Goteras en el Verizon Center de Washington

El encuentro entre Wizards y Rockets, que terminó con victoria por 114-107 de los Rockets, tuvo que ser parado hasta en dos ocasiones por el agua que caía del techo.

Anoche pudimos ver algo que muy pocas veces ocurre en la NBA, ya que en el Verizon Center, hogar de los Washington Wizards, unas goteras obligaron a parar hasta en dos ocasiones el encuentro. Un percance que no suele ocurrir en un pabellón de baloncesto y que afortunadamente no pasó de ser algo anecdótico, gracias a que se solucionó y el encuentro pudo terminar. Houston Rockets venció por 114-107 a los Wizards, gracias a la buena actuación de la pareja James Harden-Dwight Howard, que con 25 y 23 puntos respectivamente lideraron a los tejanos. En los locales los mejores fueron Trevor Ariza con 23 puntos y 14 rebotes y John Wall con 23 puntos y 10 asistencias.

Wizards y Rockets disputaron un primer cuarto muy igualado, en el que ambos equipos anotaron con bastante facilidad y que terminó con empate a 29. Nada más arrancar el segundo cuarto, uno de los árbitros se dio cuenta de que el parqué estaba mojado y descubrió que de una de las partes del techo del Verizon Center caía un importante chorro de agua. El partido se paró durante unos cuantos minutos, mientras los operarios solucionaban el problema.

El parón, curiosamente, perjudicó a los locales, que se salieron completamente del partido. Los Rockets, ajenos al percance, aprovecharon para dar un paso adelante en su defensa, y con un parcial de 34-17, pusieron el marcador en un cómodo 63-46 al descanso.

Con cubos y toallas evitaron que el charco de agua fuese a más. FOTO:Twitter

Durante el intermedio los problemas con el agua y el techo volvieron a aparecer, lo que provocó que el tercer cuarto tardase más de lo habitual en empezar. Una vez solucionado, ambos equipos saltaron a la pista. Los Rockets bajaron el nivel defensivo exhibido en el segundo cuarto, pero siguieron con su gran acierto en ataque, lo que hizo que Washington solo pudiese recortar en dos puntos la diferencia en estos doce minutos (94-79).

En el último periodo Washington intentó por todos los medios remontar la desventaja, pero unos sólidos Rockets supieron mantener la calma y certificar un importante triunfo en el ya celebre "partido de las goteras".

Comentarios recientes