El mal inicio de Cleveland Cavaliers enciende los ánimos del vestuario

Dion Waiters podría ser el primer damnificado en este mal arranque de campaña

Cleveland Cavaliers apuntaba a poder ser una de las revelaciones de la temporada NBA, afianzado Kyrie Irving en su tercera temporada en la liga, y con la vuelta de Anderson Varejao, unida a la gran apuesta que hicieron por Andrew Bynum, hacía pensar que podíamos estar ante uno de los equipos revelación de la liga, pero cuando el balón ha echado a rodar, parece que las circunstancias están siendo bien distintas. Los Cavs han arrancado con un pobre balance de 4-7 que les dejaría un año más fuera de las posiciones de playoff, y esta tensión parece haber provocado las primeras escisiones en el vestuario que tendrían en la "bronca" protagonizada por Kyrie Irving y Mike Brown en el partido frente a los Bulls, su mayor expresión.

FOTO: lainformacion.com

Cleveland Cavaliers no ha sabido responder a las expectativas que levantó durante toda la pretemporada y al parecer este mal inicio de "regular season" ha acabado desembocando en mal ambiente dentro del vestuario. Situación que quedó patente en la "bronca" protagonizada por la estrella del equipo Kyrie Irving y el técnico de los Cavs, Mike Brown, en la derrota de Cleveland frente a Chicago Bulls la semana anterior.

Al parecer tras la dolorosa derrota que sufrieron los Cavs en su partido frente a Minnesota Timberwolves, se produjo una reunión en el vestuario, en la cual, y según informa la cadena ESPN, varios jugadores se habrían acabado enganchando en una discusión que fue subiendo de tono.

Tras un "prometedor" inicio de temporada en el que salvaron un balance de 2-2 los Cavs han encadenado hasta 5 derrotas en los últimos 7 partidos disputados lo que ha acabado por llevar la tensión al vestuario. Una de las claves del mal arranque de los Cavs no es otra que el decepcionante arranque que está teniendo en esta campaña Kyrie Irving, el ROY 2012, está promediando en este arranque de "regular season" con unos porcentajes inferiores al 38% .

Todas las partes quisieron quitarle hierro a la tensión, que según parece es palpable, que vive el vestuario, así el propio Mike Brown no quiso darle ninguna importancia a la reunión que mantuvieron tras la dolorosa derrota frente a los Wolves "no es malo para el equipo. Los chicos quieren ganar partidos y se preocupan por hacerlo" decía el técnico.

Un Mike Brown que tampoco quiso aclarar la situación de Dionte Waiters en el equipo, después de que este se quedara sin jugar los dos últimos partidos de los Cavs, en principio, como consecuencia de una enfermedad "Dionte visitó al doctor en sendas ocasiones. Alguien dice que está enfermo, uno va al médico y soluciona el problema" palabras que quisieron cerrar la polémica, pero que en ningún caso lo cerraron.

Veremos si entre todos son capaces de reconducir la situación o si bien, por el contrario, una nueva derrota vuelve a provocar que la tensión se apodere de un vestuario, quizás demasiado joven para acabar soportando tanta presión. Sin duda los 41 puntos de Kyrie Irving en el último choque que acabaron ganando en la prórroga a Washington Wizards, podría servir para cerrar la polémica en torno a la gran estrella del equipo que podría utilizar este partido como plataforma para comenzar su explosión en una temporada en la que se espera mucho de él.

Comentarios recientes