Los Spurs ratifican la maldición del balance positivo de los Minnesota Timberwolves

San Antonio no dio opción a los Wolves, que pierden por 9ª vez la opción de mejorar el balance de 50% en victorias

Tony Parker, en una imagen de archivo / nba.com
Tony Parker, en una imagen de archivo / nba.com

Los Minnesota Timberwolves no saben ganar cuando tienen la opción de mejorar su récord neutro y pasar a uno positivo, repitieron la experiencia por novena vez esta temporada ante unos San Antonio Spurs que pasaron por encima de ellos sin compasión. El resultado final, 86-104. El mal partido de Kevin Love y el habitual desacierto de Ricky Rubio condenaron a los Wolves y facilitaron la tarea de los Spurs, que no contaban con Manu Ginobili.

Kevin Love fue objeto de una excelente defensa / espn.com

Los Spurs arrollaron a los Wolves a través de un juego colectivo preciso y bello. Minnesota volvió a perder la oportunidad de colocarse con récord positivo tras conseguir el balance neutro por novena vez consecutiva. Los de Rick Adelman aguantaron en la primera mitad pero torcieron el brazo al inicio del segundo tiempo. El reparto completo de los Spurs fue demasiado, como era de esperar, para los de Mineápolis.

Tony Parker hizo el trabajo duro en el primer tiempo y terminó con 14 puntos y 10 asistencias. Tim Duncan mostró de nuevo su maestría con otra actuación de equilibrio y autocontrol: 15 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. Pero más allá de lo individual, fue un triunfo coral con 6 jugadores en dobles dígitos. El joven Kawhi Leonard lideró con 17 puntos la anotación local. Incluso Jeff Ayres brilló, otro ejemplo de la capacidad de Gregg Popovich para hacer brillar a todos sus jugadores.

En Minnesota hubo pocos destellos. Tan solo Nikola Pekovic brilló a ratos, terminó con 22 puntos. Ricky Rubio encontró de nuevo su muro en el tiro, aportó 7 puntos y 8 asistencias, pero el verdadero escollo de los visitantes fue la aciaga noche de Kevin Love, su referente en todos los frentes. Love no encontró su ritmo, falló bandejas en solitario y se mostró enfadado durante el transcurso de los minutos. Terminó con un pobre 3-14 en tiros de campo, 14 puntos y 7 rebotes.

Los Wolves vuelven a estar por debajo del 50% de ratio de victorias/derrotas. Algo que era de esperar, para ganar a San Antonio deberían haber jugado un partido magnífico, y no fue así.

Comentarios recientes