Masai Ujiri acaba con todo rastro de Bryan Colangelo en los Raptors

Con el traspaso de Rudy Gay, se borra toda la gestión del ex GM en los Raptors

Masai Ujiri llegó a Toronto el pasado verano avalado por la vitola de haber sido escogido como mejor GM de la NBA el curso anterior. Ujiri llegó a Toronto con plenos poderes para reconstruir una franquicia que estaba bloqueada, con uno de los "payrolls" más altos de la NBA y un equipo completamente descompensado, y urgía tomar medidas drásticas y que lo hiciera alguien con criterio. La franquicia tuvo claro desde el principio que el escogido como Directivo del Año era su mejor opción. En toda esta operación había un pequeño fleco que cerrar: Bryan Colangelo. El hasta entonces GM de los Raptors se veía desposeído de sus funciones con la llegada de Ujiri y quedaba relegado a la presidencia y gerencia en su rama comercial. Finalmente, Colangelo acabó dimitiendo, y con este traspaso de Rudy Gay, se cierra su etapa negra en la franquicia canadiense, que ahora parece decidida a empezar de cero. La primera de las tareas a realizar, consistente en soltar lastre y poder acudir al mercado en la próxima agencia libre, ya está completada, al margen de que con un posible "tanking" puedan tener opciones de pescar rondas altas en el próximo draft que apunta a ser uno de los mejores de los últimos 10 años. Ahora queda lo más complicado, acertar con los jugadores que tendrán que reforzar el equipo.

FOTO: lainformacion.com

El traspaso de Rudy Gay simboliza el punto y final a una etapa negra de Toronto Raptors, prácticamente este traspaso, era la última de las decisiones que tomaba Bryan Colangelo como GM de la franquicia canadiense. Masai Ujiri tomó el relevo del nefasto Colangelo el pasado verano, y se encontraba una franquicia hipotecada a unos pocos jugadores y con un escaso margen de maniobra durante las próximas temporadas.

Pero Ujiri había llegado a Toronto para tomar decisiones y no le tembló el pulso a la hora de hacerlo, la primera decisión parecía cantada y fue la de amnistiar el contrato de Linas Kleiza, un jugador que nada estaba aportando a los Raptors y que este año suponía un coste de $ 4.6 millones.

La segunda decisión fue la de deshacerse del gran "activo " de los Raptors hasta el momento, el jugador por el que los Raptors habían apostado todo en el draft de 2006, y que fue, como no, gran apuesta personal de Bryan Colangelo en aquel draft, siendo el pick #1 de los canadienses, por encima de jugadores como Rajon Rondo o LaMarcus Aldridge, el italiano fue finalmente traspasado a los Knicks en una sorprendente operación que con el tiempo parece que acabará beneficiando a ambas franquicias.

Con esta operación, los Raptors se deshacían de más de $ 23 millones de "payrol" en dos años y podían afrontar el futuro con cierto margen de maniobra, pero Ujiri, todavía tenía un espinita clavada. Rudy Gay no era el jugador sobre quien él quería reconstruir una franquicia, y en cuanto ha tenido opción, ha cerrado un traspaso que ha acabado con el alero en los Kings y con un alivio en el "payroll" de los Raptors considerable.

En total desde la llegada de Masai Ujiri a los Raptors, la franquicia se ha deshecho de más de $ 61 millones repartidos en las dos próximas temporadas, recibiendo a cambio cerca de $ 20 millones, con lo que el panorama ha cambiado y mucho de cara a operaciones futuras.

A Masai Ujiri no le ha temblado el pulso a la hora de soltar lastre, en una franquicia que parecía que tampoco esta temporada iba a tener un gran año, novenos clasificados del Este, con un balance de 7-12 y una racha de 3-7 en los últimos 10 encuentros, no hacían augurar tampoco grandes esperanzas para los Raptors. A ello hay que añadir que la temporada de Rudy Gay, tampoco estaba a la altura de los más de $ 17 millones que percibía esta temporada, 19.4 ppp, 7.4 rpp, y un porcentaje global del 38.8% no convertían a Rudy Gay en el jugador determinante, capaz de cambiar el signo de una franquicia de la NBA.

Ujiri cierra con esta operación el proceso de limpieza que comenzara el pasado verano, pero ahora tiene por delante la más difícil de las tareas, que no es otra que acertar con los hombres que escoja para reforzar el equipo, donde tendrá un considerable margen salarial para apostar por aquellos jugadores que considere interesantes en la free agency, algo que podría ser añadido a lo que puedan acabar escogiendo en un draft al que muchos comparan con el de 2003, donde salieron nada menos que Lebron James, Dwyane Wade, Carmelo Anthony o Chris Bosh entre otros.

La época de Bryan Colangelo, se cerró de un portazo en Toronto la pasada madrugada con el sorprendente traspaso de Rudy Gay, veremos como empieza ahora a moverse Masai Ujiri en el mercado con la cartera llena.

Comentarios recientes