Todos transferibles en Toronto

La franquicia canadiense, líder de la División Atlántica, parece dispuesto a tirar la termporada y empezar desde ya su reconstrucción.

Parece que en Toronto ir líderes de la División Atlántica y en puestos de playoff, no es suficiente. El General Manager de la franquicia canadiense, Masai Ujiri, parece dispuesto a hacer una verdadera limpieza en el vestuario, y ha puesto el cartel de transferible a toda la plantilla, incluidos su gran estrella, Demar DeRozan y sus dos jovenes más prometedores, Jonas Valanciunas y Terrence Ross. Estos tres jugadores, junto con Kyle Lowry son las piezas que más pretendientes parecen tener y por los que la franquicia podría sacar traspasos interesantes. El haber conseguido deshacerse del contrato de Rudy Gay, traspasado a los Sacramento Kings, no parece haber frenado las ansias de reconstrucción de los Raptors y de Ujiri.

Resulta sorprendente esta medida de los Raptors, teniendo en cuenta que el equipo lleva una dinámica ganadora en el último mes y que ahora mismo están en puestos de playoff, algo que no se esperaba al inicio de temporada. Pero esta circunstancia parece no haber frenado las ansias de reconstruir del General Manger Masai Ujiri, quien ya consiguió deshacerse del alto contrato de Bargnani el pasado verano y que el 8 de diciembre hizo lo mismo con Rudy Gay, quien cobrará más de 19 millones la temporada que viene, al traspasarlo a los Kings.

De los actuales jugadores de la plantilla, cuatro son los que más cartel tienen dentro de la liga. El base Kyle Lowry (15,8 puntos y 7,3 asistencias) tiene varios pretendientes y esta misma temporada estuvo a punto de ser traspasado a los Knicks, pero el dueño de New York, James Dolan, frenó el traspaso a última hora cuando todo estaba hecho. Demar DeRozan (21,1 puntos y 4,1 rebotes) por su parte es pretendido por varios equipos, entre ellos Miami Heat, aunque es difícil que los actuales campeones puedan ofrecer algo interesante a los Raptors.

De los jóvenes de la plantilla de los Raptors, dos son los que más futuro tienen dentro de la liga. El pívot lituano Jonas Valanciunas (10,3 puntos y 8,4 rebotes) es uno de los interiores más prometedores de la NBA, y una pieza muy apetecible para muchos equipos faltos de un jugador interior de referencia. El escolta Terrence Ross (9 puntos y 2,8 rebotes) está mejorando día a día en su segunda temporada y parece cada vez más claro que llegará a ser un buen jugador dentro de la liga.

Parece ser que uno de los objetivos de los Raptors, por el que han puesto el cartel de transferible a toda la plantilla, es hacer el tan de moda "tanking", para poder conseguir una buena elección en el próximo Draft y tener opciones de elegir al canadiense Andrew Wiggins, llamado a ser una estrella de la NBA.

Comentarios recientes