3.- Eddy Curry, el arte de rentabilizar un buen nombre en la NBA

La temporada 2009-2010 se convirtió en el jugador más caro de la liga

Eddy Curry representa, dentro de este peculiar ranking de jugadores que han cobrado auténticas millonadas de equipos NBA, sin haberse prácticamente enfundado ni la camiseta de juego, a otro tipo de jugadores, podríamos definirlos como a los veteranos capaces de sacar rentabilidad a una o dos buenas temporadas en la NBA. Esta clase de jugadores tiene especial predilección por una franquicia en concreto, New York Knicks, y cuando Curry vio la opción, no quiso dejarla escapar.

Eddy Curry tuvo sus momentos de gloria durante sus inicios en la NBA, seleccionado con el pick #4 del draft de la NBA en 2001, justo por detrás de Pau Gasol, Eddy Curry parecía una buena opción para el juego interior de Chicago Bulls, que fueron quienes apostaron por él. Tras unos prometedores inicios en Chicago, donde incluso, llegó a liderar la liga en porcentaje de tiros con un 58% de aciertos, Curry fue traspasado a New York Knicks donde pese a empezar con buenos números, su desidia en la pista a la hora de defender y rebotear provocó que Scott Skiles dijera de él que "lo que tiene que hacer para defender mejor y rebotear es muy sencillo, saltar".

Tras tres temporadas con un rendimiento aceptable en los Knciks, Curry empezó su declive absoluto como profesional, pero no por ello, los Knicks iban a dejar de pagarle como el pívot solvente que contrataron.

Su última campaña en los Knicks le hace entrar con todo honor en este ranking de jugadores. Eddy Curry tenía cerrados $ 10.5 millones por esa campaña, contrato que como es ley en la NBA los Knicks, especialistas en pagar vacaciones a sus jugadores, abonaron íntegramente. Esa campaña, Eddy Curry disputó únicamente 7 partidos con New York Knicks, para un total de 62 minutos en toda la temporada. En el global de su carrera más de $ 57 millones los que se embolsó un Eddy Curry, que no supo administrar sus ganancias y que pasa apuros económicos en la actualidad.

La cifra más escandolosa, es el ratio entre minutos jugados y sueldo percibido en ese año por Eddy Curry, 169.360 $ es lo que cobró Curry, por cada minuto que estuvo en pista durante esa temporada en la que aportó a los Knicks 26 puntos, 13 rebotes, 1 tapón y la friolera de 13 pérdidas (casi dos por partido). Sin duda, una buena forma de hacerse millonario, la que escogió un Eddy Curry quien todavía estiró más su carrera en Miami y Dallas durante dos temporadas más.

Comentarios recientes