La actitud de Lebron encendió al público de Toronto

El baile con la pelota no gustó nada al público canadiense

Cuando un jugador sale del instituto y firma en el vestuario que compartió con sus cuatro mejores amigos de la infancia como King James, ya da una muestra de la seguridad que tiene ese jugador en sí mismo, y que no teme nada de lo que le pueda venir. Y en el partido que enfrentaba a Toronto Raptors frente a Miami Heat, volvió a dejar una muestra de esa actitud que tantas veces se le ha acusado de tener y que tan mal fama le ha creado.

Lebron James tiene muchas virtudes baloncestísticas y pocos defectos, pero entre los defectos, sin duda, su actitud y sus palabras, son en ocasiones los que más problemas le suelen generar. Y ayer volvió a dar nueva muestra de ello, cuando con el partido ya decidido, se dedicó a bailar con el balón en media cancha, ante los abucheos del público que llenaba la grada.

La jugada para colmo, acabó como suele acabar cuando los Heat entran en acción, Lebron rompió hacia canasta y castigó las ayudas abriendo el balón a la esquina, para que un jugador que año tras año es un seguro desde la línea, anotara un triple muy doloroso. Lebron que ayer entraba en la historia, como quinto jugador en la historia de la NBA, en alcanzar los 10 o más puntos en 500 partidos consecutivos, debería dejar de tener este tipo de actitud, algo que sin duda traería consigo el reconocimiento unánime de toda la NBA, como uno de los mejores de todos los tiempos.

Comentarios recientes