Miami sufre pero vence a Charlotte y pone el 2-0 en la serie

El conjunto que entrena Eric Spoelstra tuvo que sacar todo su arsenal para hacerse con el segundo triunfo de la eliminatoria.

LeBron James tuvo que sacar todo su arsenal defensivo para deshacerse del equipo de Michael Jordan y poder colocar el 2-0 en la eliminatoria de primera ronda de playoffs. Los Charlotte Bobcats pusieron en serios aprietos a los actuales campeones de la NBA con un Michael Kidd-Gilchrist que dio un paso adelante ante la lesión de Al Jefferson en los últimos minutos. Los de Steve Clifford llegaron hasta el final del encuentro con posibilidades, pero Miami puso la directa y consiguió sumar la segunda victoria y mantener el factor cancha (97-101).

Miami empezó dominando el partido y estuvo rondando los 10 puntos de ventaja durante todo el encuentro. Sin embargo, los de South Beach no se despegaban en el marcador gracias a la buena defensa de los de Carolina y su acierto en ataque. Previamente al partido, las cámaras ya buscaban a Al Jefferson, que había salido muy mermado del primer partido de la serie y cojeaba visiblemente en los aledaños del pabellón. El jugador pudo salir a calentar y comenzó el partido, pero iba a tener que marcharse a vestuarios porque no era capaz de continuar. Pero los héroes aparecen siempre en los momentos más difíciles, y el propio Jefferson volvió a la cancha de la manera que pudo para continuar en el encuentro. Una actitud encomiable para un jugador que es el líder de la plantilla. Poco antes del descanso, los Heat tuvieron la máxima diferencia con 14 puntos gracias al actual MVP de la competición, LeBron James.

En la segunda mitad, los de Charlotte apretaron los dientes en defensa y comenzaron a acertar en ataque para ir acercándose poco a poco a Miami en el marcador. Con Al Jefferson vagabundeando por la pista, fue Kidd-Gilchrist el que cogió las riendas en ataque junto a Kemba Walker y Gerald Henderson, además del propio Big Al, que sacó fuerzas de flaqueza, para poner a Miami Heat en serios aprietos. Las espadas estaban en todo lo alto cuando el reloj marcaba menos de 3 minutos y los Bobcats estaban a 3 puntos del actual campeón de la NBA. Las alarmas se encendieron y tuvieron que salir los titulares de los Heat para salvar la papeleta. Sin embargo, todo se complicaría mucho más cuando el equipo visitante consiguió ponerse a un solo punto después de que LeBron James se llevara un fuerte golpe en la nuez. A falta de 10 segundos para el final, tendrían posesión para igualar el partido, pero la buena defensa de Miami unida a la inexperiencia y los nervios de los de Charlotte acabaron entregando una victoria a los Heat y una ventaja de dos partidos antes de viajar al TWC Arena.

LeBron acabó con 32 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes y fue el mejor de unos Heat que tuvieron en su Big Three a los mejores hombres del encuentro. Chris Bosh se marchó hasta los 20 puntos y 5 rebotes y Dwayne Wade sumó 15 tantos y 6 capturas. En Charlotte, 4 jugadores superaron la decena de puntos, al igual que en Miami, pero los de Carolina tuvieron a su mejor hombre en Michael Kidd-Gilchrist. El alero de segundo año sumó 22 puntos y 10 rebotes, además de los 18 tantos y 13 capturas de un Jefferson mermado y los 15 y 16 puntos de Henderson y Kemba Walker respectivamente. Esta victoria otorga a Miami cierta tranquilidad antes de viajar a Charlotte.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes