El impacto de Kobe en los Lakers a su vuelta

¿Cuál será el impacto de Kobe en el equipo? ¿Será bueno para la estabilidad que están encontrando los Lakers?

Con el OK de los médicos de los Lakers, la NBA cuenta los días para ver el regreso de uno de los jugadores más carismáticos de la liga, Kobe Bryant. Sin duda la vuelta de la Mamba Negra a las canchas de baloncesto supondrá un gran impacto en la audiencia, pero ¿cómo afectará a sus compañeros? ¿Qué aportará en defensa? ¿Y en ataque? ¿Su retorno será más positivo que negativo para la química del equipo?

Kobe Bryant cayó lesionado el 12 de abril de 2013. Foto: Lainformacion.com

Para poder juzgar y analizar correctamente el impacto que supondrá Kobe Bryant en la cancha tendremos que verlo jugar. Hasta entonces todo lo que leeréis -incluído este artículo- son meras especulaciones. Sin embargo, la edad no miente, y Kobe ya es un jugador veterano.

Su actitud para encajar una más que probable notable bajada de rendimiento -al menos durante el primer mes- será determinante para evaluar `hasta dónde puede llegar tras la lesión'. Kobe es uno de los jugadores con más orgullo de la NBA y siempre es capaz de sorprendernos, pero es un jugador de carne y hueso. Tendrá que asimilar que las defensas no van a dejarle respirar, y que sus energías muy probablemente tardarán menos en flaquear. ¿Alguien ve a Kobe aceptando tirar menos y jugar menos?

El precedente de la temporada pasada, con un Kobe Bryant que no quería gastar energía en defender, tiene que servir para que este año -sin la ansiedad del anterior por entrar en playoffs- Kobe vuelva siendo un ejemplo para sus compañeros, capitaneando la defensa. Si Kobe se ve limitado en ataque, el equipo debe saber que puede buscar otras opciones de tiro. Xavier Henry, Nick Young, Steve Blake o Jordan Farmar han demostrado durante los 12 partidos que llevamos este curso que se puede confiar en ellos. En defensa, los Lakers no se complican demasiado, y ése es un aspecto en el que Kobe sí podría liderar un cambio de actitud.

¿Tendrá Kobe que asumir un nuevo rol en el equipo? Nadie duda que la Mamba Negra jugará de titular -manda más que el entrenador- pero insistimos, vuelve de una lesión muy complicada, a sus 35 años, Kobe no será el mismo, pero si puede llegar a ser un 70 u 80 % de lo que fue, y sabe adaptarse él a la dinámica del equipo, y no el equipo a él, quizás los Lakers mejoren sus resultados.

Gasol y Bryant suman 68 años entre los dos. ¿Pueden aún liderar a los Lakers?

Hay que preguntarse además, si a los Lakers les importa esta temporada, o se están centrando en la próxima. La franquicia angelina tendrá mucho margen salarial este verano si no renueva a Gasol y logra renovar a Kobe con un contrato razonable. Steve Nash, de quien se está diciendo que podría retirarse de manera inminente, cobraría los más de 9 millones de dólares que tiene firmados para la próxima temporada, pero es un espacio salarial adicional para seguir construyendo. Los directivos tienen mucho trabajo en el seguimiento de futuros agentes libres, como LeBron James o Carmelo Anthony. Es muy probable que uno de estos jugadores -o los dos- vistan de oro y púrpura durante la próxima temporada.

Da la falsa sensación de que los Lakers están jugando ahora por encima de sus posibilidades. Tras 12 partidos, acumulan 7 derrotas. No es un resultado positivo, pero a todas luces sorprendente, teniendo en cuenta el nivel al que está jugando Pau Gasol -con evidentes problemas físicos- o Steve Nash -lesionado indeterminado-. Los californianos lo están haciendo mejor de lo que se esperaba. Los todopoderosos Clippers de Chris Paul. Blake Griffin y DeAndre Jordan, sólo llevan dos victorias más que ellos y han perdido un partido menos. Equipos como Brooklyn Nets, Whasington Wizards, Toronto Raptors, Cleveland Cavaliers o New York Knicks están teniendo peores resultados que Lakers con plantillas -a priori- muy superiores.

Los grandes problemas de los Lakers durante la pasada temporada fueron dos. El estigma de Howard y las lesiones del quinteto de los 100 millones. Howard tenía que ser titular, tenía que estar contento para que considerara renovar. Gasol a la nevera, y con todo tipo de problemas físicos. Steve Nash empieza a chirriar y Kobe, tras una temporada fantástica -a nivel ofensivo- se lesiona y su rendimiento a la vuelta es toda una incógnita. Este año puede repetirse la misma situación con Pau Gasol, Steve Nash y Kobe Bryant, pero sin embargo el equipo no tiene la misma presión que el año pasado. Sólo hay que ver que ya no venden todas las entradas del Staples -aunque ya veremos qué pasa cuando vuelva la Mamba Negra- para darse cuenta de lo que espera el público de ellos esta temporada. Al tener menos presión, puede que el juego del equipo angelino sea más armónico, repartido y solidario. Cuando vuelva Kobe puede que todo cambie.

En el pasado Kobe se ha visto durante algunas temporadas rodeado de jugadores de un nivel muy inferior a él. Su reacción fue acaparar muchos tiros, asegurarse grandes promedios anotadores, y encerrarse en sí mismo. Este año se repite la historia, pero Bryant vuelve de una larga y complicada lesión, y con 35 años pesando sobre la espalda.

Está en su mano adaptarse a la dinámica del equipo, los ritmos de ataque, de defensa. Su carácter debe sumar y no restar, porque un jugador como Kobe Bryant está llamado a ser un ejemplo para el resto de sus compañeros.

Comentarios recientes