Carmelo Anthony: "Estamos jugando para perder partidos"

Los Knicks, con 9 derrotas consecutivas, acumulan 7 derrotas seguidas en el MSG, la peor racha de la historia Knickerboker

Carmelo Anthony es, sin ninguna duda, la referencia en el juego de los New York Knicks, y el alero estrella de la franquicia del Madison ha querido dar un paso adelante y asumir el rol de líder en el vestuario que se supone debe tener. 9 derrotas consecutivas son una auténtica losa que cae sobre unos Knicks que parecían hechos para tratar de luchar por el anillo esta temporada, después de haber dado un salto importante en sus prestaciones durante la campaña pasada, conquistando incluso el título de la División Atlántico tras 19 temporadas sin hacerlo. Unos malos playoff y unos Pacers inmensos condenaron a los Knicks a otra temporada en blanco cuando parecía que podían llegar a las primeras finales de Conferencia desde el año 2000.

FOTO: lainformacion.com

Con los focos del Madison todavía calientes, salía a hablar la gran estrella de los New York Knicks ante los medios, y lo hacía asumiendo su papel de líder del vestuario, algo que quizás, en demasiadas ocasiones, se le había achacado no hacer a Carmelo Anthony. Los Knicks, acababan de encajar su novena derrota consecutiva, y la séptima seguida en el Madison, lo que supone la peor racha en su propio campo de la historia de la franquicia (fuente: NBA Stats & Info).

Con estos datos resonando todavía en su mente, afrontaba una rueda de prensa Carmelo en la que hablaba sin tapujos de la gravedad de la situación del equipo. Con un balance de 3 victorias y 13 derrotas, y penúltimos clasificados en la Conferencia Este, la situación exigía un paso adelante por parte de los pesos pesados del equipo, y el primero en hacerlo ha sido el que debería ser líder del vestuario, Carmelo Anthony.

"Estamos jugando para perder partidos", sin paños calientes empezaba su rueda de prensa Carmelo Anthony, "creo que estamos jugando para perder, y no para ganar partidos en este momento", comentaba Carmelo en declaraciones que recogía ESPN. "Cuando pierdes tantos partido de forma consecutiva (7 en casa, peor racha de la historia de la franquicia y 9 en total, algo que no sucedía desde 2006), la situación que se va generando es de cierta tensión".

Carmelo intenta plantear soluciones a esta situación que empieza a ser grave, con el segundo "roster" más caro de la NBA, tan sólo superados por sus vecinos de Brooklyn están empatados con los Bucks de Milwaukee (el equipo que más se ha renovado esta temporada) como el peor equipo de la competición. Los Knicks, que ya han celebrado dos reuniones a puerta cerrada en el vestuario en las últimas semanas, parece que no encuentran el camino para solucionar sus problemas.

Al respecto, Carmelo insistía en que "no tenemos claro lo que tenemos que hacer, en cuanto a unirnos como grupo. Si la solución es volvernos a encerrar y soltar todo lo que llevamos dentro, pues lo haremos". Carmelo tiene muy claro dónde estaría parte de la solución del problema: "no hemos sido capaces de encontrar la identidad como grupo, y esto es un grave problema. La temporada pasada, a estas alturas, sabíamos lo que teníamos que hacer, pero eso, no lo hemos logrado hacer todavía este año". Así pues, esta era una de las claves para la reacción de los Knicks.

Desde el "frontoffice" de los Knicks, y tras el volantazo que dieron antes de iniciarse la temporada, y que todavía nadie es capaz de entender, se ha transmitido plena confianza en en el "head coach", Mike Woodson. En cuanto al "roster", parece claro que los Knicks buscan una operación en la que puedan incluir a un decepcionante Iman Shumpert, y de paso poder deshacerse de los más de $ 40 millones del contrato de Amar'e Stoudemire. Sin un base claro en el equipo, se especuló con la posibilidad de que ese jugador pudiera ser Rajon Rondo, algo que finalmente se acabó descartando, aunque los Knicks son conscientes que necesitan reforzar esta posición, y si las derrotas siguen, volverán a rastrear el mercado en busca de soluciones.

De momento, el mal inicio de los Knicks con un "roster" que cuenta con jugadores de la talla de Tyson Chandler (quien en breve volverá de su lesión) y a quien todos se encomiendan para levantar el vuelo a través de su aportación defensiva, JR Smith, Amar'e Stoudemire o el propio Carmelo Anthony, se ha ganado a pulso ser la gran decepción del campeonato. Veremos si de la mano de Mike Woodson son capaces de enderezar el rumbo de una nave que ahora mismo va a la deriva.

A todo esto, hay que unirle la honda preocupación que empieza a invadir a los aficionados de los Knicks: Carmelo Anthony podría irse de la Gran Manzana el próximo verano.

Comentarios recientes