Greg Oden responde al fichaje de Bynum por Indiana

Ambos tienen roles y contratos similares en dos equipos candidatos a ganar el anillo.

Greg Oden no cree que los Pacers ficharan a Andrew Bynum pensando el pararle a él de cara a los Playoffs. "Contratando a Bynum creo que tratan de ayudarse a sí mismos, no sólo se preocupan por mí, piensan en muchos más. Quieren ganar y para llegar a dónde están ahora mismo, se necesita pensar en muchas más cosas y hacerlas bien." El pivot de los Heat, que pasó 4 años sin jugar por sus continuas lesiones de rodilla, valoró el fichaje del ex jugador de Cavs, 76ers y Lakers, con un enigmático "Sólo añaden altura, eso es todo".

¿QUIÉN ARRIESGA MÁS?

Greg Oden sólo se ha enfrentado a Andrew Bynum en tres ocasiones. Los dos jugadores son pivots grandes y talentosos, pero arrastran un historial de lesiones e improperios que han minado sus prometedoras carreras en la NBA desde antes de que pudieran despegar.

Miami Heat subía este verano a Greg Oden al tren del Threepeat, sorprendiendo a todo el mundo. ¿Apuesta arriesgada? Oden es un buen chico, no va a romper ningún plato dentro de la franquicia y los Heat sólo perderían un millón de dólares si su físico, no lo quiera nadie, volviera a jugarle una mala pasada.

Indiana Pacers ha reforzado su pintura con el fichaje express del center que los Chicago Bulls cortaron nada más firmarlo, para deshacerse de Luol Deng mandándolo a Cleveland. Andrew Bynum llega como alternativa a Roy Hibbert en la pintura. Aunque esta temporada con Cavs ya demostró que puede jugar aceptablemente, aunque no al mismo nivel de 2011/2012, Bynum puede ser una bomba dentro del vestuario. Su conocido escaso poco interés por el baloncesto y su falta evidente de profesionalidad puede minar la química del mejor equipo de la NBA actualmente.

Bleacher Report cuenta que este sábado, tras la victoria de Miami Heat contra New York Knicks, en los vestuarios del Madison Square Garden, más de 20 periodistas rodeaban a LeBron James para preguntarle sobre diversos temas, mientras en una esquina, un solitario Greg Oden escuchaba música sin que ningún reportero se interesara en hacerle ninguna pregunta. Llama la atención que el pívot sea la mayor preocupación de los directivos de Miami Heat y ningún periodista se acerque a preguntarle por sus sensaciones. Oden ha jugado 42 minutos en los últimos 8 partidos, pero no hay ningún micrófono para él.

Los directivos saben muy bien que la posibilidad de repetir el éxito de los últimos años para el equipo de South Beach pasa por que Greg Oden se encuentre bien y no tenga problemas físicos.

Comentarios recientes