Toronto asalta el Barclays Center con un gran DeRozan

Los canadienses recuperan el factor cancha en la serie.

Toronto Raptors derrotó anoche a Brooklyn Nets en el fortín del Barclays Center por 87-79, empatando así a dos la serie y recupera el factor cancha. Un gran DeMar DeRozan (24 puntos y 5 rebotes) y un acertado Kyle Lowry (22 puntos y 4 rebotes) fueron los principales artífices del triunfo de los Dwane Casey.

Los Raptors volvieron a demostrar anoche que no se van a rendir tan facilmente y que van a luchar hasta el final para seguir vivos en los playoffs y culminar de la mejor manera posible su mejor temporada regular en la historia de la franquicia. Con su victoria en el Barclays Center en el cuarto partido, los canadienses vuelven a tomar el mando en la serie.

Los de Dwane Casey saltaron al parqué con el claro objetivo de empezar a marcar diferencias cuanto antes y lo consiguieron gracias a un parcial inicial de 13-2 dirigido por DeMar DeRozan y Kyle Lowry. Jason Kidd se vio obligado a pedir un tiempo muerto y aunque los Nets remontaron momentaneamente, los canadienses siguieron siendo dueños del partido. El primer cuarto finalizó con un claro 35-22 para los visitantes.

En la primera mitad del segundo cuarto la tónica predominante no cambió y los Raptors seguían marcando el ritmo y manejando ventajas siempre superiores a los diez puntos e incluso cercanas a los 20 (47-30 minuto 18). Fue entonces cuando Paul Pierce y Kevin Garnett aparecieron, para dejar el marcador al descanso en un 51-44 que dejaba todo por decidir.

Tras el paso por vestuarios los mismos dos protagonistas lideraron un parcial de 0-8, que puso a los locales arriba por primera vez en el partido (51-52). El escenario era totalmente distinto al de los primeros 24 minutos y los Raptors ya no visualizaban el aro con la misma facilidad. Al final del tercer cuarto el marcador reflejaba un empate a 67.

El cuarto y decisivo periodo fue tremendamente igualado. Las defensas dominaban y las canastas en ambos lados llegaban con cuentagotas y todo parecía caminar hacia el lado de los Nets, que en principio tenían ventaja en un final apretado gracias a su mayor experiencia. Pero lo que sucedió fue justo lo contrario.

Con cinco minutos por jugar el marcador era de empate a 79 y en ese momento el balón empezó a quemar en las manos de los de casa. Por contra, Toronto supo buscar a sus dos jugadores franquicia (DeRozan y Kyle Lowry) y estos, sin un enorme acierto pero si con eficacia, firamaron un parcial final de 8-0 que puso el definitivo 87-79 en el marcador.

Ahora la serie vuelve a Canadá, donde los Raptors gozarán del factor cancha a favor para poner el miércoles el 3-2 y disfrutar de dos oportunidades para certificar su pase a las semifinales del Este. Pero si Brooklyn consigue ganar de nuevo en el AIr Canada Centre, serán los de Kidd los que tengan pie y medio en la siguiente ronda.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes