Olympiakos salva el primer match-ball ante el Madrid

Panathinaikos fuerza el cuarto partido ante el CSKA y el Maccabi se adelanta contra el EA7 Milano.

El Real Madrid no pudo hacer buena su primera oportunidad para sellar su pase a la Final Four de Milán de esta edición de la Euroliga. Los blancos cayeron por un ajustado 78-76 ante el Olympiacos griego, en un partido que se resolvió en los instantes finales desde el tiro libre. Además, el Panathinaikos logró forzar el cuarto partido de su serie contra el CSKA Moscú y el Maccabi puso el 2-1 contra el EA7 Milano.

Los de Pablo Laso visitaban el Pabellón de la Paz y la Amistad de El Pireo con la intención de resolver su serie de cuartos de final por la vía rápida, pero se encontraron a un Olympiakos, que apoyado por 11.500 gargantas, supo aguantar mejor la presión en los instantes finales.

Desde el salto inicial los locales salieron con las ideas muy claras y la intención de mandar para evitar lo que sucedió en los dos anteriores partidos en el Palacio de los Deportes, donde los blancos impusieron su ritmo e hicieron a los helenos ir contrarremolque en el marcador. Y gracias a un gran primer cuarto, que se cerró con un parcial de 23-15, los de Bartzokas lograron su objetivo.

Esta vez le tocaba al Real Madrid remontar, pero Olympiakos lo evitaba gracias a un descomunal Bryant Dunston que hizo añicos la defensa blanca en la pintura. La superioridad en el juego interior fue el principal argumento del actual bicampeón de Europa en una primera parte que cerró con siete puntos de ventaja (45-38).

El paso por vestuarios sentó bien a los madrileños, que se acercaron a sólo dos puntos nada más arrancar el tercer cuarto. Pero lejos de venirse abajo el Olympiakos reaccionó y volvió a distanciarse en el marcador (65-58 al final del cuarto). En el periodo decisivo los blancos subieron la intensidad en defensa y de la mano de un inspirado Sergio Rodríguez se pusieron a sólo un punto (68-67).

Llegaban los momentos calientes, esos minutos donde aparecen los mejores jugadores y a día de hoy uno de ellos es Vassilis Spanoulis. El actual MVP empezó a amasar la bola en los ataques griegos y evitó que el Madrid se pusiera por delante. Un triple de Printezis a falta de 20 segundos puso el 76-74 en el marcador. Fue entonces cuando comenzó el carrusel de tiros libres (uno anotado y otro fallado para Reyes, dos fallados para Petway, uno fallado y otro anotado para el Chacho, dos anotados para Sloukas). 78-76 y bola para el Madrid, que tenía la opción de forzar la prórroga e incluso ganar.

Llull recibió la bola, Olympiakos hizo la falta antes de que el menorquín tirase y éste tuvo en sus manos dos tiros libres decisivos. Pero a Llull le pudo la presión y el brazo se le agarrotó. El madridista falló el primero y tiro el segundo a fallar, aunque el rebote fue para los griegos, que consiguieron poner el 2-1 en la serie.

El próximo miércoles (20:45) el Madrid tendrá una nueva oportunidad para sentenciar su pase en la Final Four, donde el Barcelona ya le espera. Y si no lo logra, le quedará el quinto partido en el Palacio de los Deportes de la capital española.

Ganan Panathinaikos y Maccabi

Hoy se disputaron también los terceros partidos de las otras dos series de cuartos de final. El otro equipo griego, el Panathinaikos, imitó a sus vecinos y archienemigos, y logró forzar el cuarto partido de su serie después de derrotar por 65-59 al CSKA Moscú.

En Tel Aviv el Maccabi venció por un cómodo 75-63 al EA7 Milán. Con esta victoria los israelís ponen el 1-2 en su serie y de momento hacen bueno el triunfo logrado en el país transalpino en el primer partido. Si logran vencer el próximo miércoles, de nuevo en Tel Aviv, los hebreos apearán a los italianos de su Final Four.

Comentarios recientes