Larry Bird: "Danny Granger no trabaja lo suficientemente duro"

El presidente de los Pacers dejó claro a Danny Granger cuál es el camino para seguir en Indiana

Larry Bird es una de las claves de que los Indiana Pacers sean en la actualidad el tercer mejor equipo en porcentaje de victorias de la liga, entre otras muchas cosas, él ha sido el "arquitecto" de estos Pacers, poniendo al frente de la construcción al hombre adecuado, a un Frank Vogel que se ha convertido en los últimos años en uno de los mejores entrenadores de la NBA. Los Pacers habían hecho un proyecto y tenían un jugador franquicia, el All Star Danny Granger, el alero de los Pacers, era la base sobre la que construir a los nuevos Pacers, pero esa piedra se resquebrajó en mil pedazos cuando hace un par de temporadas su rodilla hizo crack. Desde entonces hasta hoy, apenas siete partidos en dos temporadas contemplan al que fuera jugador franquicia de los Pacers. Su ausencia, ha sido más que bien cubierta, por uno de los jugadores llamados a dominar la competición en los próximos 10 años, un Paul George al que no le costó hacer olvidar a Danny Granger. Ahora Granger ha vuelto a jugar con los Pacers, y el presidente de la franquicia de Indiana, tiene claro cuál es el origen de muchos de sus problemas "no trabaja lo suficientemente duro en las pretemporadas" sin duda, unas palabras que viniendo de alguien como Larry Bird, habrán sentado como un duro golpe en las aspiraciones de un Danny Granger que tras una temporada prácticamente en blanco y habiéndose perdido 25 partidos ya de esta no debía esperar semejante reacción.

FOTO: lainformacion.com

Larry Bird conoce el "roster" de los Pacers mejor que nadie, no en vano, él lleva construyendo esa plantilla año tras año, primero con la ayuda inestimable de Donnie Walsh, y tras la marcha de este a New York Knicks, ya en solitario. Por este motivo Larry Bird, puede hablar con propiedad de todos y cada uno de los jugadores que actualmente militan en los Pacers.

Cuando tras el lamentable incidente del Auburn Hills de Detroit, la popularidad de los Pacers cayó a niveles nunca vistos hasta el momento, Larry Bird lo tuvo claro, la reconstrucción de aquel equipo debía comenzar lo antes posible y se puso manos a la obra. Lo primero, trazar un plan, descartada la vía del "talonario", Larry Bird, apostó fuerte por el talento, el talento de jugadores que o bien ni siquiera habían debutado en la NBA, o bien de haberlo hecho no habían triunfado. Una de aquellas apuestas fue la de Danny Granger, el alero fue escogido en el pick #17 del draft de 2005, y el resultado de la operación no pudo ser mejor...pero todo se rompió hace dos temporadas, cuando empezó con sus problemas de rodillas.

Las lesiones han permitido a Granger disputar, únicamente 7 partidos entre las dos últimas temporadas, dos temporadas en las que el jugador se acabará embolsando la friolera de $ 27 millones, cifra que en unos Pacers construídos a base de esfuerzo, supone un duro golpe para su presupesto. En el plano deportivo, la irrupción de Paul George, ha hecho olvidar a Granger, pero el "frontoffice" de los Pacers que dirige con maestría Larry Bird, tiene muy presente el pobre rendimiento de Granger las dos últimas campañas.

Ahora que Granger ha vuelto a reaparecer, Larry Bird, ha lanzado un mensaje a través de los medios "él no trabaja lo suficientemente duro en la pretemporada" estas eran las duras palabras de Larry Bird a Bob Kravitz del Indianapolis Star, Bird continuo diciendo "el trabaja duro, eso es obvio, pero no va al límite, como hacen muchos de los jugadores"

Estas palabras habría que tomarlas en el contexto de mercado en el que están inmersos todos los equipos NBA en la actualidad, con el "Trade Deadline" que tendrá lugar el próximo 20 de Febrero, los Pacers deben plantearse si tras la explosión de Paul George, tener a un Danny Granger cobrando $ 14 millones esta temporada, les va a resultar rentable. Por su parte, el jugador ya ha expresado su deseo de seguir en Indiana "me siento parte importante de este equipo, he pasado por épocas muy malas aquí, y ahora me toca vivir lo bueno".

Larry Bird, parece que lo busca con estas declaraciones es que el jugador se "ponga las pilas" y que trabaje duro en una temporada en la que los Pacers son unos de los candidatos más claros a pelear por el anillo "he hablado con él y con su agente, y no me estoy planteando un trade" pero el matiz que le dio a esta frase, es la clave de todo "pero nunca se sabe. Si llegara una oferta que fuera buena para la franquicia la tendría que contemplar, pero no ando por ahí buscando acuerdos".

Sin duda, unas palabras, las de Larry Bird, que demuestran por qué un año fue escogido como mejor directivo de la NBA, uniendo este galardón al de mejor jugador y mejor entrenador, en un hecho inédito hasta el momento. Si de verdad Granger quiere seguir en los Pacers, Larry Bird, ya le ha mostrado el camino que tiene que seguir, todo lo que no sea eso, parece que no va a satisfacer al presidente de los Pacers, y la amenaza del 20 de Febrero y el trade deadline, estará muy presente para Danny Granger.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes