Jeremy Lin se sale pese a padecer fiebre

El base no encuentra límites en el triunfo de los Rockets ante los Raptors tras dos prórrogas (104-110)

Jeremy Lin se marcó un auténtico partidazo pese a tener claros síntomas febriles antes de arrancar el encuentro. Sin llegar a la altura del maestro Michael Jordan, Lin se sobrepuso a los síntomas y el malestar jugando al baloncesto como mejor sabe. Acabó con 31 puntos y anotando la canasta que selló definitivamente el choque de infarto entre los Rockets y los Raptors, tras dos largas prórrogas (104-110).

Linsanty se reencontró en la tierra, al menos por una horas. La fiebre viajó del cuerpo de Jeremy Lin al graderío cuando este anotó la canasta que selló el tremendo partido entre Toronto y Houston. Sus 31 puntos lideraron el padecido triunfo local. Lin se marcó jugadas propias de aquél que explotó en el Madison y que, desde su fichaje por Houston, había quedado en un segundo plano.

Él fue el mejor en la pasada madrugada. Su actuación llegó en la segunda mitad. “En la mitad del tercero… anoté un par de tiros, y todo pareció pararse… No hice un gran trabajo para incluir a todos los compañeros, pero ellos hicieron un enorme trabajo al encontrarme”. declaró Lin tras el choque.

Rudy Gay (29 puntos) forzó la segunda prórroga con un triple en toda la cara de Chandler Parsons. Previamente Gay y Harden (26 puntos y 10 asistencias) habían fallado el tiro ganador en el último periodo del tiempo reglamentario.

Espectáculo puro en el Toyota Center, con final feliz para los aficionados tejanos.

El partido al completo fue muy intenso. Dwight Howard continuó con sus problemas en la línea personal (4-12) y rozó la expulsión en una pequeña lucha con Jonas Valanciunas bajo los aros.

Comentarios recientes