La "Rookie Class 2013", una generación con el punto de mira desviado

Tras el horrible arranque de Anthony Bennett se esconde un mal comienzo general de la Class 2013

La Rookie Class 2013 no está teniendo un arranque demasiado fácil en lo que llevamos disputado de temporada regular en la NBA, con un decepcionante Anthony Bennett a la cabeza, hasta el punto que el sorpredente número #1 del draft ha empezado a escuchar rumores que le sitúan jugando la D-League. Pero tras este decepcionante arranque se esconden muchos otros rookies que ni mucho menos están respondiendo a las expectativas levantadas, y todos ellos con un denominador común: unos paupérrimos porcentajes de tiro que los colocan en el disparadero. Analizamos la temporada de los 10 primeros picks del draft 2013, y sus estadísticas en lo que va de liga.

FOTO: lainformacion.com

Mucho tendrá que mejorar la Rookie Class 2013 si quiere acabar consolidándose como una apuesta segura en sus respectivos equipos. Como decimos, el lamentable arranque de temporada de Anthony Bennett está escondiendo una generación de rookies que en ningún caso está respondiendo a las expectativas generadas.

El estigma de esta generación parece claro y son sus porcentajes de tiro durante la temporada, ya que a excepción del rookie de Brooklyn Nets Mason Plumlee, ninguno de los rookies tiene un porcentaje de tiro que supere el 50%. El resto de la generación se mueve por debajo, e incluso alguno de ellos, muy por debajo de estos porcentajes.

A la cabeza de esta generación, y como no podía ser de otra manera, está el mismo hombre que encabezó la lista del draft 2013, Anthonny Bennet, jugador que ha protagonizado el peor arranque de un pick #1 del draft desde 1966, y que sigue inmerso en una crisis de juego que han hecho que los Cavs se llegaran a plantear, aunque finalmente descartaran esta opción, enviarlo a la liga de desarrollo de la NBA. Bennett está promediando 2 ppp, con unos porcentajes que hablan por sí solos: 33 % en lanzamientos libres, un 21 % en lanzamientos de campo, y un lamentable, 13% en los tiros de tres puntos, sin duda cifras que le colocan al frente de este listado.

Victor Oladipo no podríamos decir que esté cuajando un arranque al nivel de decepción del protagonizado por Anthony Bennett, pero sus porcentajes de tiro tampoco son para lanzar cohetes. El potente SG de los Magic está promediando un 41% en lanzamientos de campo, porcentaje que baja si nos vamos a sus números desde más allá de la línea de tres puntos, donde bajan hasta el 32.6 % y un "aceptable" 75% en lanzamientos libres, algo que sin ser grandes cifras, sí que le hacen desmarcarse de Anthony Bennett. Un Oladipo, que sí es cierto, está respondiendo a las expectativas, y con 13.1 ppp, está cuajando una aceptable campaña.

El tema de los porcentajes de tiro se agrava cuando analizamos a jugadores como Alex Len y Cody Zeller, quienes ocupan posiciones interiores, las cuales, siempre en teoría, deberían facilitarles posiciones más cercanas al aro con lo que sus porcentajes deberían ser más altos. Sólo hace falta ver que de los 5 jugadores que lideran la liga en cuanto a porcentaje de tiro, 4 de ellos juegan en posiciones interiores, y el otro es nada menos que Lebron James. Pues bien, Alex Len, la exótica apuesta de los Suns, no está dando el resultado esperado, y sus porcentajes son de un 42.9% en lanzamientos de campo, para promediar unos tristes 1.8 ppp en los casi 8 minutos de juego. El otro caso, el de Cody Zeller, puede que sea más decepcionante debido a que todavía se esperaba más de él y está en un porcentaje incluso preocupante para un jugador interior, como es su caso, con un 33% en los 18 mpp para un promedio de anotación de 5 ppp. No son cifras que inviten a la esperanza en esta su primera temporada en la NBA.

Para acabar con el top ten que lideró el pasado draft, merecen mención aparte dos de los exteriores llamados a dominar la competición y que están registrando unas estadísticas que para nada eran las esperadas: un 33% en lanzamientos de campo, unido a un 26% y un 23% en lanzamientos de tres puntos para anotar 7.3 ppp y 8.5 ppp respectivamente. Estamos hablando de Kentavious Caldwell-Pope y de la gran estrella de esta generación, Trey Burke, en favor del que hay que decir que acaba de empezar su temporada, debido a una lesión que le mantuvo apartado de las pistas durante las primeras semanas.

El resto hasta completar los 10, todavía no han podido demostrar su valía en la competición, debido a diversas lesiones que les mantienen apartados de la práctica del baloncesto, como es el caso de Otto Porter, CJ McCollum y Nerlens Noel, de quien se dice que no podrá jugar en toda la temporada debido a su lesión de rodilla.

El contrapunto a todos ellos sería el base de Philadelphis 76ers, Michael Carter-Williams, quien se ha convertido en la gran sensación de la liga en este arranque, y que lidera sin ningún genero de dudas, al menos, hasta el momento, la Rookie Class 2013. El jugador ha encontrado en el estilo de juego de los Sixers el que encaja a la perfección con sus características, y está promediando 17.3 ppp, a los que acompaña con 7 asistencias, 3 robos y casi 6 rebotes, eso sí, y como miembro de honor de su generación, sus porcentajes, tampoco son para lanzar las campanas al vuelo: 40% en lanzamientos de campo, 37% en tiros de 3 y un más que preocupante 68.3% en tiros libres...algo en lo que sin duda, debe trabajar seriamente para mejorar.

Este es el resumen del arranque de la Rookie Class 2013. Una Rookie Class que, según lo que hemos podido analizar, anda con el punto de mira un tanto desviado. Una generación, esta de 2013, en la que de momento tan sólo podemos salvar (entre aquellos rookies que disputan una media de al menos, 10 minutos por partido) al jugador de los Nets, Mason Plumlee, quien salva el honor de toda una generación con un 65.9% en lanzamientos de campo, y 6.4 ppp, aunque, y como no podía ser de otra manera, tiene un lunar en sus porcentajes: el 54.8% que promedia en los tiros libres. Mucho trabajo por delante para todos ellos, ya que deben calibrar su punto de mira si quieren optar a estar entre los mejores. Veremos si lo consiguen.

Comentarios recientes