Ariza deja a Wizards a un paso de las semifinales

Los capitalinos, sin Nene Hilario, derrotaron una vez más a Chicago Bulls (89-98).

Washington Wizards derrotó a Chicago Bulls por 89-98 en el cuarto partido de la serie, disputado en el Verizon Center, y se queda a una victoria de clasificarse para las semifinales del Este. Los de Randy Wittman no pudieron contar con el sancionado Nene Hilario, pero si con un estelar Trevor Ariza, que con 30 puntos fue el verdugo de los de Illinois.

Wizards necesitaba ganar hoy si no quería echar por tierra el gran trabajo realizado en Chicago (donde ganaron los dos primeros partidos) y seguir manteniendo el factor cancha a su favor en su serie de primera ronda de playoffs. Y apoyados por más de 20.000 espectadores, los de la capital lograron su objetivo y ya rozan su pase a las semifinales.

La principal clave del partido fue el espectacular arranque de los locales, que con un parcial inicial de 14-0 ya empezaron a marcar territorio. Chicago intentó reaccionar y llegó a ponerse a seis puntos (18-24) en el tramo final de cuarto, pero los Wizards supieron sobreponerse a ese primer contratiempo y volvieron a marcharse hasta los diez puntos de ventaja (18-28).

Pero los Bulls no querían irse tan pronto del partido y en el segundo cuarto apretaron en defensa y volvieron a recortar la diferencia hasta un apretado 28-32. Pero el encuentro era de rachas y la siguiente le tocó de nuevo a Washington, que encontró la manera de romper la defensa de Thibodeau y marcharse al descanso con un cómodo 40-55 en el marcador.

En el tercer cuarto la fiesta continuó para unos imparables Wizards, que poco a poco aumentaban su ventaja, llegando a coquetear con la barrera de los 20 puntos en algunas fases de este periodo, hasta que a falta de un minuto para cerrar el cuarto se situaron 21 arriba (60-81).

Y a Chicago no le quedó otra que buscar el milagro a la desesperada, una proeza que en los primeros minutos del cuarto decisivo parecía imposible (66-87 minuto 39). Pero cuando peor estaban las cosas un parcial de 10-0 les hizo renacer cual ave fénix. Faltaban cinco minutos, de nuevo había partido y los nervios se empezaban a notar en las filas locales. Pero fue entonces cuando apareció la pareja Gortat-Ariza, que llevó a los locales a sumar un merecido triunfo (89-98).

El mejor del partido fue un inspirado Trevor Ariza, que se fue hasta los 30 puntos y 8 rebotes, con un gran 6/10 desde el triple. El alero contó además con el gran apoyo de Marcin Gortat (17 puntos y 6 rebotes), John Wall (15 puntos y 10 asistencias) y Bradley Beal (18 puntos y 5 rebotes). En Chicago el único que dio la cara fue el ala-pívot Taj Gibson, que saliendo desde el banquillo, se fue hasta los 32 puntos y 7 rebotes.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes