Los mejores bases del próximo Draft

El Draft de 2014 aparece en el horizonte de muchos equipos NBA como la salvación, pero sin embargo no es prolífico en grandes bases.

La NBA vive hoy día una Edad de Oro de bases donde conviven posiblemente la mejor generación de jugadores en esta posición en la historia de la liga. La evolución del director de juego, donde ya no sólo prima la inteligencia sino también la excelencia física, ha provocado que prácticamente todos los equipos dispongan de un base capaz de anotar o asistir (o ambas cosas) de manera fluida. Sin embargo, el próximo Draft de la NBA, que se espera sea uno de los mejores de los últimos años, no cuenta con excelentes bases. Al menos a simple vista. He aquí un ránking de los mejores jugadores disponibles:

8.- Shabazz Napier (UConn)

Posiblemente su corta estatura y un físico no muy explosivo le pueda pasar factura a la hora de ser seleccionado, pero esta temporada está viviendo una segunda etapa de explosión, tras su gran año freshman como suplente de Kemba Walker. Con la dirección de Kevin Ollie en el banquillo ha seguido mejorando su aportación anotadora, lanza mejor y juega de forma más madura, aportando a su equipo en varias facetas. Pese a las diferencias existentes entre ambos, puede ver en Isaiah Thomas (Kings) un referente en caso de acabar muy abajo en el Draft.

7.- Aaron Craft (Ohio St.)

Los aficionados a la NCAA celebran que haya aguardado hasta su último año en Ohio State, pese a que sus enteros en el Draft hayan ido bajando año a año. Es posiblemente el mejor base defensivo de la NCAA en varios años, no sólo por entrega y sacrificio, sino también por instinto. Sin embargo, no es sólo eso, sino que encuentra entre sus principales virtudes una capacidad innata de liderazgo. Es cierto que se ha estancado en su evolución como jugador, paralela al descenso competitivo de los Buckeyes, pero andará por la segunda ronda, donde se forjan los grandes robos del Draft.

6.- Keith Appling (Michigan St.)

Otro base formado durante cuatro años a los mandos de Tom Izzo en los Spartans, un equipo donde cada año se juega en la élite de la NCAA y donde los jugadores se forjan de manera más madura que en otros equipos. Appling ha mejorado cada año su aportación al equipo y forma un tándem de primer nivel junto a Gary Harris. Al igual que Napier, podrá acusar su peor nivel físico y sobre todo defensivo en una NBA tan exigente, pero se beneficiará además de una formación completa.

5.- Jahii Carson (Arizona St.)

Posiblemente, el base más anotador de esta lista. O al menos, el que con más facilidad anotadora innata encuentra el aro rival. Liderará por segundo año consecutivo en anotación a los Sun Devils con facilidad, pero este año lo ha hecho aumentando su rango de tiro y llegando a ser peligroso desde la larga distancia, uno de sus déficits en su año de novato. Muy potente físicamente, sin llegar a ser un gran pasador encuentra con facilidad a sus compañeros cuando dobla la defensa rival, aunque sufre mucho en estático o sin provocar situaciones. Pierde demasiados balones y pese a ser muy fuerte, está por debajo del 1'80 y eso en NBA será un hándicap.

3.- Vasilije Micic (Mega Vizura, Serbia)

Un base puro desde Europa, al que ya vimos en el pasado Eurobasket salir desde el banquillo con su selección y firmar algún buen partido y liderando a Serbia a la final y formando en el mejor quinteto del Mundial Sub 19. Sin cumplir aún los 20 años, es el que más posibilidades tiene de no presentarse elegible para este Draft. Aunque igual le conviene mantenerse en la lista y seguir formándose en Europa mientras su valor (salarial) se incrementa. Pese a un buen lanzamiento, no es un jugador que sea capaz de anotar con solvencia, por ello explota aún más su principal virtud: el pase y la mesura en ataque estático. Es el que más debe mejorar a nivel individual.

3.- Tyler Ennis (Syracuse)

El mejor base freshman de lo que llevamos de temporada, Ennis cometería un error de no mantenerse al menos un año más en la NCAA. Pese a que ha mostrado una buena capacidad anotadora, aún no ha desarrollado un tiro exterior demasiado fiable. Es buen anotador dentro del arco, con muchos recursos en penetración y en media distancia, pero aún le queda un peldaño más. Eso sí, sigue siendo un buen pasador en transición y campo abierto y es de los mejores bases defensivos de la élite de la NCAA. No es físicamente un portento, pero le valdría para hacer una buena carrera NBA.

2.- Marcus Smart (Oklahoma St.)

El mejor jugador de este Draft detrás de los grandes prospectos freshmen. El problema de Smart es que no es un base natural, por lo que deberá aprender los entresijos del oficio a marchas forzadas. Físicamente un portento, ha desarrollado todas las armas ofensivas necesarias, incluido un lanzamiento exterior aún en desarrollo pero con visos de llegar a ser fiable. Además, es un líder en la cancha, tanto en ataque como en defensa, donde puede competir de tú a tú con jugadores de las tres posiciones exteriores, aunque en NBA debería conformarse con los guards. Buen pasador, principalmente en pick and roll y transición, puede ser una ganga si cae más allá del puesto cinco, como se espera ocurra.

1.- Dante Exum (Australia)

Muchos descubrieron a este espigado combo-guard australiano en el pasado Mundial Sub-19, donde fue uno de los jugadores más destacados, aniquilando al equipo español con 33 puntos y formando, como Micic, en el mejor quinteto del campeonato. Sin llegar a ser un base puro, sus características físicas le pueden apartar de la posición natural que debería ocupar, la de escolta. Precisamente es ese físico el que le da la posibilidad de anotar de manera sencilla ante jugadores más bajos y lentos que él, ya que a su altura y envergadura une velocidad y habilidad. En su contra hay que decir que falló en no dar el salto a la NCAA, donde poder medirse de tú a tú con jugadores con los que competiría para las primeras elecciones en el Draft. Veremos si no paga la falta de competitividad en los entrenamientos pre-Draft.

Comentarios recientes