Las lesiones azotan la NBA en este arranque de temporada

En una competición tan exigente como la NBA, las lesiones empiezan a pasar factura

La NBA es una competición de las más exigentes de todas las que se disputan, partidos, viajes, pocos entrenamientos y menos descansos, obligan a los jugadores a exprimir sus cuerpos hasta límites insospechados. Pero el cuerpo humano es sabio, y en ocasiones si no tiene el descanso necesario entre unos esfuerzos explosivos como los que requiere la competición de la NBA, se toma por su propia mano el descanso que necesita, haciéndolo en forma de lesiones. Y este arranque de temporada, está siendo particularmente aciago en cuanto a lesiones se refiere, ilustres nombres han caído, y algunos de ellos como Kobe Bryant o Rajon Rondo, quieren estar seguros de que serán capaces de aguantar el frenético ritmo que implica la competición, antes de lanzarse de pleno a la competición, sin duda, la experiencia amarga vivida por Derrick Rose, les ha hecho ser más cautelosos si cabe.

FOTO: nba.com

La NBA se preparaba esta temporada, para la que iba a ser la gran temporada de los retornos a la liga, en una temporada donde el aliciente iba a ser ver a grandes estrellas como Derrick Rose, Rajon Rondo o Kobe Bryant, retornaban a la competición después de largos períodos de recuperación, que en el caso del Rose, superaban el año de inactividad.

La vuelta de Rose, ya en pretemporada abría un rayo de esperanza a unos Bulls, que el año pasado se exprimían al máximo en la competición llegando a ponérselo difícil a unos Heat que no tuvieron, precisamente un paseo, en su enfrentamiento de playoff con la franquicia de Illinois. Con la vuelta de Rose, los Bulls daban un importante salto cualitativo que les podía hacer llegar a ser serios candidatos al anillo. Pero nada podía ir peor para los Bulls, cuando aún no se había disputado un mes de competición y cuando sólo se había podido la enorme calidad en cuentagotas, Derrick Rose volvía a romperse, en esta ocasión el menisco y quedaba fuera, presumiblemente para el resto de la temporada.

La lesión de Rose, es una más de la gran cantidad de estrellas de la liga, que están cayendo en este primer cuarto de la temporada, y que están provocando que sus equipos no estén encontrando la regularidad esperada en este arranque de la temporada. Sin duda, la Conferencia Este, es la que más afectada se está viendo por esta plaga de lesiones, y quizás podría servir a sus equipos como "excusa" para el lamentable arranque de temporada que están teniendo. Las lesiones de jugadores como Paul Pierce, Tyson Chandler o la ya comentada de Derrick Rose, sin duda han dejado mermadas las opciones de sus respectivos equipos. La pérdida de Chandler en unos Knicks, sin rumbo, en esta temporada acabó de condenar a un equipo sin alma y que defensivamente es una auténtica calamidad, la intimidación, cuando Chandler se partió la rodilla, hizo saltar en pedazos el entramado defensivo de un Mike Woodson, que pese a su última victoria frente a sus rivales de la gran manzana, no ha sabido dotar al equipo de un esquema de juego que vaya más allá de ver a Carmelo Anthony teniendo que lanzar casi 30 veces por partido, sin duda la cercana vuelta de Tyson Chandler hará albergar alguna esperanza a los aficionados del Madison que están sufriendo un catastrófico arranque de temporada.

Sin dejar New York, nos trasladamos a Brooklyn, los Nets han visto como en este arranque de temporada, perdían varios partidos a Brook Lopez, lo cual y teniendo en cuenta la carencia de juego interior que tiene el equipo han notado muy negativamente, pero con Lopez ya recuperado, la lesión de Paul Pierce, ha supuesto un duro contratiempo para los hombres de Jason Kidd, de todos los grandes fichajes realizados por el equipo más caro de la liga, el pasado verano, "The Truth" era quizás, quien mejor rendimiento estaba dando al equipo. Esta lesión, unida a la de un Deron Williams que está pasando un auténtico calvario con su tobillo en este arranque de temporada, está provocando un más que decepcionante arranque de los Nets, que tras la última y dolorosa derrota que les inflingían los Knicks puede ver como su entrenador Jason Kidd, vive sus últimas horas al frente del equipo, unos millonarios Brooklyn Nets que no están demostrando en la cancha, los sueldos que percibe gran parte de su "roster".

