Cómo ha comenzado la temporada 2013-2014 Club Estudiantes

Visión del Club Estudiantes después de los cuatro primeros partidos de la temporada. Realidades y temores.

Quino Colom/lainformacion.com
Quino Colom/lainformacion.com

Ligera sensación de decepción y algo de miedo después de estos primeros cuatro partidos la menos entre los seguidores de Estudiantes. Existe la sensación que falta una victoria en la clasificación para poder dormir tranquilos. Dos victorias y dos derrotas era el pronóstico previo que todo aficionado estudiantil contaba tener a estas alturas de calendario, porque nadie olvida que la próxima semana visita el Palacio el invicto Herbalife Gran Canaria y la cosa pinta en bastos.

Las derrotas en el Martín Carpena y Buesa Arena estaban descontadas, al igual que la victoria ante el Valladolid en el Palacio de los Deportes, pero el partido ante el UCAM Murcia era el que debía marcar si Estudiantes podría luchar por meterse en la Copa o luchar por evitar el descenso (si es que eso existe en la ACB). Parece que tocará pelearse por lo segundo aunque sea un análisis demasiado precipitado porque Estudiantes este año aúna bisoñez, veteranía y aire de renovación a partes iguales, y no sabemos qué pasará cuando la máquina empiece a engrasarse.

Es un equipo que puede sacar pecho y decir que 6 jugadores proceden de las categorías inferiores del club (Fernández, Brizuela, Vicedo, Hernangómez, Nogueira y Guerra), pero también que este verano se han producido 5 nuevas incorporaciones (Colom, Miso, Rabaseda, Banic e Ivanov), y todavía no se han juntado todas la piezas del motor para ver su auténtico rendimiento.El primer partido en Málaga puso de manifiesto las carencias del equipo colegial, donde la abultada derrota que sufrió (-19 puntos y peor pudo ser porque llegó a ir perdiendo de 33 puntos), mostró un solo equipo con ganas, ambición, carácter y juego, y precisamente no era el de la capital de España.

Los malagueños, además de imponerse en los anteriores apartados del juego que se pueden calificar como imponderables y que poco tienen que ver con la técnica y táctica, también lo hicieron en defensa y bajo los tableros de ambas pinturas, donde si aparecen las valoraciones. Realmente no hubo partido. Basta con decir que en los primeros 15 minutos la renta a favor de los malagueños era de 30 puntos, o dicho que otra manera, cada minuto el equipo contrario te sacaban una canasta de ventaja. Demasiado y no puede volverse a repetir en posteriores partidos.

Sólo la reacción de Miso después del descanso con tres triples casi seguidos permitió agarrarse ficticiamente a un encuentro que hace muchos minutos ya no era tal, aunque el comienzo del último cuarto devolvió a los madrileños a la realidad.En el Palacio fue otra cosa, y los del Ramiro tuvieron su primera alegría, aunque no creo que nadie lanzara las campanas al vuelo. El rival se presentó casi sin pretemporada, y lo que es peor casi sin entrenamientos, y aun así, hasta el último cuarto el partido estuvo abierto. ¿El partido fue entretenido? Pues sí. ¿Hubo detalles interesantes? Por supuesto. ¿Quino Colom regaló un curso de dar asistencias? Cierto y gratis, o al menos no más que el precio de la entrada. ¿Los pivots se hicieron fuertes debajo de la canasta? Sin duda.

Pero no podemos olvidarnos quien estaba enfrente. Un equipo que todavía no puede calificarse de otra manera que no sea su suma de individualidades, porque solidaridad allí no existía, pero no se les puede culpar, no les había dado tiempo a más. Ojala lo conseguían aunque van a necesitar tiempo y la competición no sé si les va a dar el que necesitan. ¿Qué más cosas buenas se pueden decir del primer partido de Estudiantes en casa? Que la afición necesita un ídolo, y el búlgaro Ivanov puede serlo.

