5.- Las estrellas emergentes también tienen su lugar

Las empresas de publicidad saben del impacto de estos jugadores entre los más jóvenes y aprovechan al máximo su tirón

A veces ocurre, como en el caso de James Harden que un rasgo físico del jugador lo convierte en inconfundible, y los jugadores conocedores de ello, explotan al máximo esta faceta de su físico. Este es, sin duda, el caso de la barba más famosa de la NBA, la de James Harden, que le ha llevado a protagonizar diversas campañas publicitarias.

Todavía no ha conseguido ningún anillo, pero el tirón de un jugador como Kevin Durant, ya viene de muy muy lejos, un Kevin Durant que llevó a la máxima expresión aquel famoso lema de la NBA de "Where Amazing Happens" un mundo donde los sueños se convierten en realidad.

Un Kevin Durant, que todavía no ha sido capaz de conquistar un anillo, pero que es conocedor del impacto que su figura tiene en el mundo de la publicidad y que ya ha protagonizado diversas campañas publicitarias.

Junto a un Dwyane Wade que es toda una institución en Miami, no en vano, son ya tres los anillos conquistados con los Heat, y que le convirtieron en el jugador franquicia por excelencia de la franquicia de Florida hasta la rutilante llegada de Lebron James.

Comentarios recientes