Andre Iguodala hunde a los Thunder sobre la bocina

Iguodala consiguió la canasta del día con un buzzer-beater ganador

Iguodala celebra su game winner junto a sus compañeros / nba.com
Iguodala celebra su game winner junto a sus compañeros / nba.com

Russell Westbrook lideró a los Oklahoma City Thunder en la bahía de Oakland y les puso por delante con un tremendo triple a tan solo 2.3 segundos de la conclusión que salvó Andre Iguodala con un todavía más espectacular tiro en suspensión a media vuelta para ganar el partido para los Warriors, por la mínima,sobre la bocina (115-116). El base de los Thunder lideró a los visitantes con 31 puntos mientras Klay Thompson fue el más acertado con 27 puntos para Golden State. Iguodala anotó 14 puntos, repartió 9 asistencias y levantó a su nuevo pabellón entero; Serge Ibaka siguió con su mejoría anotando 25 puntos y capturando 13 rebotes.

Iguodala celebra su canasta ganadora ante los Thunder / nba.com

La NBA es la competición más imprevisible y espectacular del planeta. Cuando todo el mundo creyó que los Thunder lo tenían muy cuesta arriba para vencer a los Warriors a domicilio, apareció Russell Westbrook ante la sonada ausencia del definidor por antonomasia del equipo de Scott Brooks, Kevin Durant.

El base, que volvió hace tan solo 6 partidos, recibió el balón de KD a falta de segundos para la conclusión, con su equipo dos puntos abajo. Se levantó justo donde recibió y anotó un triplazo que sorprendió a los aficionados de los Warriors a tan solo 2.3 segundos del bocinazo final. Parecía ganado y Westbrook les acababa de dar un patadón. Entonces apareció Andre Iguodala.

Una de las incorporaciones más importantes, y menos valorada, del mercado de verano demostró de nuevo todo su valor. Pese a no liderar el equipo en anotación, Iguodala hizo lo justo y necesario en todo momento. 14 puntos en un 5-6 de tiros de campo, 9 asistencias y ningún fallo desde la línea de tres o la de tiros libres.

Recibió un balón que supuestamente era para otro compañero, lo capturó, se levantó y a la media vuelta la soltó con mucho estilo. Un fadeway preciso y perfecto que entró suavemente en la red. Estruendo en las gradas, los Warriors habían ganado por la mínima a los magníficos Thunder. Explosión de júbilo en la bahía de Oakland, su equipo es único, divertido e imprevisible.

Steph Curry lideró las acometidas de los Warriors con 22 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias. Klay Thompson continuó en su excelente estado de forma con 27 puntos en 10-15 TC y 6-9 en 3P. David Lee mostró todo su potencial en el poste con 20 puntos. Todo funcionó para los de Mark Jackson y a pesar de ello, necesitaron la genialidad de Iggy para doblegar al rival.

Kevin Durant estuvo espeso y delegó responsabilidades al final. Primero a un Serge Ibaka solvente y efectivo, que terminó con 27 puntos, 13 rebotes y 3 tapones el choque. Después hizo lo propio con Westbrook, que demostró de nuevo que su rodilla está simplemente bien (31 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias). KD no encontró su ritmo y en el último cuarto se quedó sin respuestas, se tradujo en 20 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias -incluso en su peor día brilla- que maquillan un poco su poca confianza cuando llegó el momento de ganar el encuentro.

Andre Iguodala ha anotado cuatro buzzer-beaters (ganadores) desde que llegó a la liga en 2004, a la misma altura de los mejores de los últimos 10 años (Bryant, Arenas, Pierce y Wade). Los Warriors tienen un diamante y su rendimiento es oro puro, perderse un partido suyo este año es prácticamente un sacrilegio.

No le quitaremos mérito a Russell Westbrook, por cierto, que se quedó sin premio tras este enorme triple improvisado:

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

Comentarios recientes