Los Warriors aleccionan a los Wolves

Golden State vence por 106-93 a Minnesota en el Target Center en un choque en que Ricky y Curry estuvieron espesos

Los Golden State Warriors derrotaron a los Minnesota Timberwolves a domicilio por 106-93. Los Warriors, un equipo en el que se podrían reflejar los Wolves por su juego veloz y espectacular, acostumbran a superar con holgura los 100 puntos de promedio, algo que ocurrió la pasada madrugada. Klay Thompson lideró su ataque en el Target Center de Mineápolis con 30 puntos. Además se encargó del marcaje de Ricky Rubio, al cual dejó seco.

Ricky intenta desbordar a Andre Iguodala / lainformacion.com

El base español volvió a tropezar con la misma piedra de otras veces. Bien marcado por Thompson y en alguna fase por Harrison Barnes, Ricky no afinó en el tiro, con un 2 de 8. Concluyó con 7 puntos y 7 asistencias y perdió cuatro balones, solo recuperó uno. Su trabajo defensivo sí resultó eficaz. Se emparejó con la estrella de los Warriors, Stephen Curry, que se quedó en 5 puntos y 7 asistencias, con una serie también de 2 de 8 en el tiro. El excelente trabajo defensivo no lo aprovecharon los suyos, que vieron como Klay Thompson se salía con 30 puntos en un 11-21 en tiros de campo.

Thompson estuvo bien acompañado en el ataque por David Lee, con 22 puntos y 15 rebotes, Iguodala, con 22 puntos, y Barnes, con 14. La respuesta de Kevin Love, con 25 puntos y 16 asistencias, y de Kevin Martin, con 23, no fue suficiente y los Warriors, que llegaron a dominar por 18 puntos, sentenciaron con relativa tranquilidad.

El duelo del espectáculo se lo llevaron los Warriors sin su mejor arma, Curry, demostrando la profunidad y equilibro del conjunto dirigido por Mark Jackson. El entrenador de los Wolves explicó que su equipo había recibido una lección muy importante, de como encarar un partido durante los 48 minutos.

"Ahora estamos jugando contra grandes equipos y estamos descubriendo más de nosotros. Hoy, no estuvimos listos para competir con este equipo. Ellos fueron mucho mejores que nosotros y creo que cada uno de los nuestros tiene que jugar mejor para que nosotros tengamos opciones", reflexionó pausadamente Adelman.

Kevin Martin fue más directo: "Hoy hemos aprendido una lección de como jugar juntos durante los 48 minutos y como jugar fuerte durante 48 minutos". Los Warriors fueron, definitivamente, el mejor equipo en cancha y un ejemplo para unos Wolves que tienen un estilo de juego similar.

Comentarios recientes