Nadie quiere jugársela con LeBron

26 jugadores en activo preferirían a Michael Jordan o Kobe Bryant antes que LeBron para jugarse el tiro ganador

26 jugadores en activo contestaron de forma anónima una encuesta de la ESPN que les preguntaba a quién darían el balón para el último tiro decisivo en un partido. Nadie eligió a LeBron James dado el caso de que Jordan y Bryant estuvieran en el parqué junto a él. Su majestad obtuvo 23 votos a favor y la Mamba Negra tan solo cosechó 3 a su favor, demostrando que el mito de MJ sigue igual de fuerte tanto dentro de las canchas como fuera de ellas, entre los aficionados. Entre otras preguntas, una gran mayoría de jugadores reconoció que no aceptaría una reducción de su paga para jugar con el astro de los Heat.

Infografía de la ESPN sobre LeBron

Los datos hablan por si solos. LeBron es respetado e incluso querido pero igualmente genera sentimientos contradictorios entre el colectivo de la NBA. Sus compañeros de profesión comprenden sus actos pero se ponen de lado del aficionados.

La figura de James genera controversia y sentimientos encontrados, una mezcla difícil de complementar. "Me encanta LeBron, es un tipo majo y un gran jugador. Pero entiendo a la gente que no le gusta. No mostró fidelidad a Cleveland y tomó una horrible idea con The Decision. Pues eso, no sé que pensar entonces" confesaba una estrella del Este.

"Me estáis pidiendo que clasifique al peor gigante", espetó un base de la conferencia Este a los encuestadores. "Querría el balón en manos de LeBron al final del partido, pero querría que le pasara el esférico a Kobe o Jordan para el último tiro. No lo olvidemos tampoco, LeBron no es un gran tirador desde la línea de personal".

Las observaciones son agudas, sobretodo cuando habla de los tiros libres. LeBron dijo en su día que podría anotar un 90% de sus tiros libres, pero jamás ha superado el 78% en una temporada regular. A pesar de ello, el mito de que LeBron no es un jugador acertado en los tiros decisivos, sobre la bocina, con el partido en juego, es algo exagerado.

La ESPN indicó ya el curso pasado que desde que llegó a la liga, LeBron ha sido el jugador que ha dejado mejor huella en los tiros realizados en los últimos 24 segundos en tiros para empatar o ganar un encuentro. Según la ESPN LeBron ha obtenido un 7-17 en los playoffs, un 42% al que no se acerca ningún otro jugador en activo. Si seguimos los números, Kobe Bryant queda muy lejos con un 7-28 y un 25% de acierto. Michael Jordan, con un 9-18, les gana a ambos. Un 50% difícil de mejorar.

La diferencia entre LeBron y Kobe es que el primero ha anotado tantos tiros decisivos como asistencias ha dado en los momentos claves del encuentro. Kobe, en cambio, nunca ha dado el balón a otros compañeros y siempre ha querido tomar la responsabilidad definitiva. Quizás James demuestre mayor inteligencia en el sentido de que sabe cuando está en disposición de anotar y cuando tiene a algún compañero en mejores condiciones. A pesar de ello, muchos dirán que simplemente LeBron no quiso tomar tal responsabilidad en algunos partidos por pura cobardía. De nuevo, entramos en terreno subjetivo.

También hay que tener en cuenta que LeBron, en muchos casos, no ha tirado sino que ha penetrado al aro. Allí domina, pero en el tiro las dudas siguen siendo razonables. En las pasadas finales les salvó Ray Allen, después de dos fallos y un acierto de LeBron desde la línea de tres. Todo es relativo, incluso el hecho de centrarse en esas tres figuras.

Kevin Durant también es muy bueno y capaz, Carmelo Anthony tiene unos números muy buenos en tiros para ganar el encuentro... Hay más opciones. En todo caso, LeBron probablemente entiende el resultado ya que, como comentó en su reciente entrevista con Chris Broussard: "la gente quiere el instinto asesino de Michael o Kobe, matar como ellos. Pero hay distintas maneras de matar...". sentenció James, para defenderse de sus críticos. Su método ha sido efectivo, muy efectivo, en los dos últimos campeonatos.

Otros se muestran más comprensivos con el jugador y sus históricas decisiones. "Entiendo a los aficionados pero ¿quién va a rechazar un trabajo en el mejor entorno posible que te ayude a conseguir tus retos?" dice un jugador del Oeste. Muchos le ven como un flopper, pero "no es nada que no haga otra gente si puede aprovecharse y recibir faltas a favor de su equipo" dice un veterano de la liga. Cifras para el debate. Respeto, amor y una pizca de odio, el cóctel de sentimientos que provoca James. Lo más curioso, que pocos jugarían con él si por ello dejaran de ingresar unos cuantos millones de dólares.

¿A quién elegiríais vosotros? ¿MJ, Kobe o LeBron?

Comentarios recientes