Michael Kidd-Gilchrist cuarta fractura de mano en la NBA en una semana

Como si de una maldición se tratasea, son ya cuatro los caídos por fractura de mano en los últimos días

Las fracturas de mano, una plaga en la NBA
Las fracturas de mano, una plaga en la NBA

Michael Kidd-Gilchrist continúa con el maleficio que está atacando a los jugadores NBA, en forma de fractura de mano, en menos de una semana, son cuatro ya, los jugadores que han sufrido esta lesión. Una lesión, que por otra parte no es un tipo de percance demasiado común en la NBA. La epidemia de las fracturas de mano, comenzó con la lesión del tirador de los Clippers, JJ Redick, parece como si la lesión del fantástico SG de los Clippers hubiera abierto la veda de las lesiones, y tras él han ido cayendo día tras día jugadores con la misma lesión, eso sí, con diferente alcance. Así, Anthony Davis, Paul Pierce y ahora Michael Kidd-Gilchrist sufren la misma lesión, y lo han hecho cayendo en días consecutivos, una mala racha que esperemos se acabe con la lesión del jugador de los Bobcats.

FOTO: nba.com

La exigencia de la NBA y de un sistema de competición donde los descansos prácticamente son inexistentes empieza a causar estragos entre los jugadores en forma de lesiones. Si la semana anterior acabó con malas noticias en forma de lesiones importantes en jugadores de la talla de Marc Gasol (fuera durante los próximos dos meses de competición), Derrick Rose (estará fuera nuevamente durante toda la temporada) o Andre Igoudala, esta semana ha empezado con lesiones para Jordan Farmar o Pau Gasol en los Lakers.

Pero lo que llama poderosamente la atención de esta semana, es la plaga de fracturas de mano que está habiendo en la NBA en los últimos 4 días. Desde que el pasado sábado, el fantástico tirador de los Clippers, JJ Redick cayera lesionado con una fractura de mano que le afectaba también a los ligamentos de su muñeca, prácticamente a diario ha caído un jugador por día con la misma lesión.

A Reddick le acompaña en esta desafortunada lista, Anthony Davis, lesionado en el choque frente a los Knicks, Paul Pierce y el último en caer que ha sido, el pick #2 del pasado draft 2012 de la NBA Michael Kidd Gilchrist, quien se lesionaba la pasada madrugada en el choque frente los Mavs de Dirk Nowitzki.

Parece que alguien haya echado una maldición y que los jugadores vayan a tener que empezar a pensar en asegurar bien sus manos antes de empezar cada partido. Las lesiones pese a tener el denominador común de fracturarse un hueso de la mano, no son precisamente iguales.

Así, la que en un principio presenta mayor gravedad es la del jugador de los Clippers, JJ Reddick, que además ha visto como la fractura del hueso, le afectaba al ligamento de su muñeca y se le estima un período de baja que oscilará entre las 6-8 semanas.

La lesión de Paul Pierce, tal y como os anunciamos en su día, estará fuera de las canchas por un período de 2-4 semanas, su lesión es la más leve de los "fracturados" en los últimos días.

Por su parte, el último en caera hasta ayer era una de las revelaciones de la temporada, Anthony Davis, quien se lesionaba en el choque frente a los Knicks, y que una vez realizadas todas las pruebas pertinentes, estará fuera de las canchas por un período de entre 4-6 semanas.

Esperemos que la lesión de Kidd-Gilchrist, sea la última de una sucesión de percances en forma de fractura de mano, que no tenía precedentes hasta ahora en la NBA. Y lo más importante en estos casos será no precipitarse en la recuperación, algo que le sucediera, sin ir más lejos, al jugador de los Wolves, Kevin Love, a quien una mala recuperación en una fractura ósea en la mano le costó prácticamente quedarse en blanco la pasada campaña.

Comentarios recientes