Miami Heat y los cuatro opositores al reinado del Este

¿Podrán Brooklyn Nets, New York Knicks, Chicago Bulls e Indiana Pacers destronar al campeón de la conferencia?

La Conferencia Este se prepara para una de las contiendas más prometedoras de los últimos lustros. Los Miami Heat, actuales reyes y campeones de la NBA, lucharán, espada en mano, contra los opositores de la monarquía que lleva instaurada dos años en la competición estadounidense. Chicago Bulls, Brooklyn Nets, Indiana Pacers y New York Knicks intentarán destronar a la franquicia reina, ¿lo conseguirán?

Los Miami Heat comienzan la temporada 2013-2014 de la NBA con el propósito de conseguir la gesta del 'three-peat', hito que les auparía a la habitación más excelsa del Parnaso baloncestístico. La franquicia floridana, con la misma base que las pretéritas y exitosas temporadas, intentará seguir reinando en la liga, lo que conlleva hacerlo también en la Conferencia Este.

Para ello, Erik Spoelstra volverá a contar con la supremacía del mejor jugador sobre la faz de la tierra, que como cada verano, se prepara para volver en mejores condiciones, aunque esto suene a utopía. LeBron James, fiel admirador del espectáculo y cruel ejecutor de rivales, tiene entre ceja y ceja llevar -mantener- a su franquicia a lo más alto de la clasificación. Dwyane Wade, Chris Bosh completarán la mesa de tres patas conocida como 'Big Three', mientras que otros jugadores como Shane Battier, Ray Allen, Mario Chalmers y Chris Andersen completan el clan floridano. Las novedades de este inicio de temporada tienen nombres y apellidos. Greg Oden y Michael Beasley. Nº1 del Draft 2007 y un problemático ex jugador del equipo, quienes se han convertido en las apuestas terrenales de los Heat. Si el resultado no es el deseado, las pérdidas son mínimas, en cambio si sí lo es, aportarán un óxido nitroso infalible, haciendo al coche de Miami imparable.

Foto: Sport-Kings.com

Los Heat mejoran pero sus rivales también lo hacen. Sus principales perseguidores han sufrido algunos cambios drásticos en el ecosistema de sus plantillas, lo que sin duda alguna, alimentará la competitividad en una conferencia siempre comparada negativamente respecto a su homóloga del Oeste. Estas franquicias han invertido sangre, sudor y mucho dinero para poder competir de tú a tú con uno de los mejores equipos de toda la historia de la liga.

El principal rival, según la gran mayoría de expertos de la materia es Chicago Bulls. La franquicia de la ciudad del viento ha -re-incorporado a su plantilla a uno de los jugadores más desequilibrantes y diferenciadores de la competición en sus últimas temporadas. Derrick Rose. D-Rose, la reencarnación del espíritu 23 del United Center, que después de 17 meses, vuelve a la NBA más maduro, con una inteligencia dentro de la pista infalible y con un hambre de títulos abrumador.

Tom Thibodeau volverá a contar con la pieza clave del esquema que le llevó a ser la mejor franquicia del Este hace varias temporadas, donde el propio Rose consiguió ganar el trofeo MVP de la temporada regular. La misma base, formada por jugadores de renombre como Joakim Noah, Carlos Boozer o Kirk Hinrich, y por supuesto el esquema de juego utilizado desde hace varios cursos de equipo defensor, siendo uno de los conjuntos con menos puntos recibidos de la liga.

Chicago Bulls será el principal rival de Miami Heat, aunque tampoco hay que descartar tan pronto de la batalla a los Indiana Pacers. La franquicia de Indianápolis, otra vez presidida por el legendario Larry Bird, se enfrenta al año más álgido de las carreras de sus principales activos. Paul George ya como estrella, Danny Granger recuperado y el juego interior formado por Roy Hibbert y David West en su mejor momento. Este barco capitaneado por Frank Vogel es sin duda, la peor pesadilla de Spoelstra y sus hombres, ya que en sus dos anillos tuvo que sufrir la gota gorda para deshacerse de los Pacers. George le tomó la medida a LeBron, cosa que utilizarán esta temporada, en la que todo el mundo considera al equipo de Indiana como un fuerte candidato para ganar el anillo de campeón de la NBA.

La franquicia de Indianápolis viene de hacer una de sus mejores temporadas, en la que estuvo a tan sólo un partido de colarse en las Finales de la NBA. El estado de forma de Paul George en el último tramo de la campaña le eleva a la categoría de máxima estrella de la liga, por lo que encajarle con Danny Granger, ya recuperado, puede ser el principal escollo y quebradero de cabeza para Vogel.

Los dos últimos grandes rivales de los Miami Heat en la Conferencia Este tienen su residencia oficial en la importante ciudad de New York. El corazón financiero del mundo cuenta con dos de las franquicias más llamativas y seguidas de todo el planeta en estos momentos. Los New York Knicks, mítico equipo de la NBA, que una temporada más intentará luchar por hacerse con el trofeo Larry O'Brien.

Foto: Getty Images

El conjunto dirigido por Mike Woodson se enfrenta a la curso 2013-2014 de la máxima competición baloncestística estadounidense con las peligrosas y arriesgadas novedades de Metta World Peace y Andrea Bargnani. MWP, amnistiado por los Lakers, ha cumplido su sueño de jugar en el Madison Square Garden, donde espera convertirse en una pieza clave del esquema knickerbocker, aunque se espera que comience desde el banquillo debido a la presencia de la estrella del equipo en su posición. En cuanto a Andrea Bargnani, el ala-pívot italiano llega tras salir prácticamente a patadas de Canadá, donde terminó por ser un verdadero estorbo dentro de los Raptors.

Carmelo Anthony es la gran esperanza del equipo de la 'Gran Manzana'. La estrella neoyorquina intentará de nuevo colocar a los Knicks en lo más alto, superando a su archienemigo LeBron, quien siempre ha salido victorioso. También volverán a pisar el parquet del Madison J.R. Smith, mejor Sexto Hombre del Año 2013, Iman Shumpert y -desgraciadamente para algunos- Amar'e Stoudemire, lesionado nuevamente.

Cruzando el puente se encuentran los novedosos y renovados Brooklyn Nets. La franquicia neoyorquina propiedad del multimillonario ruso Mikhail Prokhorov se ha aventurado en la inversión más importante de las últimas décadas, recordadas en el circuito de la NBA. Cinco jugadores All-Stars en su quinteto inicial, sumados a la presencia de jugadores de renombre en el banquillo avalan el nuevo proyecto del Barclays Center, que sin pasos previos, opta a ganar la NBA.

La persona elegida para llevar la batuta de esta mastodóntica e imponente orquesta es Jason Kidd. De jugador retirado a entrenador jefe de una de las franquicias más poderosas de la competición en apenas dos semanas. Ésta es la historia de un Kidd, que hace unos días vio como su camiseta fue acercada al techo del Barclays Center.

El ex jugador de Knicks, Mavericks y los propios Nets contará con la presencia dentro de su roster de jugadores de la talla de Deron Williams, Joe Johnson, Brook Lopez, Paul Pierce y Kevin Garnett. Estos últimos dos, llegados en el 'megatraspaso' del verano desde Boston Celtics, quieren cerrar sus carreras con la consecución de un nuevo anillo de campeón de la NBA. Respecto al fondo de armario, Kidd podrá utilizar a Jason Terry, Reggie Evans o Andrei Kirilenko, que ha renunciado a 10 millones de dólares en Minnesota Timberwolves para ganar poco más de tres en Brooklyn.

Estos cuatro equipos son los opositores más poderosos del reinado de los Miami Heat. La dinastía floridana tendrá que luchar a capa y a espada para defender su trono en la NBA y en la Conferencia Este, el cual intentarán arrebatarle desde Chicago, Indiana y New York. LeBron, George, Garnett, Anthony, Rose, Wade, Pierce, Hibbert, J.R. Smith... todos y más, combatirán en la parte este de Estados Unidos.

DEBATE: ¿CREES QUE BROOKLYN NETS, CHICAGO BULLS, NEW YORK KNICKS E INDIANA PACERS ESTÁN CAPACITADOS PARA DESTRONAR A MIAMI HEAT EN LA CLASIFICACIÓN DE LA CONFERENCIA ESTE?

Comentarios recientes