Que Kuric parece un motor diesel, pero que funciona correctamente y más lo va a hacer sin Carl English este año, aunque tendrá que superar, eso si, la terrible irregularidad del año pasado. Que Rabaseda no está afortunado pero acabará estándolo. Y luego están los “chavales”, que terminaron jugando con el partido ya resuelto. Se espera que alguno de ellos pueda aportar más que esos minutos finales. Ah, y tenemos al mejor fichaje de la temporada que no es otro que la renovación de Vidorreta.

En definitiva, la afición estudiantil tuvo un sábado por la tarde feliz. Y de nuevo al Buesa Arena, escenario de grandes recuerdos porque allí levantó Alfonso Reyes en el año 2000 la Copa del Rey, pero donde no pintaba bien a priori, porque de los últimos 10 partidos jugados, 9 derrotas para los de Magariños (victoria justamente la temporada anterior), aunque las bajas de Laboral Kutxa (compensaba la de Nogueira) hacían mantener algo de optimismo. Partido muy errático desde el comienzo por parte de los dos equipos, pero el mayor acierto de los de casa fue suficiente para que los alaveses se despegarán en el marcador y obligara todo el partido a los madrileños a “hacer la goma”, hasta que en el comienzo del tercer cuarto, donde emergió la figura del “ChapuNocioni junto a la sensación que no aguantaba el físico a los estudiantiles (recordó a muchos partidos de pretemporada), se terminó mentalmente el partido.

Aprovechó Scariolo para repartir minutos entre su banquillo, mientras que los de Vidorreta tuvieron que hacer el esfuerzo para la derrota no fuera indigna (al final 13 abajo).La realidad es que el UCAM Murcia fue superior a Estudiantes desde el salto inicial. Creemos que Txus tendría marcado en el calendario este partido como victoria, aunque seguro que el buen juego que desplegaron los murcianos la semana anterior ante el todopoderoso Real Madrid, le habría creado la desconfianza.

Desde luego, todos los que nos acercamos el sábado al Palacio de los deportes, sabíamos que no iba a ser fácil, aunque si pensáramos en el 1 del quinibasket. Pero no, y se vio desde muy pronto. Los tres primeros cuartos fueron de absoluto dominio por parte del UCAM, donde la falta de acierto colegial les condenó desde el principio. Pero llegó el tramo final del encuentro y entre que a los murcianos se les acabó la gasolina (deben hacérselo mirar porque con el Real Madrid les costó el partido) y que Vidorreta tiró una moneda al aire y salió cara (o quizás no fue tanta suerte, ¿no Txus?), Estudiantes empezó a recortar puntos de manera inapelable. La prueba consistió en situar a tres bases con dos ala-pivot. Y salió de lujo.

Siempre la misma jugada, entraban hasta debajo de canasta y pelota para que el “temporero” de Guille Rubio (que se quedará cuando se recupere Nogueira sino al tiempo) fuera MVP de la jornada. Pero llegó la antideportiva de Colom a San Miguel, muy cuestionada por el público del Palacio, y se acabó el partido cuando el recinto madrileño se empezaba a crear la remontada. Queda saber el futuro que deparará los próximos partidos, pero el calendario es muy complicado con la visita al Palacio de un invicto Herbalife Gran Canaria y dos visitas ambas dentro de la Comunidad de Madrid a Fuenlabrada, que parece que no carbura todavía, y un Real Madrid galáctico.

Mirando el calendario, a priori, siempre hablando a priori, pensamos que en la primera vuelta las victorias fuera de casa van a ser “rara avis”, por lo que habrá que aferrarse al Palacio para no descolgarse en la Liga Endesa y evitar adentrarse en la dinámica perniciosa de hace un par de años. El sueño de vivir una temporada tranquila donde la Copa del Rey y los play-off sean el objetivo, empieza a sonar a quimera, y nos tememos que este año el equipo se va a afiliar al sufrimiento. @josemayo2

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

Comentarios recientes