Los Thunder se gustan ante los Pacers

Oklahoma gana a Indiana en un partido dominado de principio a fin por el equipo de Scott Brooks gracias a un inmenso Kevin Durant.

Los Oklahoma City Thunder se han impuesto a los Indiana Pacers en el partido de la jornada. Se enfrentaban el mejor equipo de la NBA contra el tercero de la conferencia oeste y, con el permiso de la vuelta a las pistas de Kobe Bryant, era el partido más interesante de la jornada. Un duelo directo entre los dos mejores jugadores del primer mes de competición añadía más sabor a un choque que ya de por si atraía a cualquier amante del buen baloncesto. Los Thunder no quisieron defraudar y tampoco perder su imbatibilidad en casa, que ya duraba 9 partidos y que se había convertido en la mayor racha de toda la liga. Para ello necesitaban de todo su arsenal ofensivo para poder hacer frente al mejor conjunto en defensa de toda la NBA.

Los Thunder dieron una lección de juego ofensivo apoyándose en su estrella Kevin Durant como principal artífice en ese aspecto. El partido ya tomó distancia muy pronto y los locales cogieron una diferencia que mantendrían en todo momento del partido. Los Pacers acusaron los kilómetros en las piernas y la gira por el oeste que les ha llevado en viaje los últimos días. El juego de los Thunder, en el primer cuarto, se basó en el ataque de Kevin Durant. El alero se hizo con 17 puntos en los 12 primeros minutos de partido y puso la primera piedra para el triunfo de su equipo.

Los Pacers no aparecieron hasta la segunda mitad, cuando Paul George empezó a carburar. El mejor jugador del mes en el este se fue, finalmente, hasta los 32 puntos, pero la mayoría entraron en la segunda parte y cuando el partido estaba casi decidido. Westbrook y Jackson estuvieron ahí para contrarrestar los puntos que pudieron anotar George, Hibbert y West. El mejor equipo defensivo, que permitía menos de 90 puntos, se fue a casa finalmente con 118 en su casillero. Lance Stephenson tuvo un partido bastante flojo y no fue el de otros días. Del mismo modo, Hibbert se vio superado en defensa por Kendrick Perkins, que hizo uno de los mejores partidos que se le recuerda desde que llegara a Oklahoma City.

Por parte de los Thunder, el buen movimiento de balón y la actividad en defensa fueron claves para el triunfo. Jeremy Lamb estuvo muy bien en los pocos minutos que jugó. El equipo no necesitó de su aportación desde el perímetro porque los chicos de Scott Brooks tuvieron el punto de mira bien puesto. Los Thunder anotaron con un 61% de acierto (47/77 TC) y tan solo fallaron un tiro libre de los 20 que intentaron.

Durant se erigió como hombre del partido con 36 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y un 14/23 en el lanzamiento. Por el otro lado, Paul George fue de lo poco que se salvó de los Pacers con 32 puntos, 5 rebotes, 3 robos y 9/17 en el lanzamiento. Además, por parte de los Thunder, Westbrook aportó 24 puntos, 13 asistencias y 7 rebotes y Jackson e Ibaka sumaron 15 y 13 puntos respectivamente.

Los Oklahoma City Thunder se hacen así con la décima victoria en casa en este inicio de temporada y son el único equipo imbatido en su domicilio. Superan la prueba de fuego ante el mejor equipo de la liga y el equipo azulón sigue funcionando. Además, cuentan con el que, hasta ahora, es el MVP de la competición. Kevin Durant está a un nivel estratosférico. Inalcanzable para los mortales. Incluso hoy en día, hasta para LeBron.

Comentarios recientes