El gran fracaso navideño de las camisetas con mangas

Los aficionados y los jugadores mostraron su descontento con el look y la comodidad de las nuevas equipaciones

LeBron James y Nick Young, dos de los críticos con las mangas / nba.com
LeBron James y Nick Young, dos de los críticos con las mangas / nba.com

Las camisetas con mangas son una de las apuestas más fuertes de la NBA, pero parece que no arrancan y que tampoco gustan. En el especial día de Navidad, no convencieron de lo contrario e incluso recibieron críticas de los propios jugadores, que se sintieron entre incómodos y pesados durante el transcurso de los partidos.

Beno Udrih, que falló un clamoroso tiro de tres en solitario en el Knicks-Thunder, declaró tras el encuentro que se sintió fuera de lugar con las camisetas con mangas. "Personalmente me molestó a mi y a mi tiro. En un tiro normal acostumbro a utilizar mi espalda y mi codo, sin estorbos", comentó el jugador a la prensa.

También criticó la elección de vestima LeBron James. Tras el triunfo de los Heat en Los Ángeles comentó que se sintió diferente vistiendo las mangas, que se sintió constreñido y que en la próxima ocasión usaría una talla más grande. Encima comentó que los tiradores de su equipo ya sentían las molestias en su dinámica de tiro antes del propio encuentro.

Lo confirmó Shane Battier: "Cuando las camisetas estaban húmedas, se notaba que pesaban mucho más. La NBA debería cancelar este experimento". Tajantes declaraciones de un veterano consagrado.

Nick Young también tuvo palabras contrarias a las equipaciones ocasionales. "Intentan de provocar mi propio fracaso", comentó en el vestuario mientras practicaba cómicamente su dinámica de tiro antes de el choque.

Muchas declaraciones que se suman a la sensación de descontento general por parte de muchos aficionados, que califican las nuevas camisetas como "pijamas" cuando están siendo suaves en su crítica. Eso sí, también cabe remarcar hechos tangibles.

Chris Paul llegó a anotar 47 puntos con la azul celeste de los Clippers hace unos días, la pasada madrugada también estuvo a gran nivel. Serge Ibaka anotó 24 tantos y Russell Westbrook registró un triple-doble con los uniformes de Navidad. El crítico Nick Young, por cierto, se retó con LeBron James y pese a no vencer el partido, le ganó en su duelo personal con 20 puntos. Las mangas no gustan, ¿pero realmente afectan tanto a los jugadores?

Una cosa está clara. En general, no gustan ni a los espectadores ni a los participantes del show. Nos quedamos con la reacción tempranera de Dirk Nowitzki, que tan solo ver el incio del Bulls-Nets que abría la jornada tuiteó: "Acusadme de ser de la vieja escuela, pero estos uniformes son asquerosos..."

Nada más que añadir.

Comentarios recientes