Andrew Bynum ha resucitado

Tras una temporada en el dique seco por una lesión en la rodilla, Andrew Bynum ha vuelto a la NBA y está reclamando a gritos un sitio en la mejor liga de baloncesto d

Los Cleveland Cavaliers son un equipo que está en una reconstrucción permanente desde la salida de LeBron James. Cuentan con un equipo muy joven y en esta temporada habían puesto muchas de sus expectativas. Por fin en Ohio pensaban que el equipo podía llegar a playoff tras muchos años fuera de la élite. Para ello, los Cavs quisieron contar con un campeón de la NBA venido a menos por una lesión. Andrew Bynum, el jugador que sufrió una lesión en su rodilla jugando a los bolos, se convirtió en nuevo integrante del equipo que entrena Mike Brown pensando en una pronta recuperación. Tras pasarse un año en blanco en Philadelphia y terminar su contrato, los Cavaliers confiaron en el jugador y se hicieron con sus servicios con una temporada y con opción a otra para el equipo de Ohio. Bynum ha querido demostrar que aún le queda baloncesto para rato y que quiere seguir compitiendo al máximo nivel en la NBA.

Los Cleveland Cavaliers no han comenzado la temporada de la forma que se esperaba. Muchas derrotas para un equipo que aspira a entrar en los playoff y que actualmente tiene un balance de 7 victorias y 13 derrotas y se encuentra noveno en la conferencia este. Pero las esperanzas de este equipo, además de en Kyrie Irving, están depositadas en un ex campeón de la NBA llamado Andrew Bynum. Su poderío físico era uno de los aspectos por lo que apostaba la franquicia de Ohio. Sin embargo, este mismo aspecto, el físico, es uno de los que más preocupaban a los Cavs.

Tras pasarse un año divagando por Philadelphia y sin haber jugado un solo minuto, los Cavaliers se arriesgaban y firmaban por un dineral ($12.250.000) a un pívot para ser esencial en su plantilla. El jugador mejor pagado del equipo ha querido demostrar que tiene las habilidades suficientes como para seguir jugando en la NBA y su juego fue mejorando con los partidos. El primer buen partido vino ante los San Antonio Spurs el 23 de noviembre. Bynum y los suyos tuvieron que afrontar un partido más que difícil ante los subcampeones de la NBA. La victoria se quedó en casa de los de El Álamo por 96-126. Sin embargo, Bynum se lució y fue el mejor del equipo. 16 puntos, 6 rebotes y un tapón con 8/15 en tiros de campo. Así Bynum confirmaba que estaba preparado para seguir jugando en la NBA.

El primer gran encuentro con victoria de Bynum con los Cavs vino ante uno de los aspirantes a campeón de la NBA el 30 de noviembre. Los Chicago Bulls fueron la primera víctima de este nuevo Andrew Bynum que aportó 20 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias y 5 tapones con un 57% de acierto. Los Cavaliers se hicieron con la victoria por 93-97 y Bynum se convirtió en el mejor jugador del partido. Esta parecía la confirmación de que había vuelto un jugador que fue All Star y que quiere seguir jugando en la élite.

El mes de diciembre está siendo una continuación de la buena racha con la que acabó noviembre y está promediando 17.3 puntos, 8.7 rebotes, 1 asistencia, 1 tapón con un 54.8% de acierto a canasta. Los Cavaliers están confiando una gran parte de su aportación en la pintura a Bynum. Además, la otra gran parte del juego interior es Anderson Varejao, que es otro jugador que se perdió casi toda la temporada pasada por una lesión. Con estos dos como principales exponentes, los Cavaliers son el décimo equipo de la liga en el aspecto reboteador.

Hablando de este mes de diciembre, los Cavaliers han ganado, hasta el momento, 2 partidos y solo han caído derrotados en uno de ellos. Curiosamente han ganado ante los dos equipos del oeste, la división que todo el mundo cree mejor. Las victorias han llegado ante Clippers y Nuggets con sendas grandes actuaciones del pívot ex de Lakers y Sixers. Ante Denver, 14 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia y 1 tapón en tan solo 20 minutos. En el encuentro ante los Clippers, la papeleta era más que complicada por la pareja interior de este equipo, y Bynum no defraudó con 18 puntos y 6 rebotes en 24 minutos de juego. También en la única derrota de este mes para los Cavaliers, que fue ante Atlanta Hawks, Bynum se lució ante las cámaras con 20 puntos, 13 rebotes, 2 asistencias, 2 tapones y 8/13 en lanzamientos de campo.

Bynum se está convirtiendo en uno de los jugadores más importantes de esta plantilla con este buen inicio de temporada. Parece que ha superado casi por completo los problemas en la rodilla que llevaba renqueando desde hace mucho tiempo. Lo que más ilusiona es que en los back-to-back es cuando mejor ha jugado. Los 3 partidos que ha jugado tras no descansar ha promediado 18 puntos, 7.3 rebotes y 2 tapones con un porcentaje de acierto superior al 50%.

Andrew Bynum parece que ha resurgido de entre sus cenizas, como el ave fénix. El pívot vuelve a ser feliz. Y esta vez es para quedarse.

Comentarios recientes