Ricky y los Wolves afinan la puntería ante los Pelicans

Ricky Rubio flirteó con el triple-doble en la cómoda victoria de Minnesota frente a New Orleans (112-124)

Ricky en acción en el Wolves-Pelicans / nba.com
Ricky en acción en el Wolves-Pelicans / nba.com

Ricky Rubio aportó 14 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias y 3 robos de balón a la excelente actuación coral de los Minnesota Timberwolves, que derrotaron a los New Orleans Pelicans por 112-124 en el Target Center de Mineápolis. Los lobos afinaron la puntería y acabaron con su mejor registro de la temporada de acierto en tiros de campo con un 55.7% para celebrar la entrada de año.

Ricky penetra a canasta ante la oposición de los Pelicans / nba.com

Ricky brilló, como es habitual en él, asistiendo a sus compañeros y robando la cartera a los enemigos. También añadió el tiro a su receta la pasada madrugada, como si de una respuesta a los más críticos sobre su faceta anotadora se tratara. Terminó con 14 puntos en un sólido 4 de 6 en tiros de campo, incluido un triple en su único intento. El resto de puntos los sumó con 5 tiros libres anotados de 6 intentos que completó con sus habituales números en rebotes (8), asistencias (9) y robos de balón (3).

A Ricky le están atacando estos días por no anotar y por no intentarlo tampoco. Un artículo de Grantland que destacó también Blogdebasket explica que el base hispano va camino de convertirse en uno de los peores tiradores de todos los tiempos. Quizás, Rubio decidió proponerse mirar un poco más hacía el aro con las uvas y el cava en la mano. Nunca desmesurado, tampoco forzó más de lo debido, como bien indica su 4-6 en TC.

El resto fue lo conocido. Kevin Love terminó con 21 puntos y 6 rebotes a pesar de tener una horrible noche desde la línea de tres (1-7) y Nikola Pekovic le complementó en el poste bajo a la perfección con 22 puntos y 7 rebotes. Kevin Martin celebró el 2014 con 20 puntos para comenzar. Siete Wolves superaron los dobles dígitos en un buen partido colectivo, que completó J.J. Barea con 17 puntos y 5 asistencias desde el banquillo.

Jrue Holiday (19 puntos) y Ryan Anderson (25) fueron los mejores en el bando visitante, que no pudo hacer demasiado para controlar el ataque de todos los frentes de Minnesota. Con la victoria, los Wolves recuperan el balance neutro (16-16) y se sitúan a 3 partidos de los Dallas Mavericks, que cierran los playoffs en el Oeste tras vencer a los Wizards con 19 victorias y 13 derrotas.

Comentarios recientes