Exum, la perla australiana de este draft, busca agente

Australia se ha convertido en una de las cunas más importantes de jugadores extranjeros que acaban recalando en la NBA. En el próximo año veremos con total seguridad

Dante Exum es uno de los prospects más importantes en este draft. Viene desde Australia y no ha jugado ni tan siquiera en el baloncesto universitario norteamericano. Sin embargo, todos los ojeadores y scouters de los equipos NBA le colocan entre los 5 primeros puestos del draft de este año. El jugador está en búsqueda de un agente de representación que pueda llevar sus derechos y hablar con las diferentes franquicias con tal de convencerlas para que escojan a su cliente para jugar en la NBA. Exum, sin embargo, es un jugador que ya ha demostrado su valía enfrentándose ante jugadores americanos. El escolta ha sido invitado a los diversos campus que organizan las dos marcas referencia de este deporte, Nike y Adidas, y todos coinciden en el potencial de este chico.

El jugador australiano busca agente, ya que al no estar jugando en el baloncesto universitario tiene la posibilidad de poder negociar con franquicias y recibir contratos y gratificaciones por su juego. Sin embargo, los jugadores que participan en la NCAA norteamericana tienen prohibido cualquier tipo de beneficio por jugar para alguna universidad, aunque muchas lo acaban haciendo 'bajo mano'.

Este jugador australiano, de 1.98 metros de altura y de 85 kilos según las últimas mediciones realizadas, está colocado en la 4ª posición de este draft según la página DraftExpress.com. Según las previsiones, saldría escogido por delante de Marcus Smart, el base de la universidad de Oklahoma State que está causando tanto furor en las últimas fechas dentro del baloncesto universitario norteamericano.

Joe Ingles, ex jugador del FC Barcelona y compatriota de Exum, confía en las cualidades del jugador:

"Dante Exum puede llegar a ser una superestrella de la NBA"

"Quiero tomar la decisión en febrero", dijo Exum en una entrevista en el Sydney Morning Herald. "No debería ser demasiado difícil escoger". Con estas declaraciones, el jugador deja entrever que su futuro más cercano está en la NBA.

El jugador australiano, internacional con las categorías inferiores de su país, ya demostró su valía en el mundial sub-19 de este verano, donde España fue una de sus víctimas en uno de los mejores partidos hasta el momento del jugador. Obtuvo 33 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 4 robos en el partido ante la selección Española.

El joven escolta también tiene la habilidad de jugar en la posición de base por su buen manejo del balón. Además, todo su talento está siendo perfeccionado en el Australian Institute of Sport. Las agencias de representación norteamericanas se han puesto en contacto con el jugador e irán a vistitarle tanto a él como a su familia durante este mes de diciembre y el principio de enero del año próximo con tal de ir conociendo el sistema norteamericano.

Su inclusión en la NBA sumaría un jugador más por parte del país oceánico. Actualmente son 4 los jugadores australianos que juegan en la NBA y uno de ellos, como es el caso de Andrew Bogut, fue número 1 del draft. Kyrie Irving, de ascendencia australiana pero criado en EEUU, también fue número 1 del draft. El cupo de australianos se completa con Patrick Mills, Matthew Dellavedova y Aaron Baynes.

Sin embargo, las dudas sobre este jugador están fundamentadas en que nunca ha jugado en los Estados Unidos, y eso conlleva que el jugador tenga un peor cartel en la mejor liga de baloncesto del mundo. Aun así, ha demostrado que está preparado y que tiene entre ceja y ceja su objetivo.

Comentarios recientes