Virginia, la mejor defensa de la NCAA

Virginia celebra el título de la ACC tras ganar a Duke/Usatoday.com
Virginia celebra el título de la ACC tras ganar a Duke/Usatoday.com

Parten como número 1 de su región y eso les debe otorgar automáticamente el papel de favoritos. Los Cavaliers han logrado lo que no consiguieran ni siquiera en los años de Ralph Sampson: desbancar del título de la Atlantic Coast a grandes programas como Duke o North Carolina. Vienen de vencer a los Blue Devils en la final de su Conferencia con solvencia y llevando el partido a su terreno: el barro y el trabajo duro, la defensa y la destrucción.

Porque los chicos de Tony Bennett, uno de los entrenadores con más proyección de la NCAA actual, son la mejor defensa del campeonato. Y eso, jugando en una Conferencia donde lo hacen Duke, North Carolina, Syracuse o Pittsburgh, son palabras mayores. Desde atrás plantean los partidos y en ataque se convierten en un sistema coral, sin estrellas, donde cada jugador conoce su rol, su labor.

Sólo Malcolm Brogdon (su mejor prospecto de jugador) y Joe Harris superan los 10 puntos por partido, y lo hacen por muy poco. Pero cuentan con una pléyade de jornaleros, de currantes al servicio del bien común. Algo muy válido para lograr una temporada regular en la que no lograban tantas victorias desde que Sampson dominaba a su antojo la NCAA. Pero en el momento de la verdad, cuando se decide el título, les hará falta ese jugador determinante que pueda desatascarles un partido trabado.

Son números 1 del Este, donde se podrían enfrentar a Michigan State o a equipos candidatos a dar la sorpresa como Cincinnati o incluso George Washington. Necesitarán mantener fiabilidad absoluta en su defensa, sin fisuras, y ampliar su espectro ofensivo.

Comentarios recientes