Love ironiza sobre "su premio al mejor jugador blanco"

El de los Wolves recibió el calificativo de mejor jugador con menor habilidad natural según los GM de la liga

Kevin Love ironizó sobre su elección como jugador mejor capacitado para superar sus habilidades naturales limitadas de la NBA. Los GM le escogieron por delante de Marc Gasol en una pregunta un tanto curiosa que históricamente ha dado una aplastante mayoría de vencedores blancos. En los últimos 10 años, 9 vencedores han sido de raza blanca. ¿Cuál es el significado de ‘capacidad natural limitada’ dentro de una liga de élite? Love, probablemente, no sea un buen ejemplo de tal categoría. Los GM deberían revisar sus conceptos. Según Love, se trata de un premio al “mejor blanco de la NBA”.

Muggsy Bogues, un ejemplo más acertado / archivo nba

Kevin Love respondió a un periodista que su premio era “el premio al ‘jugador blanco’ de la liga” a través de twitter. Fue el más votado en la encuesta general de los GM de la liga para la categoría de jugador con mayor capacidad de superar sus limitaciones naturales. Las capacidades de Love se reducen a 2,08 metros de altura y 118 kilos de peso, a nadie se le escapa que alguien de tal envergadura pretenda jugar en la mejor liga de baloncesto del mundo, ¿no?

Sin duda, Love no parece el indicado observada su habilidad extraordinaria a la hora de capturar rebotes y, en ataque, de anotar con un toque de muñeca excelente. ¿Tiene razón el jugador al indicar que quizás se trate de un premio al mejor blanco? Veamos una lista de los últimos 10 vencedores con menor talento natural:

2013: Kevin Love (sí)

2012: Kevin Love (sí)

2011: Kevin Love (sí)

2010: Luis Scola (sí)

2009: Mehmet Okur (sí)

2008: Bruce Bowen (vaya)

2007: Steve Nash (sí)

2006: Steve Nash (sí)

2005: Brad Miller (sí)

2004: Brian Cardinal (sí)

La estadística pura dice que en los últimos 10 años, 9 vencedores han sido blancos. Los nombres, además, dan de nuevo juego a la definición de ‘talento natural limitado’. Steve Nash, a primera vista, parece el único indicado para recibir el premio. Love, Scola, Okur y Miller son jugadores altos, fuertes y potentes, habilidad muy lógica para triunfar en una cancha de baloncesto.

El despropósito es mayor, ya que en segunda posición tenemos a Marc Gasol. El mejor defensor del año tiene mucho talento, pero no se puede decir que sus condiciones físicas no estén configuradas para ser un gran jugador. Es alto, fuerte, grande y tiene una visión de base en un cuerpo de pívot. Igualito que cualquiera de nosotros, muy limitado se le ve al pobre. No todos los GM desatinan en sus elecciones.

El premio debería ir a jugadores como J.J. Barea, muy bajito y sin embargo capaz de destruir las defensa rivales con su arrollo, otro ejemplo para mi sería el del legendario Muggsy Bogues, aunque se podría adjudicar el talento de la velocidad, claro. Matt Bonner también recibe votos, está bien, porque es un tío poco atlético que no puede correr ni saltar, sin embargo allí está disputando encuentros con los subcampeones de la liga. Larry Sanders, es alto pero no puede ni tirar ni saltar (y, sorpresa, es afroamericano). A pesar de ello realiza auténticos partidazos, eso es, para mi, sacar talento de donde no hay.

Las declaraciones de Love, sarcásticas, reabren el debate del racismo en la liga. Parece que las capacidades naturales se asocian tan solo con la raza del jugador y que los afroamericanos ganan por goleada siempre. Puede que haya una tendencia, pero, a todas luces eso es una enorme falacia. En Europa se demuestra lo contrario. Hay grandes talentos naturales para el baloncesto en todo el globo. Los ejecutivos deberían revisar sus criterios en este asunto y, probablemente, en algún otro.

¿Felicidades Kevin?

Comentarios recientes