Pero las lesiones no entienden ni de conferencias ni de experiencia en la liga, así el Oeste también puede presumir de ausencia de máximo nivel. Marc Gasol es uno de los damnificados en este arranque de temporada, "Big Marc" un jugador al que sus especiales características físicas le obligan a tener unos arranques de temporada en los que su motor diesel adquiere revoluciones muy poco a poco, se lesionó en la rodilla, su baja es evidente que está afectando a los Grizzlies, pero no tanto como podría llegarse a pensar, y parece que el equipo, empieza a coger sensaciones pese a su última derrota, sin duda la vuelta de Marc, al que se les espera aún dentro de más de un mes, supondrá un acicate para unos Grizzlies que ahora mismo estarían fuera del playoff en el salvaje oeste.

Pero no sólo caen las grandes estrellas consolidadas de la liga, Anthony Davis, "The Unibrow" quien estaba cuajando una enorme temporada, dejaba huérfanos a unos Pelicans que han visto como su mejor hombre, un jugador que estaba en números de All Star, sin ningún género de dudas, era otra de las víctimas de la plaga de fracturas de mano, que invadió la pasada semana la NBA.

Todos los caídos, lo han hecho con lesiones de mayor o menor gravedad, pero estarán disponibles para sus equipos, en un plazo máximo de un par de meses. Quien no parece que vaya a estrenarse esta temporada en la liga, es uno de los jugadores que más lejos apuntaba de los seleccionados en el pasado draft y al que lamentablemente parece que no vamos a poder ver esta temporada, se trata de Nerlens Noel el interior escogido por los Sixers en el draft y que al parecer, y viendo las pocas opciones de playoff de la franquicia que reside en la ciudad del amor fraternal en esta temporada, prefieren reservarlo y trabajar diversos aspectos de su juego para que la próxima temporada vuelva en plenas condiciones y con nivel de pick #1 del draft, posición que todo el mundo vaticinaba para el jugador de no haber caído lesionado en la fase clave de la temporada NCAA. Aunque en Philadelphia lo de decir que no habrá playoff en esta temporada, y más viendo la explosión del rookie Michael Carter-Williams, no se atreve a decirlo nadie.

Mención especial merecen los ilustres lesionados de la liga, Kobe Bryant y Rajon Rondo mantienen en vilo a los fans de las dos franquicias más históricas de la liga. Lesionados de larga duración, ambos trabajan duro en sus recuperaciones para tratar de volver lo antes posible, pero eso sí, con las máximas garantías de hacerlo siendo quienes eran antes de sus lesiones. La vuelta de Kobe parece que empieza su cuenta atrás e incluso algunos rumores apuntan a que podría ser el mismo viernes frente a los Kings de Sacramento. Por su parte Rajon Rondo, quien ya declaró que no quería volver siendo un jugador mediocre, trabaja apartado del foco mediático, el jugador de los Celtics, quien ha visto en la lesión de Derrick Rose, un serio aviso de lo que podría pasarle si se acabara precipitando, podría hacer que su vuelta se retrasase un poco más, para tratar de hacerlo con las máximas garantías posibles.

Excepción hecha de Rose, como hemos dicho, a todos los caídos en la batalla de este arranque de temporada, a los que habría que añadir a JJ Redick, Bradley Beal o Michael Kidd-Gilchrist entre otros, volverán en un plazo máximo de un par de meses a competir, en la mayoría de los casos, y dada la altura de la temporada, se ha optado por tratamientos conservadores y lo menos invasivos posible, veremos si poco a poco y por el bien de la liga, se van incorporando a la liga los grandes protagonistas que son los jugadores, y esta racha de lesiones, provocada por un explosivo arranque, empieza a desaparecer.

Comentarios recientes