Andrea Bargnani amaga su mejor versión ante Charlotte

La arriesgada apuesta de los Knicks por el pívot italiano da sus primeros frutos en la victoria de NY frente a Charlotte

Andrea Bargnani mostró su mejor versión en el triunfo de los Knicks frente a los Bobcats por 101-91 la pasada madrugada al anotar 25 puntos y capturar 8 rebotes. El pívot italiano, una de las apuestas más arriesgadas del mercado de verano, había empezado la temporada superando las previsiones más catastrofistas y mostrando un rendimiento todavía inferior al de su último curso en Toronto. ¿Podrá recuperar su mejor forma la nueva pieza de los Knicks?

Bargnani luchando un rebote con Joakim Noah / lainformacion.com

Andrea Bargnani había sido criticado hasta la saciedad en verano. Muchos acusaron a los responsables de los Knicks de haberse vuelto completamente locos apostando por un tipo que claramente había sufrido su peor año profesional en la temporada previa de su fichaje. Los Knicks no tuvieron que entregar mucho a cambio de el polivalente italiano, y se lanzaron a la aventura. Tras dos semanas de competición, por fin los neoyorquinos pueden sonreír ante el rendimiento de su apuesta, que aportó 25 puntos, 8 rebotes y 5 tapones en la victoria ante los Bobcats.

Un triunfo necesario ya que los Knicks han empezado con balance negativo, y lo mantienen (2-3). Bargnani sufrió los abucheos de la grada del Madison tras un cuarto de trayectoria knickerbocker, no le dieron más tiempo para mostrar su disposición y calidad en la pista. No se equivocaron, al menos tras una primera semana nefasta.

Según Ben Golliver, de SI.com, con Bargnani en la cancha, los Knicks pasan de ser un equipo ofensivo de media tabla para arriba a ser uno de los cinco peores de toda la liga. Con él, también pasan de una defensa magnífica (84,5 puntos recibidos) a una completamente desastrosa (116 puntos recibidos). Una transformación que roza lo imposible.

Sus promedios son más bajos que los de su último año en Toronto. Ahora mismo está en 12 puntos y 3,2 rebotes por partido. Bargnani llegó a promediar 21 puntos y 5 rebotes en su mejor campaña, siendo un arma peligrosa por su versatilidad y habilidad de tiro desde el exterior de la zona.

Los aficionados de Nueva York vieron un cambio ante Charlotte, pero todavía son escépticos ante un tipo que ha acumulado centenares de artículos críticos y muy pocos elogios en verano y en su arranque en la Gran Manzana.

Es un pívot que no aporta ni rebotes, ni tapones ni asistencias (al menos habitualmente). Puede, cuando está entonado, anotar desde muchas posiciones y desde la línea de tres, eso ocurrió en Charlotte. Que siga así sería la mejor noticia para los Knicks, que deberán conformarse sino con un jugador mediocre y de banquillo.

Golliver sentencia al pívot preguntándose si para Mike Woodson no “hubiera sido más útil jugar un 4 contra 5 cuando era el turno de Bargnani en la rotación”. Mucha razón pero el pívot se desquitó la pasada madrugada ante los Bobcats.

29 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 5 tapones. Tan solo había conseguido 5 o más tapones en cinco ocasiones durante toda su carrera. Un día de inspiración que deberá prolongar un buen tiempo si quiere convencer al crítico aficionado de Nueva York. ¿Brotes verdes o un oasis en medio del desierto?

Comentarios recientes