¿Comenzará el deterioro de San Antonio Spurs esta temporada?

La franquicia dirigida por Gregg Popovich se enfrenta de nuevo al reto de mantener su gran rendimiento

Los San Antonio Spurs afrontan el comienzo de la temporada regular 2013-2014 de la NBA con la intención de mantener el rendimiento de las últimas campañas, cosa que cada vez se antoja más difícil debido a la edad de sus principales estrellas y a la marcha de alguna que otra pieza fundamental. A pesar del elixir de la eterna juventud que parecen poseer, ¿comenzará a notarse el deterioro de los hombres de Gregg Popovich?

A tan sólo dos días del comienzo de la temporada regular 2013-2014 de la NBA, los San Antonio Spurs confían en volver a dar la talla en el campeonato liguero, en el que buscarán la vendetta ante Miami Heat, después de la dolorosa y traumática derrota que sufrieron ante los floridanos. Aquella bandeja fallada por Tim Duncan y el triple imposible de Ray Allen han dejado tocado el orgullo de la franquicia de El Álamo, que quiere redimirse y volver a colocar su nombre en lo más alto de la competición.

No será fácil, ya que la temporada que se nos viene encima se prevé cómo una de las más competidas entre los perseguidores de los Heat de los últimos años. LeBron y cía parecen estar bastante adelantados en la lucha por el anillo, a la que este año se suman equipos de la talla de Brooklyn Nets, Los Angeles Clippers, Indiana Pacers o incluso Houston Rockets, reforzados enormemente durante este verano.

Foto: Getty Images

En cuanto a la Conferencia Oeste, la parte izquierda del mapa estadounidense, a la que pertenecen los Spurs, parece haber decidido realizar una dura contienda entre sus participantes. Oklahoma City Thunder, a pesar de no poder contar con Russell Westbrook en los dos primeros meses de competición, se antoja como el principal favorito para liderar la tabla, cómo ya hizo la pasada campaña. En frente, Gregg Popovich y sus hombres, siempre peligrosos y considerados como gran amenaza.

Además, Houston Rockets y Los Angeles Clippers se han sumado a la fiesta, por lo que la relativa facilidad con la que contaban Thunder y Spurs durante las últimas temporadas, parece haber terminado. Ahora, es tiempo para que el militar Popovich saque a relucir su más que demostrada inteligencia sobre el parquet, volviendo a conseguir la mejor versión de sus jugadores.

Esta tarea no será pan comido. 'Pop' ha sufrido dos bajas, poco vistosas para el público, pero altamente notables dentro del ecosistema de los tejanos. No pertenecen a la plantilla, pero sí al cuerpo técnico. Mike Budenholzer y Brett Brown, pilares fundamentales del esquema del técnico de la Air Force Academy, se convirtieron durante este verano en los entrenadores jefe de los Atlanta Hawks y Philadelphia 76ers. La escuela de Popovich sigue creando grandes estrategas, que después de volar del nido, se convierten en entrenadores de referencia dentro de la NBA.

La marcha de Budenholzer y Brown debilita la manera de jugar de estos Spurs, quienes han perdido a los brazos de Gregg Popovich. Ahora, es turno de volver a formar a nuevos alumnos, que aprendan del maestro 'Pop'. Por ello, la incógnita del equipo en esta temporada es mayor, debido a que algunos jugadores de fondo de armario también han abandonado la franquicia.

Gary Neal y DeJuan Blair han decidido poner punto y final a su periplo en la franquicia tejana, que se ha reforzado con Marco Belinelli y Jeff Ayres, este último procedente del último Draft. La marcha de Neal es más importante de lo que parece, ya que durante los últimos años el ex jugador de Unicaja de Málaga desempeñó un rol de anotador secundario en momentos decisivos, que llevó al equipo a ganar una gran cantidad de partidos. Su sustituto, Belinelli, llega de hacer un gran Eurobasket con la selección italiana, gran revelación del campeonato europeo. Aún así, su irregularidad en la competición estadounidense le resta gran parte de crédito, antes del comienzo de la temporada.

Josh Howard ha sido el último refuerzo de los Spurs, que continúan añadiendo veteranía a un equipo, que más pronto que tarde, deberá pasar el testigo a sus jugadores más jóvenes. Danny Green y Kawhi Leonard son la prueba más evidente de que en San Antonio también existe juventud. Una juventud, que ya ha probado el sabor de disputar unas Finales de la NBA.

Foto: Sportige.com

De todas formas, los aficionados de los Spurs saben que el éxito o el fracaso que consigan esta temporada corresponderá al estado físico y mental de sus tres jugadores más importantes de toda su historia como franquicia de la NBA. El 'Big Three' formado por Tony Parker, Tim Duncan y Manu Ginóbili volverá a ser la piedra angular de San Antonio en la competición baloncestística, condicionando su futuro más próximo en estas tres figuras.

El primero, Tony Parker, tendrá que ejercer una vez más de alargación del entrenador dentro de la pista. El verdadero director de orquesta que deberá nutrir y alimentar a sus compañeros de posibilidades óptimas de tiro. 'Oh La La' llega después de ser el mejor jugador del Eurobasket 2013 de Eslovenia, en el que la selección francesa se alzó con el título después de vivir varias exhibiciones de su capitán. Su presencia en El Álamo es fundamental y debido a su juventud respecto a los otros componentes del 'Big Three', su nombre también está escrito en el futuro del equipo.

Las otras dos estrellas del equipo intentarán vivir su, por lo menos, séptima juventud dentro del equipo de Popovich. Tim Duncan, a sus 37 años, viene de realizar una de sus mejores temporadas de su carrera en la NBA. 'Timmy' quiere más y su condición física es envidiable para la edad que tiene, cosa que intentará aprovechar para mantener su nivel, aunque suene a utopía. En cuanto a Manu Ginóbili, 'Manudona' rozó la retirada este verano después de perder las Finales de la NBA, pero la gran oferta realizada por la entidad tejana le convenció de seguir dos años más, en los que seguirá siendo el sexto hombre del equipo.

De esta manera, se puede decir que la juventud no será el principal arma de los San Antonio Spurs. Es de Perogrullo reconocer que la franquicia dirigida por Gregg Popovich es el conjunto que mejor juega en equipo, sin excederse en individuales. Pero la edad pesa, y ese ocaso que lleva años siendo vaticinado, podría llegar en la temporada que comienza el próximo martes.

DEBATE: ¿COMENZARÁ EL DETERIORO DE SAN ANTONIO SPURS ESTA TEMPORADA O POR EL CONTRARIO MANTENDRÁ EL NIVEL MOSTRADO LAS ÚLTIMAS CAMPAÑAS?

Comentarios recientes