Wichita State, una temporada perfecta pero muchas dudas

Wichita State ha completado una temporada perfecta/rollingstone.com
Wichita State ha completado una temporada perfecta/rollingstone.com

Desde 1991 (UNLV) ningún equipo llegaba imbatido al Torneo Final. Ninguna universidad ha ganado tantos partidos en temporada regular como ellos (antes no se jugaban tantos encuentros). Los Shockers se han ganado el derecho a formar parte del grupo de favoritos al título, más aún después de que la temporada pasada dieran la sorpresa y se colaran en la Final Four.

Otra cosa es que nos centremos y analicemos con detenimiento su calendario, donde apenas aparecen algunos equipos de cierto nivel, pero ningún partido ante equipos situados en el Top 25 nacional. Sus victorias de más calidad han sido ante BYU o Saint Louis, pero lo cierto es que desde el 2 de Enero no compiten ante rivales de entidad.

Pero su récord les da derecho a soñar. Reciben menos de 60 puntos, una de las mejores cifras del país, y protegen su aro y rebotean como los mejores. Pero lo han logrado ante rivales de segunda o tercera línea. Tienen una rotación amplia y con jugadores jóvenes, pero con la experiencia de la pasada Final Four en sus espaldas. Les faltará altura para poder competir contra equipos mucho más físicos. Sólo Cleanthony Early (y los menos importantes Lufile y Coleby) tienen presencia interior.

En las apuestas parten como el número 1 de región con menos opciones de jugar la Final Four. Y es que en su lado del cuadro tendrán que hacer frente a equipos mucho más físicos, como Kentucky, Kansas State o Louisville. Tienen la oportunidad de demostrar que no se debe dudar de un equipo que llega sin conocer la derrota a una Madness.

Comentarios recientes