Paul McCartney asiste a la tormenta de triples de Joe Johnson y los Brooklyn Nets

La leyenda de los Beatles visitó Brooklyn el día en que los Nets (21) y Johnson (10) anotaron récords de triples

Joe Johnson anotó 10 triples y terminó con 37 puntos, su mejor marca dese la línea de tres, en la paliza de los Brooklyn Nets a los Philadelphia 76ers por 94-130 en la que los locales igualaron el récord de triples en un partido (21) de la franquicia. Johnson terminó el tercer cuarto con 29 puntos él solito en una auténtica exhibición que dejó sin palabras a la afición del Barclays Center, entre la que se encontraba una de las grandes leyendas de la música, Sir Paul McCartney, ex-vocalista y guitarrista de los británicos The Beatles.

Joe Johnson y sus 29 puntos en el tercer cuarto explican lo que se vivió en Brooklyn la pasada madrugada. Los Nets se enchufaron desde la línea de tres y Johnson terminó clavando 10 de sus 14 intentos de triples en lo que es un nuevo récord personal. Gracias a sus 10 y a otros 11 de sus compañeros, los Nets abusaron de los Sixers y vencieron por 94-130.

Johnson terminó el encuentro con 37 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias en un meritorio 13-20 en tiros de campo. Le acompañaron en la exhibición Andray Blatche, con 29 puntos y 4 triples, y Paul Pierce, con 14 tantos y 5 triples desde el banquillo.

Los 21 triples conseguidos empataron la mejor marca en un solo partido de la franquicia, que empieza a vislumbrar la luz al final del túnel tras un arranque de temporada paupérrimo. En los últimos diez encuentros han ganado cinco y han perdido cinco, lo que les ha colocado con 9 victorias y 15 derrotas, panorama todavía desolador pero que mejora el 3-10 con el que partían hace un par de semanas.

En las gradas, y como si de un niño se tratara, Paul McCartney disfrutó del choque. La leyenda de los Beatles se levantó del asiento y vibró con el partido de los Nets, incluso se implicó cuando vio que los lanzadores de camisetas de promoción se acercaban a su zona al descanso. Paul, mala suerte la suya, se quedó sin premio. Ver a los Nets ayer, a pesar de todo, ya debería ser considerado un buen regalo.

Comentarios recientes