo un equipo que intimide por su juego.

Por lo tanto esta claro que si se es Lasista no se puede ser resultadista aunque sinceramente ser partidario de Pablo Laso es como creer en los ovnis que se cree en ellos sin saber seguro si existen. Por cierto anotar mucho no es buen argumento de defensa de Laso si es el único argumento o si el otro te anota ochenta.

Yo quiero ser un madridista orgulloso del juego que hace mi equipo y eso no lo vamos a conseguir con Pablo Laso, porque ha llegado falto de experiencia y eso está claro que no lo tendrá sino con el paso de las temporadas. Si no tenía experiencia suficiente ni méritos...colorín colorado este cuento se ha acabado.

Escrito por: Fran López Bleda, sígueme en @Kico47

Comentarios recientes